Disponibilidad y precios del frijol
columnas
May 4, 2012 |
0:11
CREDITO: 
Darío Gaucín

El 2011 fue un año crítico para el cultivo del frijol, debido a la fuerte sequía que afectó a las principales entidades productoras en el ciclo primavera-verano (p-v): Zacatecas, Chihuahua y Durango, y a las heladas que dañaron la producción en Sinaloa, productor líder en el ciclo otoño-invierno (o-i).

De acuerdo con información preliminar de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), el año pasado la superficie cosechada de frijol en México se redujo 45.3%, se siniestró 40.2% del área sembrada, los rendimientos medios disminuyeron 10.7 y la producción cayó 50.9% con relación al 2010.

El impacto negativo de los fenómenos climáticos en el 2011 fue considerable en los principales estados productores: la cosecha de frijol se redujo a tasa anual de 58.9% en Zacatecas; 72.3% en Chihuahua; 81.9% en Durango, y 80.6% en Sinaloa.

Con la finalidad de complementar la oferta nacional, durante el 2011 se importaron 135,900 toneladas de frijol (88.2% negro y 93.6% de Estados Unidos), 15.8% más que en el año previo.

Como consecuencia de la menor oferta del grano en el mercado nacional, a partir de julio del 2011 las cotizaciones de las variedades de frijol de mayor producción y consumo en México iniciaron una marcada tendencia a la alza. Los precios de frijol negro, pinto y azufrado en centrales de abasto del país reportaron niveles récord durante abril del 2012, con incrementos anuales de 35.5, 100.5 y 50.5%, respectivamente.

Para el año agrícola 2012, la Sagarpa estima que la producción ascienda a 957,000 toneladas de frijol, volumen que significa una recuperación anual de 68.6%, aunque 13.2% inferior al promedio del periodo 2008-2010.

Al cierre del ciclo o-i que está por concluir, se prevé una producción de 307,000 toneladas, 54.5% mayor que en el ciclo homólogo anterior. Así, la cosecha regresaría a niveles normales debido a la ausencia de heladas y buenas cosechas en Sinaloa. En tanto, para el ciclo p-v se espera una producción de 650,000 toneladas, 75% mayor que en el mismo ciclo del 2011.

Por el lado de la oferta, el panorama parece mejorar para el sector frijolero; sin embargo, serán determinantes las condiciones de humedad que prevalezcan en el cultivo de temporal.

A su vez, mayor disponibilidad del grano podría frenar las alzas en sus precios, aunque es posible que éstos se mantengan en niveles altos.

*Darío Gaucín es especialista en la Subdirección de Investigación Económica de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. sgaucin@fira.gob.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de