El recortazo y las prioridades Peña Nieto
blog
Ene 30, 2015 |
21:47
Archivado en:
Común y Corriente
Rubén Martín
MÁS DEL AUTOR

El multipremiado secretario de Hacienda de México, Luis Videgaray, salió a anunciar el mayor recorte al gasto público mexicano en varias décadas para, según él, “proteger la estabilidad y así proteger la economía de las familias mexicanas”.

El multipremiado secretario de Hacienda de México, Luis Videgaray, salió a anunciar el mayor recorte al gasto público mexicano en varias décadas para, según él, “proteger la estabilidad y así proteger la economía de las familias mexicanas”.

Videgaray debe explicar cómo es que un drástico recorte del gasto federal de 124,300 millones de pesos va a proteger la economía familiar, cuando el tamaño del recorte claramente complicará la ya de por sí maltrecha economía de los hogares mexicanos. El recortazo del gasto anunciado por Videgaray, que representa 3.3% del total del presupuesto, afectará en gran medida a Petróleos Mexicanos con 62,000 millones de pesos, y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con 10,000 mdp menos en su presupuesto.

El resto, 52,000 millones, afectará al resto de la administración pública federal, pero al revisar los recortes en concreto se puede apreciar que se afecta la inversión en infraestructura, el sector educativo, programas sociales y apoyos al campo, mientras se mantienen los presupuestos para el pago del servicio de la deuda pública, el creciente presupuesto para las fuerzas de seguridad y el irracional costo del sistema electoral del país.

Por dependencias, los recortes más altos son en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que pierde 11,820 millones de pesos; Secretaría de Educación, con 7,800 millones; Agricultura, con 7,188 millones; Conagua, con 6,400 millones y la Sedesol, con 3,750 millones de pesos.

Pero a cambio de los recortes en educación, campo, agua y programas sociales, el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, dijo horas después del anuncio de Videgaray, que el presupuesto para seguridad no “afectará áreas de seguridad e inteligencia”. Otro área prácticamente intocada con el recorte es la propia oficina del presidente Enrique Peña Nieto, que tiene un presupuesto para este año de 2,296 millones de pesos, y apenas se anunció una disminución de 158 millones de pesos.

Llama la atención que el altísimo costo que tienen las elecciones en México no se verá afectado por la virtual crisis económica que el recorte al gasto está anunciando. Para este año el Instituto Nacional Electoral (INE) y los organismos locales gastarán 32,000 millones de pesos en este año, de los cuales los partidos políticos se llevarán 5,300 millones. ¿Por qué no se anuncia un recorte al elevado gasto electoral?

Otro rubro intocado por el recorte es el altísimo pago que por el servicio de la deuda pública hacemos los mexicanos: este año se tiene contemplados 322,000 millones de pesos para el pago de la deuda, casi tres tantos del recorte anunciado por Videgaray, y no hubo aviso de la intención de reducirlo.

De modo que el recorte al gasto federal muestra, por un lado las prioridades, que tiene el gobierno de Peña Nieto (seguridad, elecciones, sus oficinas, deuda pública) en lugar de preservar las asignaciones para educación, programa sociales y otras áreas que deberían ser prioritarias.

Muestra además que el premiado equipo que maneja la economía en México está resultando un fiasco, y que el modelo neoliberal está haciendo agua por todos lados: en lo social, lo político y también en lo económico.

Twitter: @rmartinmar

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de