Reforma estilo Peña Nieto
Presidencialista, más que parlamentarista. Antirreeleccionista.
CREDITO: 
Alberto Aguirre M.

Presidencialista, más que parlamentarista. Antirreeleccionista. Enemigo de la revocación de mandato y de las acciones ciudadanas como el plebiscito, el referéndum y la iniciativa popular, el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, ha iniciado la ruta de descenso de su sexenio y propone, entre sus legados, una reforma a las reglas que rigen al sistema político mexiquense que sólo puede describirse con una palabra: retrógrada.

Dentro de 50 días, Peña Nieto rendirá su Quinto Informe de Gobierno. Muchos calculan que será su última presentación ante el Congreso del Estado de México, en el entendido que a finales de este año confirmará públicamente sus aspiraciones por la candidatura presidencial del PRI.

A la mitad de septiembre también dará inicio el último periodo ordinario de sesiones de ésta, la LVII Legislatura mexiquense. En ese marco, los 75 diputados debatirán la reforma de Peña Nieto, cuya aprobación desde ahora se da por descontada, gracias a la mayoría absoluta que tiene el PRI y al irrompible control que ejerce el coordinador, Ernesto Nemer Álvarez, ejercer sobre el rebaño tricolor.

Peña Nieto quiere trascender en la historia mexiquense como el mejor Gobernador que ha tenido la entidad mexiquense en la etapa contemporánea. Con ese ánimo, envió al Congreso un paquete de 26 iniciativas que en su conjunto materializarían su tesis de un “Estado eficaz”.

En el paquete, destaca la nueva fórmula de asegurar la mayoría absoluta del Congreso a la primera minoría que resulte de las elecciones. Así pues, el partido con el mayor número de votos obtendría automáticamente 51% de los escaños en una nueva versión de la “cláusula de gobernabilidad”, abrogada por la mayoría de los entes legislativos hace tres lustros.

Tan impactante como la anterior, es la propuesta de ampliar el mandato de los presidentes municipales a cuatro años, en sintonía con lo que ya ocurre en otras entidades del país.

Peña Nieto bautizó a su paquete de reformas como la “agenda legislativa del Bicentenario” y expresó una perturbadora insistencia para darle paso a “mayorías legislativas”… eso sí, siempre y cuando faciliten al Ejecutivo la aprobación de sus proyectos.

Peña Nieto propone con conocimiento de causa. Él mismo fue líder del Congreso mexiquense, en épocas de Arturo Montiel Rojas. En aquellos tiempos que ahora intenta revivir, la moneda de curso era la imposición, no la negociación ni el diálogo.

“Estas reformas en su conjunto aspiran a sentar las bases de un Estado más eficaz para la democracia. Estamos convencidos que con un marco institucional adecuado, todo gobierno puede cumplir su responsabilidad, más allá de personas, partidos o proyectos coyunturales”. dijo Peña Nieto. Ni él mismo se lo creyó.

EFECTOS SECUNDARIOS

CORRECTOS. Antes de terminar de alistar su maleta, Ricardo Rojo, vocero de ProMéxico, nos hace ver que las dos jovencitas que fueron despedidas, luego de subir unas fotografías al Facebook de la gira de la secretaria Gloria Guevara por el noreste de Estados Unidos, trabajaban en el Consejo de Promoción Turística y no en la empresa que dirigía Bruno Ferrari.

Aprovechamos para confirmar que Rojo dejará la coordinador de Comunicación e Imagen de ProMéxico para acompañar a Ferrari, como vocero de Economía. Otro que estrenará cargo es Enrique de la Madrid Cordero, exdirector de Financiera Rural, quien fue nombrado Director Ejecutivo de relaciones institucionales de HSBC México. Enhorabuena.

HUMOR NEGRO. ¡Ah que poca… memoria!, la del jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, quien en sus nerviosas réplicas a las iniciativas políticas de Andrés Manuel López Obrador rumbo al 2012, advierte que la izquierda puede perder todo en el 2012, si se apuesta por la “estrategia de la división” y pone como ejemplo el caso Zacatecas. ¿Y a poco él hizo mucho por evitar que el senador Ricardo Monreal golpeara una y otra y otra vez a la gobernadora Amalia García? ¿Ya se le olvidaron las resistencias monrealistas para sumarse al PRD? Y, sobre todo, ¿a poco él estaría dispuesto a declinar en favor de abanderado del PT?, porque eso fue lo que le pidió a Antonio Mejía Haro hace apenas dos meses.

AMPLIFICADOR. Al margen de cualquier polémica, el gobernador electo de Durango, Jorge Herrera Caldera, anda muy activo. Nos reportan que se reunió con directivos de la firma española Siliken, líder en el sector de energías renovables, a quienes prometió respaldo para su proyecto de generador de energía no contamínate –llamado “Durango Solar”– y que traería la inversión de 20 millones de dólares a la entidad norteña, con la instalación de una planta de generación de energía solar de 100 Megavatios por año, la cual además generaría 300 empleos directos de alta especialización. Antes, el Mandatario electo ya se había reunido con el alto mando de la compañía Daws, de capital sudcoreano, que afincará en aquella entidad una nueva fábrica de arneses para autos.

Presidencialista, más que parlamentarista. Antirreeleccionista.

1 Comentarios
Comentarios
Anónimo
Agregado:
30 Jul 2010 |
12:02 PM

Bravo, por allí es el rumbo

Periódico El Economista es una empresa de