Enredos en Coahuila
CREDITO: 
Alberto Aguirre M.

La imagen circuló profusamente, primero en Saltillo y después en la CDMX. La ficha de depósito de una sucursal del Broadway Bank refiere que la cuenta 48837-1115 simplemente no fue localizada. Incorrect acount number, escribió la cajera que no pudo recibir el depósito por 20 dólares.

Era un señuelo, por supuesto. La noche anterior, Humberto Moreira Valdés había grabado un videomensaje —difundido por redes sociales— en el que descalificaba la versión periodística sobre las cuentas por 62 millones de dólares que su familia radicó en paraísos fiscales.

¿Fake news? La discordancia entre lo publicado por El Norte y el fallido depósito es de apenas un dígito. Pero fue suficiente para que los operadores moreiristas activaran la operación mediática que buscó amainar el golpe. Guillermo Sesma, exsecretario de Estrategia del CEN priista en las épocas de El Profe, ahora es el encargado de implementar las directrices ideadas por Alejandra Sota para el candidato priista a la gubernatura, Miguel Ángel Riquelme.

¿Y también, la defensa mediática de Moreira? El estratega de la campaña dispuso que se hiciera el depósito en el Broadway Bank y al día siguiente su hermano Jesús, diputado federal y coordinador de la bancada del PVEM en San Lázaro, promovería un punto de acuerdo para exigir una condena legislativa al abanderado del PAN, Guillermo Anaya, por supuesta violencia política de género.

El martes 15 —a dos semanas de que concluyan las campañas— transcurría uno de los episodios más intensos de la campaña por Coahuila. En Torreón, por la tarde, Enrique Ochoa Reza había llamado cobarde al candidato panista, por sus expresiones soeces contra las lideresas priistas, pero inevitablemente tuvo que encarar los cuestionamientos sobre la riqueza atribuida al exgobernador.

“Tenemos que señalar con toda puntualidad: nuestro candidato Miguel Riquelme no se apellida Moreira”, respondió de botepronto. “Estamos a favor de la eliminación del fuero para que no exista impunidad. Estamos a favor de no dar un paso atrás en materia de transparencia, rendición de cuentas y seguridad pública. Por supuesto que estamos a favor de que se aclaren todas las acusaciones y se lleven a cabo las investigaciones”.

Riquelme no es Moreira, pero tienen al mismo estratega. La campaña priista en Coahuila únicamente obedece a los designios del gobernador Rubén Moreira Valdés. Así que ayer en el seno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la mayoría PRI-PVEM simplemente ignoró los requerimientos de la oposición para aclarar el presunto blanqueo de capitales. “Cárcel a los Moreira”, decían las pancartas de los legisladores panistas, quienes trajeron uno de los lemas de Memo Anaya a la Cámara Alta.

La disputa por Coahuila es una batalla campal. Sesma sostenía apenas antier que las declaraciones de Anaya —quien llamó a “darles puro chile” a las lideresas del PRI en Coahuila— costarían cinco puntos a los panistas.

El escándalo de las cuentas de El Profe, en esa misma lógica, volvería a abrir la brecha. No necesariamente por la inducción panista. El candidato independiente, Javier Guerrero, retomó una demanda del abanderado de Morena, Armando Guadiana, y retó a los hermanos Moreira a cruzar al otro lado del Río Bravo, para demostrar que no afrontan “asuntos ilícitos”. En Coahuila; sin embargo, poco impacto tuvo la noticia publicada por Grupo Reforma. El secretario general del PAN, Damián Zepeda, se quejó de la cerrazón de los medios locales.

Allí y allá quedó demostrado de nueva cuenta que para los coahuilenses, los temas prioritarios son el combate a la inseguridad y el castigo a la corrupción. En congruencia, la cúpula panista apostó al criterio de los votantes para deliberar si las expresiones de Anaya merecen castigo o si, por el contrario, dejan impunes a los Moreira.

EFECTOS SECUNDARIOS

RESCATE. Para mejorar la difusión de las acciones y los logros medioambiental del gobierno federal, a finales de la semana pasada se reunieron los voceros de las dependencias de ese sector. El llamado provino de José Eseverri , pero la cita era con Sergio Sánchez, mandamás de Grupo Inventiva y gurú del secretario Rafael Pacchiano. Los organismos sectorizados a la Semarnat contaron con 1,200 millones de pesos para gastos operativos de publicidad en el 2016. Gastaron 350 millones de pesos para la COP.

OPOSITORES. En Quintana Roo, los leales a Roberto Borge Angulo buscan atrincherarse mientras calculan que la ofensiva contra el exgobernador está próxima a entrar en una etapa decisiva. El exsecretario de Gobierno, Gabriel Mendicutti Loría, quedaría al frente del PRI estatal. Otros interesados en esa posición eran Juan Pablo Guillermo Molina, exsecretario de Finanzas y Mauricio Góngora Escalante, exalcalde de Solidaridad y excandidato a la gubernatura, pero ambos también podrían ser llamados a cuentas por la autoridad judicial.

Recibe contenidos de El Economista directamente en tu correo electrónico. Suscríbete a nuestro boletín aquí.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de