Turistas mexicanos dicen no a EU en Semana Santa
blog
Abr 21, 2017 |
1:02
Archivado en:

El turismo se basa en los sentimientos. La gente viaja a donde se siente bienvenida y respetada.

Por eso, ¿a quién le extraña que haya una caída del turismo mexicano a Estados Unidos? Este descenso se había notado en el primer trimestre del 2017, pero se manifestó con claridad en las vacaciones de Semana Santa y Pascua. Hay menos mexicanos visitando sus lugares “favoritos” en Estados Unidos: Los Ángeles, San Francisco, Nueva York, San Antonio, Miami...

Hay preocupación en el sector turismo estadounidense. La proyección es que el número de visitantes mexicanos caerá alrededor de 7%, lo que significará una caída en la derrama económica de 3,800 millones de dólares, en el 2017 y en el 2018.

Si sólo fueran los mexicanos... En el mundo musulmán se está desplomando el interés por visitar Estados Unidos. Hay temor por la forma en que pueden ser tratados por las autoridades migratorias, pero también hay miedo a los crímenes de odio. La caída en la demanda de boletos de avión es grande, tanto que Emirates Airlines ha anunciado la reducción de sus vuelos a Estados Unidos, de 126 a 101 por semana.

Los europeos han reducido más de 20% sus búsquedas de boletos y hoteles en los sitios de internet. Este descenso es un indicador de menor interés y eventualmente se traducirá en menor demanda efectiva.

Hay señales de un sentimiento antiestadounidense entre los turistas de casi todo el mundo, advirtió en marzo pasado el World Travel & Tourism Council. Los analistas del sector hablan de un efecto Trump. En esa línea se pronunció el CEO de la cadena Marriott, Arne Sorenson. La política migratoria del presidente Trump está dañando la reputación de Estados Unidos como un destino turístico amigable, dijo el máximo ejecutivo de Marriott, la mayor empresa hotelera del mundo, por el número de cuartos.

El turismo aporta alrededor de 2 billones de dólares a la economía de Estados Unidos y genera 16 millones de empleos directos. El año pasado, rompió su récord de visitantes internacionales, 78.6 millones. Para el 2017, se calcula una reducción mínima de 2.5%, equivalente a un descenso de casi 2 millones de turistas. Para encontrar un momento tan complicado como el que el sector turismo está viviendo ahora, habría que remontarse a los momentos posteriores a los ataques del 11 de septiembre, dice The Boston Globe.

¿Qué tan grande es el daño que está provocando Trump al turismo? Las estadísticas oficiales, a escala nacional, tardarán unas semanas en estar disponibles. Lo que hay ahora son, sobre todo, proyecciones. La ciudad de Los Ángeles calcula que tendrá 300,000 menos turistas extranjeros en el 2017, la mayoría de ellos provenientes de México. Nueva York estima una merma parecida en sus visitantes internacionales. Para frenar la caída, esta ciudad está poniendo en marcha una campaña de publicidad que tiene como lema 
“New York Welcomes the World”. Esa campaña tiene un presupuesto de 3 millones de dólares y México es uno de los tres objetivos principales.

Hablando de México, los expertos internacionales apuntan que nuestro país sería junto con Canadá uno de los mayores beneficiarios de la pérdida de interés de los viajeros por Estados Unidos. Por lo pronto, un grupo importante de mexicanos eligió destinos nacionales en Semana Santa y Pascua, en vez de viajar a Estados Unidos. Hay otras oportunidades en el aire, por ejemplo las convenciones que estaban programadas para celebrarse en Estados Unidos. ¿Se animan a traer una reunión del Tea Party?

lmgonzalez@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de