Un antes y un después en torno al cáncer
CREDITO: 
Maribel R. Coronel

El Registro Nacional de Cáncer será una herramienta idónea para planificar los programas de control de esta enfermedad.

La recién aprobada reforma a la Ley General de Salud para conformar un Registro Nacional de Cáncer era un pendiente arrastrado por México desde hace décadas.

Pocos países de América Latina no cuentan con un registro de este tipo (de base poblacional), algo inconcebible cuando es una herramienta idónea para planificar y evaluar los programas de control de cáncer en el mundo.

Se sabe que el cáncer es la tercera causa de muerte en México con 80,000 decesos anualmente y 190,000 casos nuevos, con un crecimiento de 6-8% anual. Pero todos esos números que sobre cáncer escuchamos son estimaciones con base en registros hospitalarios aislados.

Un registro de cáncer de base poblacional significa un paso muy importante, ya que recopila y clasifica todos los casos nuevos de cáncer, así como la sobrevivencia del paciente y comportamiento de la enfermedad en este caso para la población mexicana. Será información determinante porque nos permitirá conocer realmente la situación del cáncer en cada región pues ya sabemos que siempre hay diferencias enormes entre norte y sur, por ejemplo. Ya dijo el secretario de Salud, José Narro, que a partir de ahí se definirán políticas públicas de prevención y tratamiento del cáncer más fuertes y contundentes.

Hay cierto camino andado porque el Instituto Nacional de Cáncer (Incan), que lleva el doctor Abelardo Meneses, arrancó un primer capítulo en Mérida, Yucatán; continuará con Guadalajara, Jalisco; Monterrey, Nuevo León; Puebla y Querétaro. Una condición es que participen tanto IMSS, ISSSTE, Pemex, Fuerzas Armadas, Secretaría de Salud y hospitales privados. El presupuesto requerido para implementarlo en Mérida fue de 2 millones de pesos, y dependerá de cada ciudad el costo final. En un año tendrán los resultados de Mérida. La idea es extrapolar los datos obtenidos en las cinco ciudades para tener una proyección regional y nacional.

La ventaja al estar en ley es que dicho registro ya tendrá sus propios recursos y no dependerá de lo que donen las farmacéuticas que de cualquier manera siempre juegan un rol importante en estos esfuerzos.

A partir del registro nacional se contará con información pertinente, transparente y actualizada de todas las etapas por las que pasa un paciente oncológico; se tendrán datos de incidencia, patrones, tendencias y supervivencia poblacional. Da esperanza de que llegará el día en que construyamos un adecuado Plan Nacional contra Cáncer.

Medix lanza suplemento de vitamina D

La farmacéutica mexicana Medix lanzó su suplemento para casos de deficiencia o insuficiencia de vitamina D, algo que, de acuerdo con el endocrinólogo Ernesto García Rubí, puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2 en 40 a 55%, el riesgo cardiovascular en 33%, el riesgo de síndrome metabólico en 51%, así como enfermedades autoinmunes e infecciosas. Resulta que en México 28.4% de los hombres y 31.8% de las mujeres viven con deficiencia e insuficiencia de vitamina D. En la Ciudad de México, por la contaminación que nos obstruye los rayos solares, la proporción aumenta a 43.1%.

60 años de la metformina para diabetes

La metformina, convertida en estándar de tratamiento para pacientes con prediabetes y diabetes tipo 2, cumple 60 años desde que la farmacéutica americana Merck realizó los primeros estudios para desarrollar esta molécula en 1957.

Hoy es uno de los medicamentos más recetados a nivel mundial gracias a su capacidad para utilizarse en combinación con otros fármacos y está recomendada por diversas guías de práctica clínica a nivel mundial como primera opción de tratamiento para diabetes 2.

De acuerdo a estudios recientes, en México una de cada tres personas mayores de 18 años tiene prediabetes, 15 a 20% de ellas avanzará a diabetes en cinco años sin un tratamiento que incluya ejercicio y alimentación sana.

Recibe contenidos de El Economista directamente en tu correo electrónico. Suscríbete a nuestro boletín aquí.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de