Las TIC en 
la educación
Inteligencia Competitiva
Ernesto Piedras
Economista, ITAM y London School of Economics
MÁS DEL AUTOR
CREDITO: 
Ernesto Piedras

El objetivo principal de incorporar la tecnología en la enseñanza debe ser que los estudiantes logren incrementar la capacidad de análisis.

Según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares, que realiza cada año el INEGI, 60% de los mexicanos de entre seis y 18 años utiliza la computadora y 40% accede regularmente a Internet, mostrando la disparidad entre los usuarios que tienen acceso a dispositivos electrónicos. Por su parte, de los mexicanos que asisten actualmente a la escuela, es decir, los estudiantes, 56% utiliza Internet y 69% utiliza o ha utilizado una computadora en el último año.

En ese sentido, el uso de las TIC en la educación puede ser aprovechado para mejorar la calidad educativa tanto en el ámbito rural como urbano del país. Además, hay que recordar que la calidad en la educación es un factor determinante en el desempeño estudiantil, hasta el punto que puede lograr aminorar la brecha entre distintos niveles socioeconómicos.

La implementación de las TIC en el ámbito educativo tiene la capacidad de realizar los cambios necesarios en la enseñanza y así lograr que ésta se encuentre acorde a las demandas de la sociedad del conocimiento. Como indican diversos estudios en materia educativa, las TIC no solamente funcionan como un insumo, sino como un elemento de innovación que incentiva el cambio en los sistemas escolares.

La importancia del manejo de las TIC en el contexto actual es crucial en el desempeño económico del país. Si aumenta el acceso a las tecnologías, se espera que aumente la productividad, las horas trabajadas se vuelvan más eficientes, aumentan los salarios y con esto se fomenta el crecimiento económico y la innovación. A través de la implementación de las TIC en la educación, se vuelve posible aumentar el capital humano dentro del país, asegurando que la mano de obra sea cada vez más calificada y competitiva.

Cada vez con mayor frecuencia, se hace uso de las tecnologías dentro del sector educativo, aunque su adopción sigue en una etapa temprana. Por ejemplo, se utiliza para facilitar al profesor o a los docentes en trámites administrativos; o con mayor frecuencia se suben los planes o el calendario escolar a la plataforma que utilice la escuela, lo cual contribuye a que los padres de familia estén más informados sobre la educación que sus hijos están recibiendo.

Sin duda existe un elevado potencial de aprovechar la tecnología para la enseñanza y el aprendizaje. Incorporar la tecnología en el ámbito educativo es mucho más que tener una clase donde se impartan los conocimientos básicos de informática y algunos programas de manera independiente. Una integración óptima de las TIC en el ámbito educativo sugiere que éstas pueden ser aprovechada como método de investigación para lograr profundizar en el aprendizaje. Además, la incorporación de las TIC en el sector educativo debería de ser capaz de fomentar la participación en grupos, volver a los estudiantes más activos y promover una educación que poco a poco logre disminuir la pasividad en la enseñanza y aumente la interacción alumno-profesor-temarios.

El objetivo principal de incorporar la tecnología en la enseñanza debe ser que los estudiantes logren incrementar la capacidad de análisis y resolución de problemas, mejorando, de esta manera, la calidad educativa de los países. Autores como Sugata Mitra sugieren que el uso de las TIC en la educación convierte a la educación primaria en una educación basada en preguntas, diferente de una dinámica en la que el profesor da respuestas sin profundizar en la razón de algún conocimiento en particular.

Al incorporar la tecnología en las aulas, se puede lograr que los estudiantes se motiven por lo que están aprendiendo y que sean capaces de aplicar los conocimientos de manera práctica. A su vez, los profesores pueden actualizar sus métodos de enseñanza mediante la interacción con profesores de otras escuelas y de otros países, al tiempo que los padres de familia se involucran más en la educación de sus hijos.

No cabe duda de que existe una creciente necesidad de incorporar el uso de las TIC a las políticas educativas. Si, hace 20 años, tener una computadora dentro del aula era un signo distintivo de prestigio, hoy en día el uso de las TIC dentro de la enseñanza es esencial para que los estudiantes reciban una educación que pueda ayudar a prepararlos para los retos del futuro. Evidentemente, la incorporación de las TIC en la educación debe de ir acompañada de nuevos planes de estudio, nueva organización, nuevas formas de evaluar a los estudiantes y nuevos procedimientos administrativos, entre otros. Sin embargo, es necesario que exista un compromiso por parte de todos los actores involucrados en la educación para que la tecnología pueda ser incorporada con éxito y así lograr una enseñanza más eficiente para todos los mexicanos.

epiedras@the-ciu.net

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de