La nueva visión de la agricultura

CREDITO: 
José Renato Navarrete Pérez*

La agenda de la edición 2010 del Foro Económico Mundial, realizado en la ciudad de Davos, Suiza, tuvo como eje principal el diseño de estrategias mundiales que permitan en el mediano y largo plazo mejorar el estado actual de nuestro planeta a través de la atención de problemas tan críticos como el cambio climático, agricultura y seguridad alimentaria, administración sostenible de recursos naturales -particularmente agua-, política económica y monetaria, riesgos globales y errores sistemáticos, competitividad global, pobreza, responsabilidad social, entre otros.

En este sentido, los esfuerzos se centraron en el replanteamiento, rediseño y reconstrucción de los modelos de negocios mundiales, así como innovaciones financieras y tecnológicas.

En torno del tema de agricultura y seguridad alimentaria, el objetivo principal es el desarrollo de los sistemas agroalimentarios sostenibles. La situación actual, en la que una de cada seis personas en el mundo no tiene acceso a una alimentación adecuada, urge a un replanteamiento del rol de los diferentes integrantes de la red de valor agroalimentaria.

Aun cuando se pueden generar mejoras sustanciales a través de innovaciones tecnológicas, rediseño de políticas públicas y el mejoramiento en infraestructura y niveles de inversión, se requerirá un nivel excepcional de colaboración multidisciplinaria entre todos los actores de las cadenas productivas.

La “Nueva visión de la agricultura” contó con la participación de actores de alto nivel de las diferentes industrias, gobiernos, instituciones internacionales y sociedad civil, en la que se definieron las prioridades, recomendaciones y oportunidades de colaboración, en torno de los siguientes puntos críticos:

• Consolidar y nivelar la inversión pública y privada hacia el sector

• Promover las mejores prácticas agrícolas en pro de la conservación de la biodiversidad y los recursos naturales.

• Desarrollar los mercados agrícolas a través de la integración de los agentes participantes, desarrollo de infraestructura y políticas adaptadas a los retos actuales.

• Fomentar e impulsar el crecimiento económico a través de la agricultura, generando oportunidades para los productores más pequeños.

No es tarea fácil. El replanteamiento, rediseño y reconstrucción son actividades intrínsecamente difíciles de realizar, sobre todo en un ambiente en donde los valores, las normas y los incentivos están en constante cambio.

Sin embargo, el potencial impacto y consecuencias de rediseñar el sistema agroalimentario mundial son de por sí atractivas y necesarias. Manos a la obra.

*José Renato Navarrete Pérez es especialista de la Dirección de Análisis Económico y Sectorial. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

jrnavarrete@fira.gob.mx

La agenda de la edición 2010 del Foro Económico Mundial, tuvo como eje principal el diseño de estrategias mundiales que permitan en el mediano y largo plazo mejorar el estado actual de nuestro planeta a través de la atención de problemas tan críticos como el cambio climático.