Juicio político: doble moral
Derecho Reservado
Carlos Requena
Abogado del Derecho Penal
MÁS DEL AUTOR
CREDITO: 
Carlos Requena

El juicio político en México se ha convertido en herramienta de intimidación, descrédito y ataques entre la clase política nacional. Fue concebido como derecho ciudadano para exigir rendición de cuentas a los servidores públicos corruptos o ineptos, pero históricamente se ha quedado en el limbo.

Desde 1982, se han presentado y esfumado cientos de denuncias de juicio político. En tres décadas solo prosperó la del exdirector de Pemex, Jorge Díaz Serrano, acusado de desviar millones de dólares.

Como instrumento de poder, el juicio político sirve para dar manotazos y someter. No busca la verdad: responde sólo a la lógica de la dominación, porque la élite gobernante quiere permanencia, impunidad, ser intocable y beneficiarse a sí misma.

Muchas son las denuncias y nulas las sentencias condenatorias. Es un procedimiento creado a modo para que quienes detentan el poder evadan su responsabilidad. También sirve para expulsar traidores a los intereses de la élite. En concordancia con Elisur Arteaga, el juicio político se basa en criterios estrictamente políticos. No busca la justicia ni castigar al culpable.

Cualquier ciudadano puede denunciar a servidores públicos, pero con elementos probatorios. Formulada la denuncia ciudadana, corresponderá a la Cámara de Diputados abrir el procedimiento de juicio político, actuando como órgano acusador, y a la Cámara de Senadores como jurado de sentencia. Las sentencias políticas son inatacables: contra ellas no procederá recurso legal ni amparo. Este procedimiento implica intromisión del Poder Legislativo en los otros poderes, so pretexto del control democrático.

Este juicio responde a criterios de conveniencia política, según la voluntad del órgano controlador. La sanción puede ser: destitución o inhabilitación para ocupar otro cargo.

A primera vista, no tendría objeto distraer al Legislativo para juzgar responsabilidades políticas de exfuncionarios que ya no ocupan cargos públicos, pero existe una razón: siguen siendo poderosos.

El fin es determinar si el infractor es digno o no de permanecer en su cargo público y si merece o no confianza, por la gravedad de su conducta al afectar intereses públicos fundamentales o por manejar indebidamente recursos públicos.

Acusar implica enfrentarse al aparato del poder público. En un sistema de dominación como el mexicano, es inadmisible acusar a poderosos. Incluso, existe una amenaza legal: cualquier ciudadano podrá formular denuncia, pero “bajo su más estricta responsabilidad”.

CNDH al juicio político

La Cámara de Diputados recientemente aprobó una reforma en materia de derechos humanos, pendiente de aprobación por el Senado, para facultar a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a requerir informes sobre violaciones a derechos fundamentales, comparecer a servidores públicos que no acepten o se nieguen a cumplir las recomendaciones y denunciarlos públicamente.

La irritación y descontento social va en aumento ante los graves abusos del poder público.

Escandalosos casos deberán ser materia de revisión de la CNDH, y el Poder Legislativo deberá transparentar públicamente los procesos y sentencias de juicio político de cara a la ciudadanía.

México tiene la oportunidad de reivindicarse, evitar su histórica doble moral y dejar de tolerar la impunidad política.

20 Comentarios
Comentarios
Anónimo
Agregado:
6 May 2013 |
09:55 AM

Marcelo Ebrard debería ser sometido a juicio político por el caso News Divine

Anónimo
Agregado:
6 May 2013 |
10:52 AM

el juicio político propuesto para Rosario Robles y Javier Duarte, me parece genial.

Anónimo
Agregado:
6 May 2013 |
10:53 AM

Es hora de que estos personajes, en lo principal, Javier Duarte, responda por todas la malversaciones que ha hecho con el presupuesto del estado, y todo el abuso de poder que ha ejercido en función de su encargo público

Anónimo
Agregado:
6 May 2013 |
10:54 AM

Me parece atinado su llamado a Rosario Robles, a la Cámara legislativa, para que manifieste lo que a derecho le convenga y sea cuestionada por los actos, que seguramente, serán causa de motivación para su juicio político.

Anónimo
Agregado:
6 May 2013 |
10:56 AM

¿Juicio político a Rosario y a Duarte? Sí, cómo no, pero vamos por orden de prelación. Hay 35 demandas antes, entre ellas la de Marcelo Ebrard.

Anónimo
Agregado:
6 May 2013 |
11:01 AM

Con respecto a lo que esta sucediendo en méxico por lo de las elecciones 2012 a todos los partidos les deberian de hacer juicio político para ver quien es el más corrupto y sancionarlo conforme a la ley sobre todo al Marcelo Ebrard .

Anónimo
Agregado:
6 May 2013 |
14:32 PM

Me parece que debería existir otra reforma constitucional más sustancial en materia de juicio político, con consecuencias más graves para los inculpados y con rendición de cuentas de la cámara de diputados a la ciudadanía. La reforma que faculta a la CNDH no es suficiente ya que este órgano constitucional autónomo siempre ha carecido de fuerza vinculatoria o procedimientyos que constriñan a los acusados.
José María Alcocer

Anónimo
Agregado:
6 May 2013 |
17:33 PM

Considero que a veces el juicio político no es más que una herramienta constitucional que han mal usado y pervertido los políticos a su antojo. Sin embargo más allá de juzgar con severidad esa herramienta constitucional que realmente a perdido su utilidad , se debe atender a las personas que pervierten el sistema y que usan no sólo el juicio político para sus fines si no que en sí son parásitos de la sociedad que nosotros decidimos que estén ahí.

Si queremos un cambio en las cosas , en la política, en la legalidad de las cosas tenemos que empezar nosotros a cambiar y no permitir ni abusos ni corrupción .

Es un artículo muy interesante y creo que vale la pena prestar atención sobre todo a la doble moral , hasta que punto vivimos todos en una doble moral si , juzgamos políticos y les tiramos a matar y nosotros ? No elegimos a nuestros gobernantes ? No nos quedamos callados ante la impunidad , no permitimos abusos todos los días? No olvidamos que tenemos un deber con México y vivimos egoístamente? La doble moral se a convertido en la cara no solo de los que gobiernan este país si no también de sus gobernados.

Amarande Riojas Orozco

Anónimo
Agregado:
6 May 2013 |
20:25 PM

Se debe también tomar en cuenta que la ciudadanía mexicana no está educada ni enterada debidamente de este derecho/herramienta para exigir rendición de cuentas a nuestros servidores públicos.

No sólo basta esta reforma en materia de derechos humanos, puesto que por más que se eleve la posibilidad de una sanción para aquellos que manejan indebidamente los recursos públicos o afectan intereses públicos fundamentales, no funcionará si los mexicanos no conocemos la forma idónea para exigir y obligarlos a cumplir con sus deberes y obligaciones.

Ya se menciona que son muchas las denuncias y pocas las condenas, y aunque proporcionalmente esta estadística sea pobre, no deja de ser ventajoso que sean más las denuncias contra estas faltas, y de esta manera conseguir, sin importar que pocas, más condenas. A fin de cuentas, servirá como advertencia a éstos y ayudará a la prevención de actos deficientes por parte de estos mismos.

En conclusión, se debe educar a la sociedad sobre esta herramienta, de manera que la exigencia de este derecho sea mas recurrida.

Andrés Armida M-L.

Anónimo
Agregado:
7 May 2013 |
09:46 AM

México y sus gobernantes han demostrado no estar preparados para los juicio políticos. Sencillamente, el Congreso de la Unión, que será órgano juzgador, está absolutamente politizado. En consecuencia, si se le atribuye al Congreso de la Unión una facultad jurisdiccional de esta magnitud, nunca funcionará. Lo prudente sería crear un nuevo órgano (100% jurisdiccional y ciudadano) que logre llevar a cabo esta figura tan importante para la rendición de cuentas y la prevención de la corrupción.

TNG

Anónimo
Agregado:
7 May 2013 |
10:14 AM

El juicio político fue creado como un medio de contención , al uso indiscriminado del poder, desgraciadamente está desvirtuada como muchas otras figuras jurídicas en nuestro país, ya que aquellos que deberían hacerla cumplir la usan como un medio de sometimiento más que como medio de control, y con esto van en contra de la naturaleza jurídica de la misma.

Anónimo
Agregado:
7 May 2013 |
11:40 AM

Considero que un gran problema con la figura del juicio político es que el acusado es a la vez acusador y juzgador, esto por el sistema de partidos políticos, cada partido protege a los suyos.

Las denuncias no proceden porque los partidos prefieren no entrar en conflicto con sus homólogos, todos tienen cola que les pisen. Es necesario considerar que los políticos se protegen entre ellos, es fácil acusar al rival, pero se requiere de verdadera determinación para condenarlo.

En el caso de el uso de programas sociales para fines electorales en Veracruz hubo funcionarios que renunciaron, la consecuencia es la misma que la condena por juicio político, la pena no es tan grave como el ilícito. No es necesario promover un juicio político para lograr que un funcionario se separe de se cargo, la presión que puede generar la opinión pública puede ser suficiente. Creo que es necesario aumentar el castigo.

Eduardo Ortiz del Blanco

Anónimo
Agregado:
11 May 2013 |
14:01 PM

Considero que el juicio político como muchas otras cuestiones en México tiene una pésima regulación, surgió como un derecho ciudadano para exigir rendición de cuentas, sin embargo es una herramienta que tiene muchas deficiencias:
1) La cámara de diputados como órgano acusador debería de rendir cuentas, pues es muy probable que el político acusado tenga "protectores" dentro de la misma cámara.
2) Si procede, la cámara de senadores como jurado de sentencia únicamente destituye al funcionario corrupto o lo inhabilita para ocupar otro cargo ¿Qué tipo de castigo es ese? Las sanciones deben de ser más severas.
3) las sentencias emitidas al ser inatacables limitan y contradicen el supuesto " derecho ciudadano "

En conclusión el juicio político podría ser una herramienta muy eficiente sin embargo es necesario que se haga una reforma URGENTE.

Adriana Peralta Suchil

Anónimo
Agregado:
11 May 2013 |
16:45 PM

el unico juicio politico que prospero fue el de jorge diaz serrano exdirector de PEMEX, ¿y porque habra sido el unico que prospero? ¿habra sido porque ha sido el unico promovido desde el poder? ¿el lopez porpillo se habra querido deshacer de su examigo? esta visto que en este pais solo funcionan los quinazos no la justicia a secas, y mientras esto sea, la corrupcion, la impunidad, la ineptitud continuaran reinando.

Anónimo
Agregado:
16 May 2013 |
08:48 AM

Concuerdo con que la razón principal por la que no se aplica el juicio político a los servidores públicos es porque siguen siendo poderosos, pues es verdad que los que juzgarían (es decir, los integrantes del Congreso de la Unión) por "asuntos en común" o por amistad, hacen caso omiso de tales disposiciones. Igualmente, considero que el porcentaje de demandas a múltiples funcionarios son mínimas en proporción a la población mexicana, por ello es más fácil omitirlos.

La aprobación de la Cámara de Diputados de una reforma a los derechos humanos me parece insuficiente, pues las resoluciones de la CNDH son meramente vinculatorias. Me parece que la aprobaron para "decirle a los mexicanos que están haciendo algo por castigar a los funcionarios"; pues si este organismo autónomo fuera de naturaleza coercitiva podría casi jurar que no la hubieran aprobado.

En fin, me parece que una posible solución es la creación de una Institución o tribunales especiales para el juicio político de naturaleza coercitiva, autónoma del gobierno mexicano, cuyas resoluciones sean acatadas y no olvidadas.

Alexandra Fuentes Romero

Anónimo
Agregado:
16 May 2013 |
20:47 PM

Aunque el juicio político es una figura que se creo para castigar o sancionar a aquellos funcionarios que no cumplen con sus funciones o cumplen de manera incorrecta esta no funciona como muchas otras en este país. El poder que tienen los funcionarios públicos sigue siendo mayor al derecho del que gozan los ciudadanos. Desde mi punto de vista el juicio político esta mal regulado y algo muy importante seria que no importase la persona o el asunto, se investigara y juzgara de manera imparcial y hacerlos de manera publica para dotar al caso de veracidad y así poco a poco hacer ver que dicha figura funciona y que se hará justicia sin importar cuan poderoso sea el funcionario.
Ya basta de la protección que se otorga personas que claramente han cometido delitos, lo que se debe de dar a la población es justicia hacerles ver que no importa quien seas, sino lo importante es la calidad de las conductas.
Por ultimo es importante decir que se necesita un correcto uso del juicio político y hacerlo funcionar con tribunales eficientes, una buena regulación sera la solución del problema.

Abigail Vargas

Anónimo
Agregado:
16 May 2013 |
21:44 PM

¿Por qué el juicio político parece realmente ineficiente?

Porque a pesar de querer frenar el poder político por medio de éste mecanismo la realidad es que no se usa, porque a pesar de querer comenzar con el proceso, no hay respuesta ni contestación, para continuar con el proceso como debería. Incluso hay denuncias de gente que ya ni siquiera esta en cargos políticos, así que el derecho que se supone que tiene el ciudadano y se encuentra regulado, no es usado. Además, volviendo a la Cámara de diputados, el juzgador en este juicio resulta en un claro desequilibrio entre las partes de éste proceso.

Denisse Ramón Rivas

Anónimo
Agregado:
17 May 2013 |
01:10 AM

El que nuestra carta magna, establezca la existencia de un procedimiento que resulta claramente violatorio del principio de la división de poderes, pilar del constitucionalismo moderno, no puede entenderse más que como una burla al mismo y a la recta razón del legislador. Dicho procedimiento no solo resulta ser incongruente con la teoría constitucional, sino con la ciencia del derecho en sí, pues no puede entenderse como un aspecto dentro del campo del derecho el que una persona sea juzgada no por un juez o por un tribunal, sino por toda una cámara, sin criterio jurídico y con un claro conflicto de intereses.
-GABRIEL GARCÍA ORANTES-

Anónimo
Agregado:
17 May 2013 |
01:26 AM

El llamado juicio político es un procedimiento que destruye totalmente el principio de división de poderes, pues concentra en el legislativo al ejecutivo y al judicial, pues el congreso abre el procedimiento y lo determina, conforme a sus propias leyes, convirtiéndose en poder ejecutivo, legislativo y judicial.

El que nuestra carta magna establezca un procedimiento que resulta claramente violatorio al principio de división de poderes, pilar del constitucionalismo moderno, no puede entenderse sino como una burla al mismo y a la recta razón del legislador, toda vez que dicho procedimiento no solo resulta incongruente conforme a la teoría constitucional , sino conforme a la ciencia del derecho en si, ya que el hecho de que una persona sea juzgada, no por un juez o un tribunal, sino por toda una cámara, cuyos integrantes presentan un claro conflicto de intereses, resulta totalmente contrario a derecho y más aún, a la lógica.
-GABRIEL GARCÍA ORANTES-

Anónimo
Agregado:
17 May 2013 |
08:14 AM

Considero que el juicio político es un medio que la constitución del estado federal dispone para hacer efectivo el principio de responsabilidad de los servidores públicos, con la finalidad de equilibrar el poder legal y el poder fáctico que tienen los servidores, de tal forma que éste último en ningún momento pueda sobrepasar al que se encuentra enmarcado en ley. No obstante, el juicio político carece de efectividad y aplicabilidad porque más que haber fines encaminados a procurar la justicia, a reafirmar el ordenamiento jurídico, la rendición de cuentas, entre otros fines legítimos, hay corrupción y fines políticos que obstaculizan la consecución de los objetivos del juicio político, ya sea entorpeciendo o paralizando el procedimiento para seguir manteniendo a los servidores en el poder público.

Bernardo Martínez

Periódico El Economista es una empresa de