Garbanzo: precios a la baja, 
pero tractivos
Agronegocios
FIRA (Darío Gaucín, Esteban Michel Ramírez, Francisco Javier Hernández Valtierra, Claudia Graciela Cervantes Rodríguez)
Fidelcomisos Instituidos en Relación con la Agricultura
MÁS DEL AUTOR
CREDITO: 
José Ramón Ojeda Ledesma*

En México, la producción de garbanzo se concentra en Sonora y Sinaloa, principalmente. De acuerdo con información disponible a través del Servicio de Información Agroalimentaria de Consulta (Siacon), durante el 2010 la producción en dichos estados fue en conjunto de 93,364 toneladas, lo que representó 70.9% del total nacional.

La producción nacional de esta leguminosa presentó una reducción de 5.1% durante el periodo 2006-2010.

Asimismo, la presencia de los fenómenos climatológicos ocurridos durante el 2011 (sequías y heladas) afectó directamente la producción.

Bajo estas circunstancias, el precio se incrementó significativamente desde el primer trimestre del año pasado, cuando llegó a cotizarse hasta en 21,775 pesos por tonelada en las centrales de abasto del país. Para el mismo mes del presente año, el precio promedio fue 25,910 pesos por tonelada; es decir, un incremento de 13% a tasa anual.

De acuerdo con los parámetros técnico-económicos, la producción de garbanzo para la región centro-norte del estado de Sinaloa, bajo condiciones de riego por gravedad, semilla mejorada y con aplicación de fertilizantes, obtiene un rendimiento de 2.0 toneladas por hectárea.

El costo de producción promedio se ubica en 15,204 pesos por hectárea y el precio pagado al productor es 12,500 pesos por tonelada. De esta forma, se obtiene una rentabilidad de 9,796 pesos por hectárea y una relación beneficio-costo de 1.64 a pie de parcela. Por todo lo anterior, se puede concluir que es una alternativa atractiva para los productores. Además, es un cultivo que demanda una menor cantidad de humedad a diferencia de otros como el maíz, lo que significa un importante ahorro de agua.

Ante esta realidad, la información disponible en la Secretaría de Desarrollo Rural del Estado de Sinaloa para el 2012 indica que la superficie sembrada de garbanzo se incrementó en 15,000 hectáreas respecto del ciclo otoño-invierno 2010-2011. Por ello, se estima una superficie total a cosechar de 50,000 hectáreas en la entidad.

De esta forma, se podría anticipar un escenario de mayor disponibilidad del producto, por lo que los precios del garbanzo disminuirían, situación que ya se empieza a reflejar en las cotizaciones de la primera semana de mayo. No obstante, es posible que los mismos permanezcan en niveles superiores a los registrados antes del 2011, en tanto no se constituyan inventarios excedentes.

*José Ramón Ojeda Ledesma es especialista de la Subdirección de Evaluación de Programas de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. jrojeda@fira.gob.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de