Los saldos del 4 de junio (II)
Números, Opinión y Política
Roy Campos
Presidente de Consulta-Mitofsky
MÁS DEL AUTOR
CREDITO: 
Roy Campos

(Segunda y última parte)

Las ENCUESTAS para las que algunos auguraban un nuevo fracaso en el 2017, no lo fue, primero porque los encuestadores acreditados fueron muy responsables en la principal contienda; no hubo ninguno que más allá de sus números insistiera en todos los espacios de lo impredecible de la elección, se dejó claro entre quiénes era la pelea y su dicho opaca las declaraciones de todos los candidatos. También en Coahuila siempre se hizo ver lo complicado y en los dos casos los encuestadores tuvieron razón, eran elecciones cerradas, competidas e impredecibles al grado que dos días después aún no hay aceptación de la derrota de los candidatos en segundo lugar. ¿Que pasó? Creo que aprendimos que la interpretación es tal vez más importante que los números y ningún encuestador cometió la imprudencia de declarar ganadores con encuestas previas.

Los MEDIOS, en general bien, aunque sí vimos algunos que en la vorágine de los datos abrieran espacio o comentaran noticias o encuestas falsas o de muy baja calidad, los medios deben ser el filtro, es imposible que ante la avalancha de las fake polls un ciudadano las discrimine, personalmente me tocó desmentir muchas encuestas falsas después de que eran tomadas por medios serios que no se tomaron la molestia de checar la fuente. Durante la jornada electoral estuvieron bien, tal vez algunos los podrán acusar de aburridos pero es que en la jornada electoral no se trata de divertir sino de informar y lo hicieron bien; ya noche, el 4 de junio, el cierre de López Dóriga que presentó un debate es aplaudible, gran encuentro en el que Ricardo Anaya y Enrique Ochoa se hicieron de palabras y Joaquín supo cuándo sí y cuándo no intervenir, los que lo vimos disfrutamos y conocimos argumentos, ojalá hubiera más debates así.

Las REDES, de nuevo, jugaron más un papel ambiguo, por un lado los ciudadanos se vuelven reporteros ciudadanos y van informando en tiempo real irregularidades, fotografían actas, llaman a votar, etcétera, pero también, en su activismo y polarización son presas fáciles para aceptar mentiras, noticias falsas, imágenes alteradas, encuestas inventadas, rumores sin comprobar y sobre todo participar en linchamientos a todo el que no piense como ellos; para los siguientes procesos todos los que participamos en redes debemos ser más tolerantes a otras formas de pensar, decir o actuar, sigamos persiguiendo a la democracia.

Los institutos electorales, incluyendo al INE, hablando del día de la jornada, creo que hicieron bien su trabajo, la elección se realizó, abrieron prácticamente la totalidad de las casillas, pero hay por ahí un prietito en el arroz, o varios tal vez; el conteo de los votos al interior de las casillas en Coahuila y Nayarit fue desesperante, no sé con certeza si alguien los ralentizaba a propósito pero los datos no avanzaban a la rapidez acostumbrada, si eso pasa en el 2018 habrá un caos de desinformación la noche electoral. Y el otro problema fue el conteo rápido en Coahuila; en lugar de dar certeza, como es deseable, generó confusión y descontento de algunos candidatos, a pesar de que sus intervalos de confianza se intersectaban, el porcentaje en el Programa de Resultados Preliminares al día siguiente mostraban a un candidato fuera de esos rangos; quien apareció adelante a las 2 de la mañana del lunes que dieron el conteo no era quien apareció adelante en ese programa; esto abre un debate en el que no intervengo por ser parte de la industria: ¿debe la autoridad electoral usar mecanismos estadísticos para anunciar resultados o restringirse a métodos que no incluyan posibilidad de error? No me pronuncio aquí al respecto, sólo les dejo la pregunta.

Aprovecho

No quiero dejar de anotar mi opinión sobre la decisión del presidente de EU de abandonar el Acuerdo de París: PINCHE TRUMP, esa fue mi reacción, no puedo creer que sea tan corto de entendimiento, con esa decisión no favorece a sus votantes, sólo los engaña, alguien les debería explicar que Trump está condenando a la muerte no sólo a la flora y a la fauna en el mundo sino a muchas personas, y que con esa medida todos los ciudadanos (incluyendo a su base electoral) sufrirían bajas en su calidad de vida, en su salud y en el futuro de nuestro planeta. ¿No hay nadie cerca de él que se atreva a explicarle?

rcampos@consulta.com.mx

Recibe contenidos de El Economista directamente en tu correo electrónico. Suscríbete a nuestro boletín aquí.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de