La reforma educativa
CREDITO: 
Joaquín López-Dóriga Ostolaza

La reforma busca terminar con prácticas como 
la discrecionalidad para heredar y/o vender plazas y otorgar ascenso en el sector educativo.

La propuesta es un paso, aunque no suficiente, para un mejor destino al presupuesto educativo.

La semana pasada, el Ejecutivo federal presentó una iniciativa de reforma educativa que busca la adopción de ciertas prácticas y la eliminación de otras para mejorar la calidad de la educación en nuestro país.

Dentro de los principales puntos, se plantea la realización de un censo de escuelas y maestros a nivel nacional, la implementación de una evaluación obligatoria a todos los maestros, la ampliación del programa de Escuelas de Tiempo Completo y el otorgamiento de autonomía al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. La reforma busca terminar con prácticas como la discrecionalidad para heredar y/o vender plazas y otorgar ascensos.

La reforma es un paso necesario, aunque no suficiente, para darle un destino más productivo a los miles de millones de pesos que gasta México en educación.

Los gobiernos de las últimas décadas han hecho un esfuerzo importante por ampliar el acceso a la educación primaria, incrementando el gasto público en educación de un equivalente de 3.7% del PIB en 1990 a 5.7% del PIB en el 2009, nivel similar al promedio de la OCDE, que se sitúa en 5.6%, de acuerdo con datos del Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) y la OCDE.

Sin embargo, este incremento en el gasto no se ha traducido en una mejoría en la calidad de la educación en México.

De acuerdo con el reporte, México ocupa el lugar 68 entre 144 países en cuanto al nivel competitivo de su sistema educativo, a pesar de ser uno de los países emergentes que más gasta en educación. La situación es aún peor cuando se analiza únicamente el nivel de calidad de la educación primaria, rubro en el que México ocupa el lugar 118 entre 144 países.

La situación es aún más lamentable en el tema de calidad en educación en Matemáticas y ciencias, donde México alcanza apenas el lugar 124 de 144 países en el escalafón.

El gran problema de la educación en México no estriba en la falta de recursos, sino en una pésima distribución de éstos. Los maestros juegan un papel clave en el proceso de desarrollo y aprendizaje de los estudiantes y su compensación representa el componente más importante del gran gasto que hace México en educación.

El gremio magisterial en México esta dominado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), los cuales han sido el principal obstáculo a una reforma educativa de fondo que permita impulsar la calidad educativa.

El SNTE y la CNTE son sindicatos altamente politizados, más ocupados en extraer y mantener rentas y prebendas a cambio del voto en bloque que en educar a los niños y adolescentes de México.

La evidencia está en la falta de correlación entre los altos niveles de gasto en educación y los pobres resultados de los alumnos mexicanos en pruebas estandarizadas a nivel internacional. De acuerdo con un estudio del WEF, la mayoría de los países que destinaron montos similares como porcentaje del PIB al gasto público en educación obtuvo resultados superiores a México en estas pruebas.

No es casualidad que los países emergentes que más han avanzado en competitividad y bienestar de su población en los últimos 15 años, como Corea del Sur, sean los que mejores resultados han tenido en la arena educativa. Corea del Sur ocupa el lugar 17 en la clasificación de educación superior, mientras que México se sitúa en el lugar 77.

La iniciativa de reforma es, sin duda, un paso alentador y necesario para romper esta inercia tan negativa de mayor gasto y menor retorno en cuanto al nivel de calidad educativa.

No obstante, la reforma seguramente encontrará varios obstáculos, no en su aprobación, pero sí en su implementación y ejecución, ya que vulnera los intereses políticos de algunos grupos de poder.

joaquinld@eleconomista.com.mx

4 Comentarios
Comentarios
Anónimo
Agregado:
18 Dic 2012 |
11:34 AM

El gran problema es la corrupcion que se ha generado al incentivar una cultura materialista basada en la acumulacion de dinero, en la maxima ganancia, en la busqueda de dinero sin importar el "como" mientras sea rapido. Lo anterior, asociado a la impunidad fomenta practicas irresponsables y pernisiosas basadas en el egoismo y por tanto perdida de humanismo. solo acotando significativamente la corrupcion y su consecuencia la impunidad este pais podra avanzar a mejores niveles de existencia. Gracias.

Anónimo
Agregado:
18 Dic 2012 |
12:59 PM

Sr. Joaquín:

El que Emilio esté al frente de la Secretaría de Educación no significa que vaya a reformar la educación y menos a la lideresa Elba al frente del SNTE.
Cualquiera sabe que los recursos el sindicato que son cuotas de sus agremiados y donaciones federales siguen en manos de gente del partido de tres colores y eso es en si lo que si les importa:

-¿El nivel educativo es bajo?
No importa, lo verdaderamente importante es que los maestros apoyen al sindicato y a su lideresa: En el momento que se les requiera mostrarán "el músculo" con marchas, manifestaciones, sabotajes, daños a propiedad privada y afectaciones a terceros con tal de conservar sus privilegios.

-¿Los maestros imparten menos de 180 días efectivos de clases perjudicando a los estudiantes?
Eso no importa, lo que importa es cuando y cómo la maestra les obsequia ascensos y puestos a sus fieles y cómo dicta el calendario escolar incluyendo "puentes", "comisiones y "cursos de actualización"

-¿No hay ni siquiera control del número de plazas de maestro?
No importa, teniendo plaza aunque no se dediquen a la educación en las aulas reciben salario: lo importante es que ya la tienen, es vitalicia, la pueden heredar y nadie se las puede quitar.

-¿Van a aplicar exámenes de evaluación a los maestros?
No importa, como sea ya dijo aquel que NO DESPEDIRÁN a los maestros que tienen contrato definitivo (entiéndase, por más mediocres que resulten).

-¿Vamos a tener una reforma educativa de fondo que eleve el nivel educativo?
Eso no es prioritario, lo prioritario es ordenar las cuentas del sindicato y re-orientarlos a otros fines, a los "fines verdaderos". Y lo más importante: para que otra ocasión no den "bandazos" y apoyen políticamente -a conveniencia- a alguien distinto, causando inconvenientes a su partido alma-mater.

Todo mundo sabe que los movimientos recientes son en realidad para tratar de obligar a la maestra a negociar y abrir las cuentas bancarias y la caja de valores de la SNTE. Pero eso a ella es lo que menos le preocupa: Mientras su caja chica esté a salvo "¡que le hagan como quieran!" dice la maestra, al fin que ella "¡¡No va a ser gata de nadie!!".

Como escribí alguna ocasión al blog del Sr. Ajenjo:

"Con estos nombramientos, no pasa de unos cuantos chismes feos por Facebook al estilo de la película Nasty girls y listo, al final serán amigas".

Anónimo
Agregado:
18 Dic 2012 |
13:56 PM

Lo que debe ubicarse de manera clara es, qué es lo que entienden por "calidad de la educación" frase desgastada en un sistema en el que lo que importa es el dinero y la vida de lujos repleta de bienes materiales, para ello la calidad sería entonces el resultado de lo que P. Freyre denominó una educación Bancaria.

Anónimo
Agregado:
19 Dic 2012 |
12:42 PM

El heredar las plazas los miembros del SNTE no fue lo que deterioró la educación en México. El problema es más de fondo: ello se dió desde que el sistema magisterial se encerró en sus Normales y practicó la endogamia académica, lo cual no sucedió con la enseñanza Universitaria y la Tecnológica. Ell fue debilitandolo poco a poco, su falta de competencia.
Lo mismo, cuando se convirtió el SNTE en un apéndice del PRI, pues pasó a ser un grupo de presión política, dejando su apostolado a un lado, la corrupción y el maridaje de los Ejecutivoscon la dirigencia fue consecuencia.
Pero para ser justos: ¿porqué no hace estudios comparativos sobre la infraestructura en inmuebles (edificos adecuados y buen estado), instalaciones y equipos, salarios, apoyos del Estado para actualización y mejora contínua, becas al extranjero, promociones de la base (no de la burocracia), nutrición del alumnado de enseñanza básica, condiciones de acceso de éstos a sus Escuelas, etc. ?
Uno está de acuerdo de que se reforme el sistema, que exista el maestro de Estado (pues la federación poco a poco los fue abandonando, pues una buena parte del presupuesto quedaba en la burocracia de la SEP y del SNTE y el Estado pensaba que así cumplia, no había supervisión ni transparencia), y si no véase lo que pasa en los Estados, con la famosa descentralización. solo fue una jugada política de la Federación, pues los dineros no fluian en proporción a las necesidades. Este es otro gran problema; la descentraliación del magisterio a nivel de enseñanaza primaria y media básica debe terminar, la Federación debe responsabilizarse nuevamente de todo el sistema de enseñanza básica y media básica, sino, seguiremos haciéndonos como el Tio Lolo.

Periódico El Economista es una empresa de