¿La rival más débil?
CREDITO: 
Alberto Aguirre M.

La versión provino de una subsecretaria de Semarnat. “Un alto funcionario de la Profepa -se supo en la oficina del titular de esa dependencia, Rafael Pacchiano Alamán, a mediados de la semana pasada- está muy cerca de Josefina Vázquez Mota”.

¿Fuego amigo o brújula desorientada? En el sector medioambiental no hay dudas respecto del apoyo que debe brindarse al abanderado priista, Alfredo Del Mazo Maza, cuyo hermano menor, Adrián, es titular de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas. Allí están, por ejemplo, los retuits del secretario del Medio Ambiente a la exigencia del dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, para que AMLO renuncie a la presidencia de Morena.

En el sector medioambiental tampoco hay dudas de la equidistante relación latente entre ambas oficinas, materializada por la ausencia de Pacchiano Alamán en el festejo por el 25 aniversario de la fundación de la procuraduría ambiental. Su representante, Martha Garcíarrivas, tuvo una efímera aparición en la ceremonia, que tuvo como anfitrión a Carlos Slim, mandamás de América Móvil.

En todo caso, los apoyadores de Del Mazo deberían mejorar sus criterios de búsqueda. Y revisar la imagen aparecida en una columna de trascendidos en la que se ventaneó a Marijose Ocampo y a su novio -efectivamente, exfuncionario peñista-, en la zona VIP del palenque de Aguascalientes. ¿Ojo por ojo? Los panistas hidrocálidos tienen imágenes del exgobernador del Estado de México Arturo Montiel Rojas en el primer tendido de la plaza de toros.

En las redes sociales, con la etiqueta #LasHijasdeChepina y una suplantación de las portadas de TV y Novelas y TVNotas, se atacó a las jóvenes Ocampo Vázquez. Antes, al padre y a los hermanos de la candidata blanquiazul, cuya postulación buscaría amorcillar a costa de escándalos en la víspera del debate.

Con Delfina Gómez Álvarez como imprevisible puntera, la panista y el priista tenían que definir la segunda opción para los electores mexiquenses. Josefina Vázquez Mota decidió radicalizar sus posturas y atacar sin denuedo a sus adversarios.

Los ataques que Josefina endilgó a Morena podrían regresarla a la contienda... o terminar por catapultar al perredista Juan Zepeda. La denuncia panista contra la alcaldesa de Texcoco resulta inaudita: la abanderada izquierdista habría incurrido en enriquecimiento ilícito, abuso de autoridad, tráfico de influencias, peculado y concusión.

La primera vez que estuvo en una boleta electoral ocurrió hace cuatro años, cuando resultó electa presidenta alcaldesa de Texcoco. Delfina Gómez encabezaba la planilla postulada por Morena y permaneció en el cargo durante dos años.

Entre el 2013 y 2015, acusó Josefina Vázquez Mota, los trabajadores texcocanos tuvieron que entregar 10% de su sueldo.

Ese “diezmo” presuntamente fue recaudado por Victoria Anaya -entonces subdirectora de Recursos Humanos del ayuntamiento y cuñada del entonces secretario municipal, Horacio Duarte- y lo habría entregado al Grupo de Acción Política. Fueron 13.1 millones de pesos y “es de suponer que este dinero está siendo utilizado en la campaña de Delfina Gómez”, acusó el PAN.

La abanderada de Morena a la gubernatura mexiquense negó que los descuentos hubieran afectado a los 1,038 servidores públicos adscritos al ayuntamiento de Texcoco. “De hecho, protegimos a los empleados de menor nivel, al homologarles su salario y aumentar sus ingresos”, insistió.

Entre los beneficios que habrían recibido los empleados municipales, destacó, están los créditos gestionados ante el Fonacot que les permitieron completar su menaje de casa. Pero, los archivos del instituto encabezado por César Alberto Martínez Baranda revelan que los descuentos a los beneficiarios de los créditos no fueron entregados por la administración texcocana, por lo que se les expidió una cédula de incumplimiento, en agosto del 2013. Y aún ahora se les exige el pago del adeudo.

EFECTOS SECUNDARIOS

REFLEJOS. En el sector medioambiental cuentan con fastidio que la nueva ley aprobada en la Cámara de Diputados para prohibir la apertura de más delfinarios evitará la reinserción de cuatro de esos mamíferos que la Profepa había rescatado del parque acuático Atlantis y de otros dos especímenes. Y lo que es peor: ha puesto en riesgo la reapertura del Delfinario de Guaymas, Sonora. ¿Qué tal?

PREMEDITADOS. El consorcio español OHL es involuntario protagonista de la contienda por la gubernatura del Estado de México, pero libra otras batallas aun más vehementes: Apenas antier, el Tribunal Fiscal admitió la suspensión provisional del juicio de amparo en contra de la multa que el Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares, del Estado de México, impuso a su subsidiaria, Viaducto Bicentenario. Esa suspensión queda sujeta a que se garantice el interés fiscal correspondiente, antes de que concluya la próxima semana. OHL México tomó la decisión de recurrir al amparo toda vez que tiene la opinión de que la sanción no está debidamente fundada y motivada.

alberto.aguirre@outlook.com

Recibe contenidos de El Economista directamente en tu correo electrónico. Suscríbete a nuestro boletín aquí.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de