La suerte de Alfredo
CREDITO: 
Alberto Aguirre M.

El expediente está radicado en la Unidad de Auditoría Gubernamental, dependiente de la Subsecretaría de Control de la Gestión Pública. Bajo revisión, la dirección general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos había sido merecedora de sendas observaciones, por la asignación de un contrato, cuyo monto original fueron 10.7 millones de pesos, en febrero del 2013.

Ese monto cubría 55 vuelos efectuados por el titular de esa dependencia, Alfredo Del Mazo Maza, durante los ejercicios fiscales 2013 y 2014. Los auditores requirieron aclaraciones sobre dos servicios prestados por Eolo Plus, la aerolínea de Juan Armando Hinojosa Cantú, el 15 de mayo del 2014 y que habían significado la erogación de 341,140 pesos.

Eran dos vuelos efectuados el mismo día, con los mismos pasajeros –Del Mazo e Hinojosa Cantú estuvieron acompañados por Luis Gilberto Limón, entonces director fiduciario de Banobras, pero con destinos diferentes. Algo imposible porque las bitácoras de vuelo evidenciaban el traslape de horarios.

La información sobre el servicio aéreo ejecutivo contratado por Banobras, así como la relación de viajes efectuados por Del Mazo entre el 2013 y el 2015, así como las bitácoras de vuelos y los pasajeros transportados en los aparatos de Eolo Plus fue solicitada al INAI, incluso antes de que fuera nominado por el PRI como su candidato a la gubernatura del Estado de México. Las peticiones se intensificaron en el primer trimestre del 2017.

En la Plataforma Nacional de Transparencia es posible localizar al menos 25 solicitudes de información sobre tres contratos otorgados durante la administración de Alfredo del Mazo en Banobras. Además de la adjudicación directa a Eolo Plus de los servicios aéreos, fueron requeridas actualizaciones sobre las pesquisas al crédito otorgado a Rotary Drillings International, por 99.4 millones de dólares, al amparo del Programa de Crédito para la Liquidez, al que tienen acceso empresas integradas a los padrones de proveedores de obra pública.

Una decena de solicitudes de información versa sobre los contratos firmados entre Banobras y el Fondo de Fomento y Desarrollo de la Investigación de la Universidad Autónoma del Estado de México que acumulan 420 millones de pesos. Otra desaseada adjudicación directa que obligó a suspenderlos, a mediados del año pasado.

Los tres asuntos tienen un denominador común: fueron observados por la Auditoría Superior de la Federación y revisados por el OIC de Banobras. Las investigaciones están en curso y la Secretaría de la Función Pública tendrá la última palabra, sobre la respuesta a las solicitudes de información, aunque estas historias podrían ser ventiladas en los debates que sostendrán candidatos a la gubernatura el Estado de México; el próximo, en el noticiero de Joaquín López-Dóriga en Radio Fórmula, se efectuará el próximo martes 16.

Hace dos semanas —ya había ocurrido el primer debate en el IEEM— un enviado de la secretaria Arely Gómez acudió a la sede central de Banobras para informarse sobre los casos polémicos. Por lo pronto, la auditoría 06/15 quedó cerrada. El traslape de los horarios de vuelo se originó “por la falta de una revisión adecuada” de la que fue responsable Sergio Ricardo Chavelas. Y las recomendaciones correctivas y preventivas quedaron solventadas.

EFECTOS SECUNDARIOS

¿ULTIMÁTUM? Hasta las 18:00, en las oficinas de OHL México no había sido recibido el emplazamiento de la SCT para que —“en un plazo no mayor a tres días hábiles—, el consorcio español envíe un informe detallado “que acredite que no existe transferencia de recursos de carácter ilícito que puedan afectar las concesiones públicas en las que participa”. Tal solicitud de información sería un alcance del oficio remitido el pasado 4 de mayo, para requerir un informe que acredite que no existen acciones que puedan afectar actos públicos.

¿PLAN B? Al cierre de este espacio, quedarán 24 horas para que cierre el registro de candidatos a la presidencia del INAI sin que alguno de los pretensos cumpla con ese trámite. La construcción de un acuerdo de mayoría absoluta está condicionado, entre otros aspectos, a un voto de silencio. No obstante, ha trascendido que la pugna que mantienen Rosendoevgueni Monterrey y Patricia Kurczyn, podría abrir paso a una nueva correlación de fuerzas que favorecería al zacatecano Francisco Acuña Llamas. Cabe mencionar que sobre Francisco Acuña pesa el fallido intento para realizar la plataforma Memoria y Verdad, en convenio con diversas organizaciones sociales y la Universidad Iberoamericana, donde se expondría la información sobre 15 casos de violaciones graves a los derechos humanos, entre ellos el de Tlatelolco, Atenco, la Guardería ABC y Ayotzinapa.

alberto.aguirre@outlook.com

Recibe contenidos de El Economista directamente en tu correo electrónico. Suscríbete a nuestro boletín aquí.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de