Encuentro latinoamericano de la banca de desarrollo
Los temas tratados giraron en torno de los mecanismos para facilitar el acceso al financiamiento a los pequeños productores, impulsar la capitalización del sector rural a través del crédito de largo plazo, así como el desarrollo rural como motor para combatir la pobreza.
columnas
Mar 22, 2010 |
23:18
Agronegocios
FIRA (Darío Gaucín, Esteban Michel Ramírez, Francisco Javier Hernández Valtierra, Claudia Graciela Cervantes Rodríguez)
Fidelcomisos Instituidos en Relación con la Agricultura
MÁS DEL AUTOR
CREDITO: 
Miguel Gerardo Ochoa Neira*

En el marco del 55 aniversario de los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) y en coordinación con la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (ALIDE), los días 11 y 12 de marzo se llevó a cabo en la ciudad de Morelia, Michoacán, la Reunión Latinoamericana sobre Financiamiento Agrícola y Rural: “Nuevas Tendencias de la Banca Agropecuaria”, en donde se intercambiaron conocimientos y experiencias para mejorar las políticas de financiamiento y desarrollo rural para América Latina.

Los temas tratados giraron en torno de los mecanismos para facilitar el acceso al financiamiento a los pequeños productores, impulsar la capitalización del sector rural a través del crédito de largo plazo, así como el desarrollo rural como motor para combatir la pobreza.

Los elementos clave para el éxito de este reto serán la innovación, la sostenibilidad y la inclusión social.

Una experiencia exitosa en el caso de innovación fue la que expuso el representante del Banco del Nordeste de Brasil, con el Programa de Microcrédito Rural denominado AgroAMIGO, como uno de los mecanismos para la masificación del crédito, basado en el acompañamiento técnico y capacitación de los pequeños productores.

Los productos y servicios de la banca de desarrollo deben considerar el desarrollo agrícola y rural, con base en criterios de sostenibilidad en el uso de recursos, armonizando los factores:

1. Económicos.- Proyectos productivos técnica, económica y financieramente viables.

2. Ambientales.- Buscando la agregación de valor a los recursos naturales y su conservación.

3. Sociedad.- Financiando actividades económicas que tengan un impacto social positivo, con un enfoque de responsabilidad social.

Los servicios financieros y tecnológicos que ofrece la banca de desarrollo deben ser capaces de generar un impacto en el aumento de los ingresos de los productores y reducir la pobreza en el medio rural.

Debiendo planearse desde una perspectiva territorial y multisectorial, con un enfoque productivo, fortaleciendo la diversificación de la economía rural, bajo el uso sustentable de recursos y la apropiación del valor generado.

*Miguel Gerardo Ochoa Neira es subdirector de la Dirección de Consultoría en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

mgochoa@fira.gob.mx

Los temas tratados giraron en torno de los mecanismos para facilitar el acceso al financiamiento a los pequeños productores, impulsar la capitalización del sector rural a través del crédito de largo plazo, así como el desarrollo rural como motor para combatir la pobreza.

Recibe contenidos de El Economista directamente en tu correo electrónico. Suscríbete a nuestro boletín aquí.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de