¿Cuál es la situación financiera actual?
Columna Invitada
Juan Musi Amione
Director General de Somoza Musi & Asociados
MÁS DEL AUTOR
CREDITO: 
Juan Musi Amione*

Septiembre ha sido el mes más complicado, en materia de inversiones, desde septiembre del 2008, cuando estalló la crisis hipotecaria y se dio la quiebra de Lehman Brothers en Estados Unidos.

Es importante hacer referencia a estos eventos porque, justamente en el noveno mes de ese año, el tipo de cambio que se encontraba en 10 pesos por dólar llegó a cotizarse (algunos días) por arriba de 15 pesos por cada billete verde, amén de que las tasas de interés aumentaron abruptamente y las bolsas de valores se fueron en picada.

CRISIS DEL 2008
En aquel momento, la razón fundamental de la crisis fue que prácticamente todos los bancos estadounidenses estaban quebrados; asimismo, muchas instituciones y personas tenían activos “tóxicos” o bien, deuda relacionada con las hipotecas de alto riesgo.

Esta depresión se extendió en todo el mundo ya que este tipo de activos existían en portafolios internacionales; sin embargo, México no fue un afectado directo de esta situación.

En ese entonces lo que más perjudicó al país fue que nuestro principal socio comercial, Estados Unidos, estaba en recesión.

SITUACIÓN ACTUAL
Actualmente, la situación es distinta y, en muchos sentidos, menos dramática que aquella vivida en el 2008. Hoy la principal incertidumbre proviene de la zona euro.

Fundamentalmente, de Grecia, que podría incumplir el pago de sus compromisos crediticios; también mucho se ha especulado acerca de su posible salida de la zona euro.

Además de Grecia, otros países de la Unión Europea podrían presentar problemas similares, tales como Portugal, Italia, Irlanda y España. La segunda gran preocupación, que es la que más podría afectarle a México, proviene de si Estados Unidos entrará en una fase de recesión o, simplemente, será una desaceleración.

CONSECUENCIAS
Estos dos temas lograron llevar a las bolsas a una baja de 7.23%** en promedio, subir el tipo de cambio hasta 13.71** pesos por dólar y elevar las tasas de interés, de los bonos de largo plazo, 0.40** puntos porcentuales.

Todo lo anterior tiene un efecto directo en el dinero de los ahorradores e inversionistas pero el hecho de que México se encuentre sano, tanto en sus finanzas públicas como en sus reservas internacionales, nos hace pensar que esta incertidumbre será pasajera y que muchos de estos fundamentales regresarán a los niveles en los que se encontraban hace un par de meses.

**Datos al 29 de septiembre del 2011. Fuente: Bloomberg.

¿QUÉ SE HA LIBRADO?
De forma preponderante, los bonos del Tesoro estadounidense -que no han sido ajenos a los movimientos de tasa mencionados durante el año continúan siendo muy competitivos, a pesar de las circunstancias mundiales. Renta Variable.

Los rendimientos se han visto afectados por el desempeño de los mercados accionarios, como decíamos: todas han bajado. Cabe mencionar que los ETFs, menos, por el efecto del tipo de cambio.

RECOMENDACIONES
En estos momentos en los que la incertidumbre es grande, recomendamos no llevar a cabo decisiones precipitadas que consolidarían pérdidas, sugerimos tomar las oportunidades que los mercados ofrecen en estas situaciones de alta volatilidad, recordando que cuando los precios de la Bolsa están bajos hay que sacar provecho de tales circunstancias y comprar.

Es importante no caer en pánico porque, vencidos por el temor y el nerviosismo, vender ante situaciones de este tipo significa perder. ¡Calma!

Espere el tiempo necesario para que, cuando los precios suban, venda con el fin de tener utilidades.

En cuanto al tipo de cambio, al igual, no compre dólares ya que la utilidad actual ha provocado una baja hacia ese mercado, pese a que le disminuyeron la calificación a EU, siguen siendo tanto el Treasury Bill como el dólar, el refugio más seguro. En el mediano plazo el tipo de cambio se va a bajar, gracias a las sanas finanzas públicas de México.

*Juan Musi, director general de Somoza Finamex Inversiones.

jmusi@finamex.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de