Espionaje a Peña Nieto
Signos Vitales
Alberto Aguirre M.
Periodista
MÁS DEL AUTOR
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/22/felipe-margarita
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/21/verdad-tlatlaya
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/20/ajustes-gdf
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/19/defensa-maestra
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/16/rescate-cndh
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/15/enredos-grupo-mexico
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/14/moreno-nueva-york
CREDITO: 
Alberto Aguirre M.

La única prueba es una lámina en la que aparecen dos SMS, catalogados como “mensajes interesantes”. Y aunque en ambos es imposible identificar tanto al emisor como al receptor, la referencia a Jorge Francisco Méndez Corona da verosimilitud a la pieza de 11 minutos de duración presentada por Fantástico, la revista informativa dominical de Rede Globo, la principal cadena de televisión en Brasil. Jorge Corona, tal y como se le menciona en la transcripción, es un joven contador público, fungió como Secretario Auxiliar en la oficina del Gobernador del Estado de México. Actualmente es Diputado federal suplente, por el PRI -acompañó al general brigadier Raúl Sandoval Macías, quien ganó la elección en el quinto distrito de la entidad mexiquense, con cabecera en Teotihuacan. Desde hace siete años tiene acceso permanente al despacho de Enrique Peña Nieto. Y ahora mismo, cumple lealmente con sus funciones -su puesto, de acuerdo con el directorio de servidores públicos de unidad, es un JC3; una jefatura de unidad, con una percepción neta de 140,000 pesos mensuales- bajo las órdenes de Erwin Lino Zárate.

La conversación, interceptada por los servicios de inteligencia del gobierno de Estados Unidos, refiere a una información que Corona habría facilitado a uno de los interlocutores, sobre una reunión que EPN sostendría con Moreira. El otro mensaje ofrece algunos elementos adicionales, que apuntalan la versión del informativo carioca, sobre la intervención que habría sufrido el equipo más cercano a Peña Nieto, durante dos semanas, en plena campaña presidencial.

“Mi querido Alex”, se lee en la lámina, de fondo oscuro, con letras grises, “el nuevo de Com. Soc. es Juan Ramón Flores y el nuevo Sec. Part. es Miguel Ángel González”. Ambos personajes, en efecto, forman parte del staff del gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, desde noviembre del 2011. En la comunicación aparecen los números de sus teléfonos celulares y también las ID de sus smartphones... y también, de Corona. En todos los casos, esas claves quedaron oportunamente ocultas.

El surge effort (esfuerzo concentrado) en contra de los peñistas estuvo a cargo de las cabezas del equipo de la Agencia de Seguridad Nacional  (NSA, por su sigla en inglés) en México, quienes se identifican como S2C41 en los documentos, clasificados como ultrasecretos. Los objetivos, en esa operación, era Peña Nieto -uno de los candidatos punteros en la contienda presidencial- y nueve de sus más cercanos colaboradores. La investigación fue presentada por la periodista Sonia Bridi, quien le atribuye a Glenn Greenwald, columnista de The Guardian, la coautoría de la investigación. En realidad, es la fuente secundaria de los mensajes, originalmente filtrados por el exanalista de la NSA, Edward Snowden, actualmente asilado en Rusia.

Fantástico, sin embargo, no expuso públicamente datos confidenciales sobre el equipo de Peña Nieto. Y es que la información con la que ilustró el reportaje procede de una presentación en PowerPoint titulada: “Filtrando inteligentemente tu data: estudio de caso sobre México y Brasil”, fechada en junio del 2012 y elaborada por el programa para el ciberespacio seguro y confiable del NSA (o SATC, por su siglas en inglés) para consumo de especialistas en esas materias de los gobiernos de Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia, Canadá y Nueva Zelanda. Los nuevos programas de espionaje -presumían- les permitirían encontrar una aguja en un pajar, literalmente.

Los programas son identificados como Mainway -que recoge la información que circula entre las distintas redes de comunicación-, Dishfire -un filtro que permitía identificar ciertas palabras clave- y Association, que sirvió para interceptar los SMS.

Seleccionado el blanco -explicó Bridi Sonia-, los agentes del NSA intervenían sus teléfonos y sus computadoras, de las que obtenían las direcciones IP de sus correos electrónicos. Peña Nieto fue identificado entonces como S2C y dieron seguimiento a las comunicaciones que tenía con sus asesores y, además, las que ellos sostenían entre sí y las que tenían con otras personas.

La explicación es impecable... hasta que la periodista de Globo TV menciona que en una de las conversaciones interceptadas a Peña Nieto menciona a los prospectos para formar parte de su gabinete. A cuadro, aparecen los SMS en los que Alex recibe la información sobre Corona y Juan Ramón Flores...

La investigación de Fantástico alude a otros dos documentos entregados por Snowden a Greenwald. En uno se consigna que, después de haber interceptado las comunicaciones de Peña Nieto y su equipo, quedó demostrado que los programas de la NSA son capaces de aplicar exitosamente sus técnicas en contra de objetivos de alto perfil, tanto brasileños como mexicanos, que conocen los riesgos de ser espiados y protegen sus comunicaciones.

Uno de los documentos exclusivos divulgados por la televisora brasileña alude a la división de socios estratégicos de Europa oriental, de la NSA, que estaría enfocada principalmente al seguimiento de la diplomacia y las actividades comerciales de Bélgica, Francia, Alemania, Italia y España, lo mismo que Brasil, Japón y México.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de