Oportunidad en agricultura de precisión (I)
CREDITO: 
Marco Antonio Cabello Villarreal

La tecnificación agrícola en la segunda mitad de esta década ha puesto al alcance de los productores mexicanos nuevas herramientas que permiten incrementar la producción, al mismo tiempo que reducen el costo e incrementan la calidad en los productos del campo.

La agricultura de precisión, también conocida como agricultura por prescripción, es un sistema integral de producción basado en información específica en el que se aplican tecnologías orientadas a la aplicación variable de insumos al interior de predios con lo que se aumenta la eficiencia, productividad y rentabilidad, al mismo tiempo que se minimizan los impactos no deseados sobre la vida silvestre y el medio ambiente.

El concepto de agricultura de precisión surge a finales de los años 80 cuando se unen las metodologías de mapeo de fertilidad y propiedades estructurales de suelos con la innovación en equipos de georreferenciación que permitieron la aplicación variable de fertilizantes.

El GPS y los robots guiados por tecnologías de navegación por estimaciones trigonométricas juegan un papel fundamental para generar las Tasas de Fertilización Variables sobre los mapas de fertilidad georreferenciados, que posteriormente se complementaron con tecnologías de monitoreo a distancia de cultivos.

Para 1993, el GPS alcanzó nivel de operación y se desarrollaron múltiples sistemas de monitoreo de cultivos de granos principalmente, a un nivel que permitió el mapeo de las variaciones entre superficies menores a un metro de precisión.

A medida que se mejoraron los sistemas de monitoreo fue más evidente la necesidad de desarrollar modelos de conexión de información en lugar de los tradicionales y costosos esquemas de muestreo por cuadrantes.

Los nuevos sistemas de medición o inferencia sobre parámetros de suelo y cultivo ofrecen una perspectiva precisa, completa y con mayor frecuencia, que además permiten combinar plataformas tanto remotas como de alta proximidad, como son los satélites y las vistas aéreas.

A finales de la década de los 90 los éxitos observados en los granos llamaron la atención de otras actividades agrícolas, particularmente los cultivos de mayor valor agregado, como hortalizas que adoptaron rápidamente las tecnologías de agricultura de precisión, abriendo así la adopción de estos principios para cada vez más cultivos.

Adicionalmente, a medida que los temas ambientales y de trazabilidad se combinaron con los avances en la tecnología del Sistema Mundial de Navegación por Satélite, que desde 1999 han abierto la puerta a la orientación de maquinaria, la auto-dirección y la agricultura de tráfico controlado con lo que la agricultura de precisión se ha vuelto más confiable.

Para el año 2014, 65% de los productores europeos utilizaron alguno de los instrumentos de agricultura de precisión y se hizo obligatorio el uso de sistemas de registro de actividades de campo para la obtención de apoyos de la Comunidad Económica Europea.

En la próxima nota se analizará el contexto las prácticas de las herramientas de agricultura de precisión en México.

*Marco Antonio Cabello Villarreal es especialista en la subdirección de Programas y Proyectos de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

mcabello@fira.gob.mx

Recibe contenidos de El Economista directamente en tu correo electrónico. Suscríbete a nuestro boletín aquí.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de