Oportunidad en agricultura de precisión (II)
CREDITO: 
Marco Antonio Cabello Villarreal

En México se ha requerido de un período de más de 25 años para que la combinación de conocimientos de la ciencia agronómica con ciencias como las tecnologías de información, aeronáutica, mecánica y telecomunicaciones, permitiera la aparición en el mercado nacional de productos y servicios específicos de agricultura de precisión. Recordemos que para que las innovaciones exitosas se difundan rápidamente se requiere que los productos maduren hacia bajos niveles de riesgo para los usuarios

hoy en día en diversas regiones agrícolas de los estados de Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Jalisco, así como en el Bajío del país, tienen acceso a herramientas de agricultura de precisión destacando los siguientes aspectos:

  • Instrumentos aéreos de medición de suelos.
  • Tractores autónomos que maximizan el número de surcos por hectárea.
  • Implementos programables por posicionamiento global y rayo láser que optimizan el plan de fertilización y de aplicación de agroquímicos.
  • Servicios de imágenes satelitales que permiten el monitoreo de cultivos.
  • Vehículos aéreos no tripulados (drones) que obtienen datos detallados a nivel de centímetros en grandes extensiones como lecturas térmicas, imágenes en tercera dimensión y espectros infrarrojos sobre cultivos y animales que permiten identificar deficiencias de nutrientes, presencia de plagas, brotes de enfermedades, diferencias de humedad en suelo, entre otra información de campo.
  • Sistemas de riego automatizado y programable que permiten el riego a la demanda en huertos.
  • Modelos de predicción y alertas sobre dinámica de poblaciones de plagas y malezas que hacen más eficiente y reducen el uso de agroquímicos y facilitan la práctica de agricultura orgánica.
  • Cuadernos de campo sistematizados que permiten crear bases de datos del manejo agronómico y crear bases de información del desarrollo de suelo.
  • Sensores de producto cosechado que permiten correlacionar el resultado con el manejo de cada punto de la parcela.

Con estos instrumentos los ahorros en mano de obra, combustibles, fertilizantes y agroquímicos son significativos, destacando el ahorro de hasta 75% en costos de fertilización, que es el principal concepto de gasto en la producción de granos, 66% de incremento en la capacidad de atención de la mano de obra técnica y de campo y hasta 20% de incremento en el número de surcos mediante el uso de tractores autónomos guiados por GPS.

Si bien la agricultura de precisión ofrece instrumentos específicos para atacar problemas específicos, es de esperar que en los próximos años veamos un uso importante de bitácoras electrónicas, tractores autónomos, uso de imágenes satelitales e implementos para la aplicación de insumos a tasa variable además de que su uso no sólo genera importantes ahorros, sino por su alto impacto en el incremento de utilidades.

Resulta complejo prospectar el crecimiento que tendrá en nuestro país la agricultura de precisión, pero no hay duda que el surgimiento de empresas que ofrecen soluciones integrales a precios accesibles, significa una oportunidad para incrementar los ingresos en actividades como granos, frutas y hortalizas.

*Marco Antonio Cabello Villarreal es especialista en la subdirección de Programas y Proyectos de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

mcabello@fira.gob.mx

Recibe contenidos de El Economista directamente en tu correo electrónico. Suscríbete a nuestro boletín aquí.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de