Sin Kushner, ¿qué haría Videgaray?
blog
Sep 13, 2017 |
23:05
Archivado en:

Un grupo de abogados de Donald Trump le ha recomendado despedir a su yerno.

El gobierno de Trump envejeció súbitamente el pasado 9 de mayo, día en que el presidente decidió despedir al director del FBI, James Comey. Quitarlo no resultó ser la mejor solución porque al hacerlo Trump dejó una herida profunda. Para suturar la herida, el Departamento de Justicia tuvo que nombrar una fiscalía especial encargada de investigar el radio de acción de Trump en Rusia.

Tras el nombramiento de Robert Mueller como fiscal, Trump tuvo que hacerse rodear de abogados para que le delinearan una ruta crítica a seguir para salvar su futuro inmediato. Entre las recomendaciones de los letrados se encuentra una que podría perjudicar a México, en particular a Luis Videgaray: expulsar a Jared Kushner de la Casa Blanca.

El argumento de los asesores del presidente se sustenta en la red de contactos que ha tenido su yerno en Rusia, antes y después del 8 de noviembre pasado, día de las elecciones presidenciales.

De acuerdo al periódico The Wall Street Journal, el medio que reveló la noticia, el equipo de abogados le planteó a Trump la conveniencia de que Kushner renunciara a su cargo el pasado mes de junio. Inclusive, los abogados llegaron a elaborar una estrategia que consistía en redactar una declaración pública que planteara un escenario positivo de la renuncia.

Ayer, la página web del diario The Washington Post publicó que el caso que investiga el fiscal Mueller ha alarmado a inversionistas que anteriormente confiaban en Jared Kushner. En particular, el periódico señala a un exministro de Relaciones Exteriores de Qatar y a un fondo de seguros chino. Ambos fueron convencidos por el padre de Kushner, y por el propio yerno del presidente, para invertir en la remodelación de la torre ubicada en el 666 Fifth Avenue, propiedad del todavía asesor preferido del habitante de la Casa Blanca.

La revista Foreign Policy y el portal Politico han sido los medios preferidos de funcionarios del Departamento de Estado para filtrar el entorno que vive el nodo diplomático más estratégico del mundo. Más allá de sus críticas por la nula comunicación de Rex Tillerson más allá de su círculo cercano, los diplomáticos revelan que son tratados con cierto desdén por parte del inquilino de la Casa Blanca. Escenario insólito en un país cuya política exterior representa un pulmón.

La política exterior de Donald Trump no representa a la política que se teje en el Departamento de Estado. El propio Tillerson se distanció públicamente de su jefe en el caso Charlottesville, donde un miembro de una manifestación supremacista atropelló y mató a una joven antifascista. Tillerson comentó que los valores de Trump no representan a los del Departamento de Estado. Tiene razón.

La relación bilateral entre Estados Unidos y México no ha cuajado desde que llegó Trump, simplemente porque no se ha dado a través de las instituciones. Para Trump, la realpolitik no existe. Lo que le excita es el marketing personal.

Luis Videgaray se vinculó con Jared Kushner desde la campaña presidencial. Tras la victoria de Trump, el canciller mexicano fortaleció la comunicación con su yerno. Tanto, que la relación bilateral depende de Jared.

Sin Kushner, ¿qué haría Videgaray?

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de