¿Imagina poder cargar su computadora, celular o consola de videojuegos en la azotea de su casa, o bien, en un parque, sin preocuparse de si hay o no energía eléctrica?

Cada vez estamos más cerca de vivirlo. Y los celulares solares (o ecológicos) son la prueba. Quizá ya los ha visto: Tienen en el costado o entre las teclas, páneles especiales (similares a los de las calculadoras solares) que sirven para cargarlo y así, sustituir el uso de energía eléctrica. Muchos de estos modelos están fabricados con material reciclado, por lo que su color y textura resulta diferente a la vista.

Hasta ahora, Nokia y Samsung han sido los más entusiastas en el tema, lanzando varios modelos y accesorios de teléfonos solares, que pueden seguir re-cargándose con energía eléctrica si se prefiere.

Ya también hay electrónicos y electrodomésticos solares. Estéreos, licuadoras y hasta computadoras portátiles funcionan también de forma tradicional, pero incluyen paneles para combinar la energía solar con la eléctrica. La marca coreana Hyundai, parecen ser la campeona en estos productos, por lo menos hasta el momento.

¿Sólo funcionan en un día soleado?

Si ya está pensando en que estos aparatos sólo funcionarán en primavera o dentro de oficinas soleadas, está equivocado: la clave de su uso es cómo se cargan.

Por ello, hay fabricantes que apuestan a la creación de cargadores solares, para usarse en todo tipo de aparatos, sin importar la marca o modelo. Así, evitan que los usuarios sustituyan sus equipos favoritos por otros menos estéticos y costosos, pues el uso de paneles solares hace que en general (por lo menos hasta ahora) sean aparatos más grandes, pesados y poco atractivos a la vista.

Los más comunes son cajas, que parecen mochilas de tela (algunos modelos aún siguen siendo grandes y pesados), que incluyen varios paneles y que deben de colocarse en un lugar sumamente soleado o iluminado, por varias horas. Una vez que la mochila quede cargada de energía solar, se le pueden enchufar los electrónicos que se deseen.

Aproximadamente, según cargadores de la marca Hyundai, se necesitan siete horas de sol para dar una hora de batería en un celular.

Esto habla de que aún resulta difícil y poco práctico el imaginar que un aparato que demanda más energía, como una computadora, puedan alimentarse con un cargador de éstos, por lo que actualmente sólo se comercializan para momentos extremos: cuando se va la luz, después de un sismo, al salir de campamento al aire libre o por mero entretenimiento.

Inicia la rivalidad

Para el 2010, se espera que sean más fabricantes los que lancen aparatos solares, lo que hace suponer que las fallas de los primeros intentos serán superadas muy pronto.

La Computer Industry Almanac habla de que el boom de los aparatos solares podría ser hasta el 2012, pero sin duda, espera que éste empiecen a ser más populares.

Uno de los más interesados en presentar nuevas ideas es Sharp, firma japonesa de electrónicos, que fabricará baterías de ion litio y electrónicos equipados con paneles solares, gracias a una jugosa inversión de 135 millones de euros en una nueva planta (creada especialmente para la tecnología solar).

Se suman los esfuerzos de HP, Google y Sony, que también han manifestado su interés por apostarle a la tecnología solar.

Esto no significa que para antes de Navidad, todos hayamos tirado nuestros cargadores y aparatos tradicionales, para rendirle tributo al sol. Lo que sí sucederá, es que empezarán a ser artículos cada vez más comunes en tiendas y revistas.

¡A probar pues, las nuevas tendencias! ¿Se anima?

Genial

Me parece perfecto que comiencen a utilizar este tipo de energía, algo debemos de hacer para evitar el calentamiento global.

Este año será verde

Al parecer muchas nuevas tecnologías y marcas saldrán este año para crear cosas más amigables con el ambiente. Ya las iremos platicando.