Los nombres prohibidos 
en Sonora

CREDITO: 
Manuel Ajenjo

Si bien algunas madres y algunos padres, de manera poco razonada, les ponen a sus bebés nombres que, posteriormente cuando éstos son mayorcitos, se prestan a toda clase de burlas, chistes y remedos, no me parece justo que una autoridad le enmiende la plana, en este rubro, a los paterfamilias.

Y no es que yo esté totalmente de acuerdo con la idea de que los progenitores bauticen a sus críos con el nombre que les apetezca. (Vamos a ponerle -dice el papá- como el más querido de mis tíos que se llamó Agapito y al pobre chamaco le meten cada albur que pa’ que les cuento).

Sin embargo, a pesar del riesgo de caer en casos como el que ejemplifico, la costumbre ha hecho que corresponda a los que lo engendraron darle nombre al individuo porque éste es su identificación ante la sociedad, así como sus apellidos marcan sus orígenes ancestrales y denominan su procedencia familiar.
En este contexto me parece absurdo e, inclusive, en contra del derecho la nueva Ley del Registro Civil del estado de Sonora que prohíbe que los padres pongan a sus hijos nombres “raros”. El punto de discusión es quién define qué nombre es “raro” y cuál no lo es.

Cristina Ramírez Peralta, titular de la Dirección del Registro Civil de Sonora, explicó a la prensa que ha habido padres que han intentado ponerles a sus hijos nombres como Cheyenne, Rambo, Circuncisión y Escroto. Nombres que quedarán prohibidos por la nueva ley. (No le veo nada raro que un padre desee que así se llamen sus hijos. Veamos caso por caso. En el primero de éstos, la poseedora del nombre es una mujer a la que cuando sus hermanos quieran saber dónde está le preguntarán a su padre: ¿Y la Cheyenne, ‘apá? Rambo es el nombre de un héroe moderno de ficción, ideal para un chavo que en muy poco tiempo no le va a quedar más remedio que alistarse en las autodefensas. Qué mejor que le llamen el Comandante Rambo. En el tercer caso, con ese nombre, un padre quiere que a su hijo se la pelen todos. Si yo fuera padre del chamaco del cuarto caso diría que quiero ese nombre para mi hijo nomás “por mis huevos”.)

La nueva Ley del Registro Civil sonorense establece en su artículo 46 la prohibición al Oficial del Registro Civil de registrar al menor cuyo nombre propio sea peyorativo, discriminatorio, infamante, denigrante, carente de significado o que constituya un signo o siglas. El problema, reitero, es que cada cabeza es un mundo y el nombre que a un Oficial del Registro Civil puede parecerle infamante, denigrante y/o peyorativo, a los papás de la criatura les puede parecer idóneo para sus hijo.

Según los legisladores -a veces es preferible que no hagan nada para evitar que cometan pendejadas-, la nueva ley pretende evitar el bullying hacia los menores debido a su nombre. Por este motivo, además de los ya comentados, están prohibidos los nombres siguientes: Yahoo, Burguer King, Robocop, Terminator, Hitler, Anivdelarev, Fulanito -de sus hermanos Perengano y Sutano no dicen nada-; Aguinaldo -lo malo de este nombre es que sólo dura unos días-; Caralampio, Sonora Querida -órale, ¿por qué no?-; Sol de Sonora, James Bond, Masiosare, Ladi Di, Sobeida, Zoila Rosa -¿y Zoila Flor, sí?-; Email, Rocky, Christmas Day, Rolling Stone, All Power, Batman, Iluminada -este nombre a mi me gusta matarilelirilón-; Beneficia, Caracola, Diódoro -nombre de origen griego que significa “don de Zeus”, en su versión autóctona significa: “el que cambia de partido”-; Gorgonio, Verulo, Hurraca, Patrocinio -les juro que así se llamaba mi abuela paterna-; Petronilo, Marciano, Tremebundo, Privado, Gordonia, Pomponio, Virgen -después de cierta edad este nombre más que bullying produce curiosidad-; Espinaca -peligroso porque se la puede comer alguien llamado Popeye-; Indio -al considerar la probabilidad de burla hacia este nombre, las autoridades demuestran su propensión al racismo-; Procopio, Panuncio, Telésforo, Tránsito, Facebook, Twitter y Pocahontas, nombre de mujer que en el lenguaje de las tribus algonquinas -originarias del Canadá y Norte de Estados Unidos-, significa “pequeña silenciosa”.

Mientras alguien me explica el razonamiento que hay detrás de la prohibición de cada nombre, cooperaré para el catálogo aportando algunos: Aniceto, Casiano, Próculo y Damián.

En su exposición, la titular de la Dirección del Registro Civil sonorense expresó que no se autorizará un nombre extranjero con un apellido local como podría ser “Michael Jackson Ramírez”. Y para cerrar con broche de oro su aportación al “Libro de la Estupidez Humana”, manifestó: que ya no se podrán registrar niñas y niños con más de dos nombres, pues hay muchos casos de personas que cuentan hasta con más de tres de éstos. (No están los tiempos como para andar derrochando en apelativos. Que nadie haga uso de lo superfluo mientras alguien carezca de lo estricto.)

Super Panchito

En relación con mi controvertida columna del pasado martes. Me habló mi amigo, Guillermo Vigil, para decirme que la existencia del Papa Francisco es la prueba máxima de que Dios existe. Imagínate -me dijo- sólo un ser divino pudo crear un argentino humilde.

Mi mamá se llama Tránsito!

(Y la neta, supongo que la habría gustado nacer en Sonora en estos tiempos)

Muy buena columna

Excelente sus comentarios. Además con una buena dosis de albures. ¿En serio los legisladores locales tienen poder como para prohibir a los padres ponerles a sus hijos el nombre que quieran? Sólo eso nos faltaba. No tengo hijos pero yo creo que nadie ab-so-lu-ta-men-te nadie puede prohibirme ponerle a mi hijo Jefe Diego, Liverpool, Acros o Ford. Al rato van a querer decirnos como vestirnos y qué comer.¨ Propongo a los sonorenses una desobediencia total a este reglamente.
PD Los nombres Chapo y Mayo, ¿están prohibidos?

PABLO

altaba los de telesforo, pantaleon, patatuchi, agapito, lanborgini, etc

anonimo

me parece bien, todas las personas merecen un buen nombre, pienso que las personas que le ponen esos nombres a sus hijos es una falta de respeto, un amigo de mi mamá la gente lo conoce como Julio pero en realidad se llama Robustiano y a el le incomoda ese nombre.

La prohibición en Sonora podría ser inconstitucional

La prohibición a los Oficiales del Registro Civil para registar determinados nombres podría ser violatoria de derechos humanos, conforme acriterios recientes de la Suprema Corte http://miabogadoenlinea.net/secciones/inicio/6552-sonora-podria-violar-derechos-humanos-al-prohibir-...

Totalmente de acuerdo con el autor

Me parece absurda la prohibición referente al nombre de los hijos. No dude usted que dentro de poco vayan a querer cobrar hasta impuesto por determinado nombre. Qué ,manera de perder el tiempo de los diputados sonorenses legislando pendejadas.
Si viviera yo en esa localidad y tuviera un bebé le pondría ABC en honor de los niños quemados por negligencia de las autoridades coludidas con empresarios en aquella localidad. La pregunta es: ¿me prohibiráin que se llamara asi mi hijo?
Abelardo L. Gómez

El Ejército Mexicano ya no

El Ejército Mexicano ya no tendría Artilleros. La mayoría tienen nombres de la lista (más bien tonta) sonorense.

Añadir comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.