Un poco de historia de los MVNO
CREDITO: 
José F. Otero

Los operadores móviles virtuales, mejor conocidos como MVNO, constituyen un modelo de negocio poco conocido para muchas personas interesadas en el sector de telecomunicaciones. Parte de esta falencia se debe a la poca información que se maneja sobre el desempeño de los MVNO en América Latina u otros mercados. Es por esta razón que me parece pertinente dar un trasfondo histórico que permita una mejor comprensión sobre las posibilidades de desarrollo de este modelo en mercados como México.

El surgimiento de los MVNO en Estados Unidos (EU) y Europa es diferente al que se observa en América Latina. En Europa cobran impulso como resultado de la debacle de la burbuja dot.com a principios de década, al ser identificados como un nuevo canal de ingresos para que los operadores móviles puedan amortizar los altos costos del espectro 3G. Por su parte, en EU, los MVNO toman impulso luego del éxito de Virgin Mobile USA (que nace con 50% de participación del operador entonces llamado Sprint PCS), Tracfone (América Móvil) y Boost Mobile (luego absorbido por el entonces llamado Nextel Corporation). Estos últimos dos emprendimientos se centraban en un sector hasta entonces ignorado por los operadores tradicionales: el cliente de prepago.

El primer factor que se debe resaltar al hablar del desarrollo de los MVNO en Europa, EU y América Latina es que en los primeros dos mercados, los primeros casos de éxito de los operadores móviles virtuales ocurren cuando estos mercados reflejaban una penetración móvil de alrededor de 50% (en algunos casos específicos hasta de 70 por ciento). Contrastando con esta realidad, se observa que, en la actualidad, en América Latina la penetración móvil promedio regional supera 90%, con más de la mitad de los mercados superando 100% de penetración. Y aún no se ha visto el surgimiento de un MVNO latinoamericano que tenga en su mercado el mismo impacto que Virgin Mobile ha tenido en Reino Unido.

El principal desafío que enfrentan a nivel regional los MVNO es poder contar con un operador de red (MNO, por su sigla en inglés) dispuesto a rentarle capacidad. Una vez solventada esta dificultad, el principal obstáculo que enfrenta el MVNO son las estipulaciones contractuales -usualmente draconianas- que le impone el MNO. Es por esta razón que el desaparecido Cotas Móvil de Bolivia cesó de operar, pues no se le permitió ofrecer servicios a nivel nacional. Un tema no menor para un buen recibimiento de los operadores virtuales es la disponibilidad de espectro, pues aquellos operadores que aleguen enfrentar congestión en sus redes, seguramente no estarán dispuestos a hospedar a un operador virtual que podría dar prioridad al tráfico de datos sobre el de voz.

Los principales candidatos para MVNO son operadores de telecomunicaciones que carecen de una oferta de servicios móviles. Bajo esta categoría se pueden mencionar operadores de servicios fijos tradicionales u operadores de servicios de TV Paga. Otros candidatos para lanzar MVNO son empresas con clara diferenciación en aspectos como logística y/o que puedan ofrecer un valor agregado a sus usuarios de MVNO como, por ejemplo, cadenas de supermercado, cines y hasta grupos religiosos.

Finalmente, también se observa el interés de los operadores de lanzar servicios de MVNO en otros mercados con el objetivo de incrementar su clientela al apelar primordialmente al sector inmigrante. Como se ha podido observar, los MVNO representan un modelo muy interesante para diversificar la oferta de servicio e incrementar la competencia, pero, como todo negocio, no están libre de desafíos.

*José F. Otero es presidente de Signals Telecom Group.

Twitter: @Jose_F_Otero

Recibe contenidos de El Economista directamente en tu correo electrónico. Suscríbete a nuestro boletín aquí.

0 Comentarios
Comentarios