Liderazgo de México en la producción mundial de atún (I)
Agronegocios
FIRA (Darío Gaucín, Esteban Michel Ramírez, Francisco Javier Hernández Valtierra, Claudia Graciela Cervantes Rodríguez)
Fidelcomisos Instituidos en Relación con la Agricultura
MÁS DEL AUTOR
CREDITO: 
Martín Téllez Castañeda

La producción mundial promedio anual de atún durante el periodo 2003 al 2012 fue de 5.1 millones de toneladas, sobresale el año 2012 al conseguir una producción de 5.6 millones de toneladas. En México, las especies de atún denominadas túnidos son atún aleta amarilla (Thunnus albacares), atún aleta azul (Thunnus thynnus), barrilete (Katsuwonus pelamis) y bonito del Atlántico (Sarda sarda), dichas especies se capturan principalmente en el Océano Pacífico oriental, siendo la más abundante el atún aleta amarilla

En el caso de México, la producción promedio anual de atún durante el periodo 2000-2016 fue de 144,000 toneladas, con una tasa media de crecimiento anual (TMCA) de 0.88 por ciento.

La tendencia de la producción nacional es ligeramente a la alza, en promedio, aunque con altibajos debido a las limitantes biológicas propias de la naturaleza de la producción, la producción de atún no se ha visto afectada por los embargos comerciales de los Estados Unidos, al contrario atiende la creciente demanda de atún en el mercado interno.

Primer embargo atunero: cuando México decide detener a las embarcaciones extranjeras que pescaban en la Zona Económica Exclusiva, la reacción de Estados Unidos fue imponer el 14 de julio de 1980 un embargo atunero, el cual prohibió importar atún de México.

La industria atunera mexicana comenzó a desarrollar el mercado interno y diversificó sus exportaciones a los mercados europeos. El 13 de agosto de 1986 Estados Unidos levantó el primer embargo.

Segundo embargo atunero: el crecimiento y desarrollo del mercado interno y de la industria atunera mexicana afectó los intereses de las empresas atuneras de Estados Unidos. La compañía StarKist y el grupo ecologista Earth Island Institute anunciaron la ecoetiqueta dolphin safe, como una estrategia de mercado.

El 28 de agosto de 1990, un juez de San Francisco ordenó un nuevo embargo a las importaciones de atún de México por afectaciones a los delfines.

La flota mexicana mejoró sus prácticas pesqueras, disminuyendo la captura incidental, implementando dispositivos en las redes de captura, como el paño medina que facilita la liberación de delfines, también incorporó un programa de vigentes a bordo para certificar la mínima afectación a delfines logrando un cero estadístico en la muerte incidental de delfines.

El embargo se eliminó en el 2000; no obstante, las ventas de atún enlatado de México están limitadas, ya que los consumidores demandan la etiqueta dolphin safe en sus compras.

A México pese a cumplir con todas las normas internacionales y de pesca sustentable, no le está permitido el uso de esa marca.

El 9 de marzo del 2009, México solicitó el establecimiento de un panel en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que analizara la disputa comercial y el 14 de abril del 2015, la OMC publicó el informe definitivo del Grupo Especial que revisa las modificaciones al etiquetado dolphin safe de Estados Unidos, en el que reitera el carácter discriminatorio e injusto de la medida aplicada en contra de México.

En la segunda parte de esta nota comentaré sobre las oportunidades de negocio en la industria del atún en México.

*Martín Téllez Castañeda es especialista de la Subdirección de Pesca, Forestal y Medio Ambiente en FIRA. “La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA”.

mtellez@fira.gob.mx

Recibe contenidos de El Economista directamente en tu correo electrónico. Suscríbete a nuestro boletín aquí.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de