El papel de Brasil en América Latina
CREDITO: 
Rubén Aguilar Valenzuela

Sao Paulo, Bra. La semana pasada fui invitado por la Fundación Fernando Henrique Cardoso (FHC), para comentar es estudio “El papel de Brasil en la gobernanza regional”, coordinado por Bernardo Sorj y Sergio Fausto. En la mesa estuvieron también el Presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez (2005-2010), y el embajador Celso Lafer, que fue Ministro de Relaciones Exteriores en la Presidencia de Cardoso.

El Presidente Cardoso (1995-2003), a sus 81 años siempre brillante, introdujo el trabajo de la mesa e hizo las conclusiones.

El estudio es crítico y desmitificador del papel de Brasil como líder en la región de América del Sur. En él se establece que la apuesta inicial brasileña funcionó bien los últimos 10 o 12 años, pero que este modelo llegó a su límite y ya no resulta eficaz.

De la lectura del documento se deriva que el espacio donde los brasileños han hecho valer su liderazgo no es el de América Latina, sino que éste se reduce sólo al ámbito de América del Sur, donde la extensión de Brasil ocupa casi la mitad de ese territorio y tiene frontera con 10 de los 12 países que la integran.

El estudio, que en días se podrás consultar por Internet en español, sostiene que la actual crisis del liderazgo brasileño se explica por siete razones: 1) un modelo de desarrollo centrado en el mercado interno y muy proteccionista; 2) el limitado volumen comercial del Mercosur; 3) la ineficacia mostrada por la Unasur; 4) la decisión de Chile, Perú y Colombia de incorporarse al mecanismo del TPP; 5) la “fragmentación” ideológica de los países de la región; 6) la competencia China a las manufacturas de Brasil dirigidas al mercado regional, 7) la ambivalente política exterior de los últimos años.

De acuerdo con el estudio, el modelo de desarrollo económico que sostiene Brasil hace cada vez más evidente la imposibilidad de actuar como un verdadero coordinador de un proyecto de integración económica regional y es muy claro al indicar los límites que tiene para el país el espacio económico del Mercosur, donde ya no puede seguir creciendo. Ahora, todos los integrantes del mecanismo son deficitarios del Brasil.

El estudio asegura que la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana y el proyecto de integración eléctrica, que se veían como instancias estratégicas claves para “empujar” la integración regional, no funcionan y, en todo caso, habría que relanzarlos.

Los autores dejan claro que Brasil -por su dimensión geográfica, la población y el peso de la economía- seguirá jugando un papel fundamental en la región de América del Sur. Pero plantean también que el actual modelo de liderazgo llegó a su límite y que para activar ese papel se hace necesario replantear el modelo de desarrollo y los mecanismos de la relación con los países de América del Sur.

Twitter: @RubenAguilar

3 Comentarios
Comentarios
Anónimo
Agregado:
22 Abr 2013 |
05:42 AM

Para quem não sabe, O Instituto Fernando Henrique Cardoso é um dos canais de expressão da oposição. E evidentemente, como toda e qualquer oposição neste planeta, o argumento é do QUANTO PIOR MELHOR!

Anónimo
Agregado:
22 Abr 2013 |
13:40 PM

Jajaja y para los que no entienden portugues, se van a quedar sin saber tu mensaje acerca del Instituto Henrique Cardoso y su papel como oposicion.

Anónimo
Agregado:
1 Jun 2013 |
22:45 PM

Yo que no sé nada de portugues:

Para quien no sabe, el instituto Fernando Henrique Cardoso es uno de los canales de expresión de oposición. Y evidentemente, como toda y cualquier oposición en éste planeta, el argumento es CUANTO PEOR MEJOR!

Periódico El Economista una empresa de