Nuevo ciclo para el precio del jitomate
CREDITO: 
Angélica Fermoso Gómez

Los productos primarios siguen una tendencia de producción cíclica que responde a las etapas físicas del cultivo.

Las regiones productoras aportan su producción en diferentes momentos dependiendo de las condiciones climatológicas y las condiciones del mercado.

El nivel de precios del tomate en México sigue un comportamiento estacional mensual determinado por las condiciones productivas de los principales estados y por el ciclo en el que aportan su mayor producción.

La producción de tomate rojo muestra tres episodios significativos a lo largo del año: una cresta en febrero, una fuerte caída en julio y un repunte de octubre a diciembre.

Considerando la estacionalidad de los ciclos de producción primavera-verano (PV) y otoño-invierno (OI), en el primer periodo del año la producción OI es la que surte el mercado y para la segunda etapa es la producción de PV la que determina las condiciones de oferta.

En suma, entre junio y julio se puede identificar una brecha de baja producción, ya que termina el ciclo otoño-invierno e inicia la cosecha del ciclo PV. En cuanto al nivel de precios, la estacionalidad muestra un periodo de menores precios entre mayo y agosto en comparación con septiembre y abril.

Las nuevas condiciones de comercio acordadas con el gobierno de Estados Unidos cambiarían las decisiones de producción para el presente 2013, en razón de las expectativas de precios de los productores.

Sin embargo, el factor del clima en las principales zonas productoras ha modificado el escenario de producción nacional.

Durante la primera semana de mayo, el precio promedio nacional de jitomate comercializado en centrales de abasto que reporta el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados es de 9 pesos por kilo, 12% mayor respecto de mayo del 2012. Este incremento responde a una menor oferta, resultado de un incremento de 18% en la superficie siniestrada nacional reportada en marzo del 2013 con respecto al mismo mes del 2012 y a una superficie sembrada 17% menor.

Por su parte, las importaciones provenientes de México que reporta la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos se redujeron 10% anual en el primer trimestre del 2013.

La perspectiva para el nuevo ciclo es de menor oferta, toda vez que el avance a marzo registra una caída anual de 29% en la superficie sembrada, debido principalmente a una menor participación de Baja California Sur y Guanajuato.

No obstante, es de esperarse una reducción en el precio nacional del jitomate, resultado de factores estacionales ante la próxima cosecha de PV a que inicia a partir de junio.


*Angélica Fermoso Gómez es especialista de la Subdirección de Diseño de Programas en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

afermoso@fira.gob.mx

3316 lecturas
0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de