El mercado de lácteos (I)
columnas
May 15, 2017 |
19:33
CREDITO: 
Darío Gaucín

El mercado mundial de la leche y los productos lácteos continúa en crecimiento. Este sector agroindustrial se caracteriza por un alto grado de innovación en sus productos, de acuerdo con los hábitos alimenticios y exigencias para la salud y el bienestar de los consumidores

De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés), la producción y el consumo mundial de leche fluida crecieron a una tasa promedio anual de 1.9% entre el 2006 y el 2016, al ubicarse en un máximo histórico de 597 millones de toneladas.

La Unión Europea es la principal región productora de leche de vaca, aporta 30.7% de la producción mundial.

Le siguen en importancia Estados Unidos (19.5%) e India (13.7 por ciento). Los principales productores son también los más importantes consumidores de leche: India (25.8%), Unión Europea (26.1%) y Estados Unidos (16.1 por ciento).

La producción de los tres principales derivados lácteos también se mantiene en ascenso; en el 2016 se ubicó en 39 millones de toneladas: quesos (50% del volumen), mantequilla (26%) y leche en polvo (24 por ciento).

El consumo de lácteos es mayor en los países desarrollados, aunque el consumo per cápita en los países en desarrollo está creciendo a un ritmo mayor, impulsado principalmente por los crecientes ingresos de la población.

Además de los tres principales productores de leche, Nueva Zelanda destaca como productor de derivados lácteos.

Este país industrializa prácticamente toda su producción de leche y, con un consumo interno muy bajo, destina casi el total de su producción de derivados a la exportación.

Así, al igual que la Unión Europea, participa con una tercera parte de las exportaciones mundiales de lácteos. Nueva Zelanda posee condiciones ambientales muy favorables para el desarrollo de la lechería basada en pastoreo, con costos de producción muy bajos.

La mitad de las importaciones mundiales de lácteos se concentra en tres países: China (24%), Rusia (16%) y México (10 por ciento).

Con respecto a su producción, la leche en polvo es el producto más comercializado en el mercado internacional.

Las tendencias recientes en el mercado internacional de lácteos han determinado el comportamiento de los precios de los principales productos.

Éstos registraron niveles máximos históricos durante el primer trimestre del 2014. A partir de entonces y hasta mediados del 2016, registraron una fuerte disminución, debido a factores clave como la reducción de las compras de China y la prohibición de Rusia a las importaciones, así como debido al aumento de la producción en las principales regiones exportadoras.

Lo anterior, como resultado de los buenos márgenes de ganancia obtenidos en años anteriores a causa de menores precios de los granos forrajeros, así como debido a la eliminación de las cuotas de producción en la Unión Europea.

Desde hace un año, los precios de los lácteos mantienen tendencia al alza, impulsados principalmente por el crecimiento del consumo.

Mañana abordaré en este mismo espacio algunos aspectos sobre el mercado de la leche y los productos lácteos en México.

*Darío Gaucín es subdirector de Análisis del Sector en FIRA. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

sgaucin@fira.gob.mx

Recibe contenidos de El Economista directamente en tu correo electrónico. Suscríbete a nuestro boletín aquí.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de