La reforma fiscal
 de Peña Nieto
blog
Jul 11, 2012 |
0:04
Archivado en:

El virtual próximo Presidente del país no ha definido con nitidez los cambios fiscales que impulsará, aunque ha dicho que esta reforma es una de sus prioridades.

Enrique Peña Nieto ha definido la reforma fiscal como una de sus prioridades. Lo ha dicho en numerosas ocasiones y, con tal reiteración, podríamos asumir que está claro en qué consiste esa propuesta de reforma. No es así. El virtual próximo Presidente no ha definido con nitidez los cambios fiscales que impulsará. Sus declaraciones sobre el tema son grandes abstracciones. Ha dicho que impulsará una reforma hacendaria integral, donde se amplíe la base tributaria, se reduzcan al máximo las exenciones y los privilegios fiscales, se simplifique el sistema fiscal y se redefinan las atribuciones tributarias de los tres órdenes de gobierno.

Estas escuetas definiciones fueron suficientes para sortear con éxito la etapa de la competencia electoral. De aquí en adelante, no sirven. Enrique Peña Nieto y su equipo deben ser más específicos. ¿Qué quiere decir con reducir al máximo las exenciones y los privilegios fiscales? Los regímenes especiales le cuestan a las arcas públicas 500,000 millones de pesos al año. En ellos se encuentran autotransportistas, productores rurales y algunos grandes corporativos que emplean en su favor un esquema que, en teoría, no era para ellos. El fraseo llama la atención “reducir al máximo”, ¿cuánto es el máximo y cómo se determinaría?

Urge una definición precisa de lo que pasará con el IVA y el IETU. En la Caja fuerte anterior (“La política social que viene: Santiago Levy”), dábamos por buena la hipótesis de que Peña Nieto adoptará en buena parte las recomendaciones del exdirector del IMSS y esto incluye aumentar la recaudación a través del IVA, mediante la reducción drástica de los bienes que están beneficiados de la exención del pago del IVA. El virtual próximo Presidente no ha confirmado esto, aunque suscribe el resto de la propuesta de Levy.

El IETU es un impuesto cuya popularidad es inversamente proporcional a la distancia respecto de la Secretaría de Hacienda. El equipo hacendario lo elogia y defiende por su eficacia en el combate de la evasión. La mayoría de los contribuyentes lo detestan. Está claro que un impuesto no fue diseñado para ganar un concurso de popularidad, pero algo tenemos que hacer con el IETU. Del hombre que ocupará la silla presidencial se espera que se pronuncie con claridad sobre la permanencia de este gravamen.

¿Cuál es la relación entre la propuesta fiscal de Enrique Peña Nieto y la de Manlio Fabio Beltrones? La pregunta es todo menos ociosa. Por momentos, parece que son la misma cosa, pero no se ha dicho con claridad.

Beltrones lanzó su plan fiscal a principios del 2011 y lo congeló a mediados de ese año. Bajar gradualmente el ISR hasta 25%, eliminar el IETU y reducir el IVA a 13%, a través de incentivos para descontar tres puntos de este impuesto. La idea fue acogida con entusiasmo por algunos empresarios, pero generó una guerra de cifras. El propio Beltrones aseguraba que aumentaría la recaudación en 181,000 millones de pesos. El PAN presentó una cuenta muy diferente: habría una pérdida recaudatoria de 220,000 millones de pesos.

Quedan 122 días para que Los Pinos cambien de huésped. Parece mucho tiempo, pero es casi nada. Ayudaría mucho avanzar en este tiempo despejando incógnitas. La reforma fiscal es una de ellas. Es importante que Peña Nieto sea más concreto y defina qué hará y cómo lo hará.

lmgonzalez@eleconomista.com.mx

4 Comentarios
Comentarios
Anónimo
Agregado:
12 Jul 2012 |
12:09 PM

Me parece adecuada la reforma que propone en materia fiscal Manlio Fabio Beltrones, la cuestión es esperar a saber más sobre la propuesta de EPN

Anónimo
Agregado:
12 Jul 2012 |
12:08 PM

Ojalá sí sea uno de los primeros temas a tratar en el Congreso, urge que el gobierno cuente con mayores recursos para cumplir metas

Anónimo
Agregado:
11 Jul 2012 |
12:37 PM

Pues que se puede esperar de este Inepto copeton ?????? si los estados gobernados pro el RIP ,son los mas endeudados ...

Anónimo
Agregado:
17 Ago 2012 |
01:56 AM

Si EPN desea cumplir todo lo prometido obvio necesita una reforma fiscal urgente para obtener el dinero para crear los tantos programas y apoyos que tanto prometió y firmó. Pero ¿A costa de que?

1-Generalizar el IVA (incluye a los alimentos y medicinas) y porque no aumentarlo quizas en un rango entre 24% y 30%.

2-Podría obtener más fondos si quitará subsidios como el de la gasolina, si nos cuesta un pepino pagar los gasolinazo, sin subsidios ahí si va a haber un GASOINAZOTE estimo que el litro cueste entre 15$ y 25$ aprox.

3-Finalmente crear un impuesto unico en el que el IETU y el ISR se unan con otro nombre y eso si un porcentaje más bajo.

Si los más pobres y los ni tan ricos, ni tan pobres sobrevivimos me pregunto:
¿Realmente nos va ir mejor?

Periódico El Economista una empresa de