El maldito tejido social
blog
Feb 15, 2010 |
15:20
Archivado en:
MÁS DEL AUTOR

¿Por qué estar 15 horas en El Ángel?

El sábado se cumplieron 15 días de la masacre de jóvenes en Ciudad Juárez, y contra todo pronóstico, el tema permanece en conversaciones, editoriales y tuiteos. La muerte de esos 15 jóvenes nos mostró un país que no queremos aceptar... y un gobierno que no podemos consentir.

Desde Twitter se lanzó la convocatoria llamada #15x15 con un mensaje que por simple, resonó: Ciudad Juárez es México, lo que ahí ocurre nos atañe y duele; debemos decir a las familias de los jóvenes asesinados que no están solas. Nombrar a sus hijos.

15 horas por los 15 jóvenes a 15 días de su muerte.

Desde las 7 de la noche del sábado y hasta las 11 de la mañana del domingo, más de 100 ciudadanos mantuvimos una vigilia en El Ángel, al lado de personajes inspiradores como Jesús Robles Maloof y Daniel Gershenson Shapiro.

El mensaje llegó...

Ese escurridizo animal que llaman 'tejido social'

Llevo dos semanas leyendo en varios editoriales una conexión misteriosa entre lo que llaman 'debilitamiento del tejido social' y la violencia asociada al narcotráfico.

Hoy, en su texto publicado en Milenio, Héctor Aguilar Camín escribe:

"He ahí otra forma de la impunidad para los asesinos: que la gente se vuelva a reclamar sus crímenes a la autoridad y no a ellos; que los matones no sean estigmatizados a la par que se reclama a las autoridades
...
Nos horrorizan las matanzas pero premiamos los corridos que cuentan las hazañas de quienes las ordenan. ...
...
Pero gritar asesino al secretario de Gobernación y dar al Presidente trato de responsable de los muchachos asesinados, es simplemente equivocar la mira y, en el fondo, ayudar a los asesinos."

Pasa un poco lo mismo, no queda clara la conexión, ¿escuchar Jefe de Jefes con los Tigres del Norte me coloca, de inmediato, como cómplice fáctico de narcos? ¿Si no saludo a mi vecino o me crío en una familia uniparental, tendré mayores probabilidades de ser narcomenudista o sicario?

Encuentro en los argumentos culturalistas como el 'tejido social' o la 'complicidad de facto' una pobreza analítica y una muy desafortunada argumentación para que el Estado se cure en salud.

¿Cómo medimos ambos fenómenos? ¿Cuál es su efecto en violencia? ¿Cuál es su mecanismo causal? ¿Hay evidencia de que esto, efectivamente, ocurre? ¿Debemos entonces repensar la función del Estado de frente a la narco-violencia?

Al contrario, veo justamente en ambos argumentos el principio para repensar la responsabilidad del Estado, no para victimizarlo. Me explico,

La tragedia de los comunes: ¿Castigo o Futuro?

¿Cómo inducir cooperación entre individuos en una colectividad? La pregunta esencial para justificar la existencia del Estado desde El Leviathan de Thomas Hobbes y hasta el conocidísimo dilema del prisionero en teoría de juegos.

El dilema: al interactuar bajo ciertas condiciones, los individuos tenderán a no cooperar y estarán, todos, peor de lo que podrían estar si cooperaran.

La solución más común es un tercer actor que castigue la no-cooperación al punto que ante este costo, los individuos opten por cooperar: el Estado.

¿En serio necesitamos un Estado punitivo para cooperar? ¿Solamente?

El problema con este enfoque (que cuenta entre sus adeptos al Gobierno Federal y no pocos opinólogos) es su simpleza. La relación entre ciudadanos, y entre éstos y el Estado es repetida y sin tener un fin temporal claro. Ello trae otro concepto de inmediato: la tasa de descuento.

La historia es simple: mientras más cierto sea y más nos importe el futuro, más seremos capaces de establecer relaciones cooperativas, con o sin costos asociados a una estrategia punitiva.

El Estado mexicano ha fallado justamente en eso: ha sido incapaz de permitir a los mexicanos pensar en el largo plazo, en un futuro promisorio, en invertir desde hoy en un mañana posible. Al no hacerlo, condena a muchos a buscar fuera de la ley beneficios inmediatos.

Los mexicanos no aclamamos narcos y escupimos gobiernos, esa es una caricaturización torpe y peligrosa. Los mexicanos tampoco encontramos en el Estado un refugio de seguridad y certidumbre jurídica, ni una promesa creíble e intertemporal.

Menos tanques y más inteligencia policíaca. Menos ejército y más certidumbre jurídica (por ejemplo, implementar finalmente la reforma al sistema de justicia penal). El Estado debe hacerse de nuestro apoyo incondicional dándonos la certeza jurídica que no tenemos, abriéndonos una puerta al futuro.

Rigor analítico versus compromiso

Es común que quienes argumentan con base en el fantasmagórico tejido social o la complicidad de facto de los mexicanos, terminen por hacer un llamado a su reconstrucción (en el caso del primero) y su eliminación (en el caso de la segunda).

Bien, un buen lugar para empezar es justamente involucrarse en los temas que se promueven desde redes sociales como twitter, o participar por un rato en un acto tan simple como ir a El Ángel, dejar un comentario a las familias de Juárez, prender una veladora, conocer a otros ciudadanos solidarios.

He leído a por lo menos una docena de editorialistas referirse al 'tejido social' o la complicidad de facto en relación con la dolorosa violencia que se vive Ciudad Juárez; no vi a ninguno de ellos el sábado en la noche en El Ángel.

Dirán que su labor es de reflexión y análisis, y no de movilización. Yo digo que ambas no se excluyen, y que bien harían por aventurarse en ambas con seriedad.

Mientras tanto y 2 días después, #15x15 sigue siendo el tema más popular en Twitter México y gracias a miles de tuiteros anónimos que así, desde el anonimato, están agregando capital social a este país.

:: Twitter: @sopecontodo

4 Comentarios
Comentarios
Anónimo
Agregado:
17 Feb 2010 |
14:55 PM

Hola, te he enviado comentarios de este texto al TW, pero seguro se perdieron. Aquí te los escribo.
Dices que encuentras en los argumentos culturalistas... una pobreza analítica, pero en ningún momento dices cuáles son esos argumentos, ni das señas claras de quién los promueve. En cambio traes el argumento de Aguilar Camín de la complicidad de facto, y usas esa crítica -en la cual concuerdo- para después generalizar con ella.
Me parece que hay que distinguir quién está hablando de tejido social y desde dónde. Las ONG y centros académicos en todo el mundo han trabajado conceptos, metodologías, formas de medición e intervención en torno del "tejido social" (vulnerabilidad, capital social, etc.) .
Si cuando preguntas cómo se mide se lo preguntas a Calderón o al secretario de trabajo perfecto. Pero no me parece que desacredites los enfoques culturales de un plumazo (bueno tecladazo).
La verdad no entiendo la relación de Hobbs en esto.

Cuestión aparte, aunque no tanto. Por los conceptos que usas, y por tus preguntas por la medición y el "mecanismo causal", supongo cuáles son tus preferencias teóricas.

Medición, mecanismo causal, evidencia directa -o sea causal-: Darwin no los dio por 100 años. Habría que reflexionar nuestras peticions de objetividad.

ATT @el_lur

Anónimo
Agregado:
17 Feb 2010 |
00:00 AM

No significa nada ir al Angel a tomarte ujna foto... mejor ve a Juárez y trabaja con los jovenes, con las madres soltera,s con las familias unipartetales, con los gurpos gays a los quie matan por el simple hecho de ser homosexual.

Anónimo
Agregado:
16 Feb 2010 |
23:35 PM

Si bien es cierto, que Hector Aguilar Camin expone una opinion bastante simplista, es un hecho que la simiente social de este pais esta en franca decadencia, hoy en dia los jovenes la mayoria ni siquera escuchan narco corridos, pero si festejan o por lo menos aceptan un comportamiento social reprobable como es la violencia, el cosumo de toxicos y los comportamientos desequilibrados, el 99% no se volvera sicario o narco, pero si el 90% o más sera capaz de probar algun tipo de droga o hacerse complice de algun amigo que lo hace, llevar a cabo alguna "travesura" o hacer algo de lo que sale en algunas peliculas de automoviles, y son precisamente, esos jovenes, muchos de ellos twitteros, los que alimentan el negocio del narco.

El hijo de una familia uniparental, no es seguro que se volvera narco, pero el hijo de una pareja alcoholica, cuyas reuniones familiares estan amenizadas indistintamente por el alcohol, creo yo tiene posibilidades muy elevadas de volverse alcoholico.

Las tecnologias brindan herramentas de crecimiento economico y cultural muy importantes, pero no hay que sobreestimar su función mas alla de la comunicación, mientras todo se quede en el ciber espacio y no se tomen manos a la obra.

Anónimo
Agregado:
16 Feb 2010 |
16:32 PM

Que se le reclama al gobierno y no a los matones?? Como le reclamas si el Gobierno y el "crimen organizado" comparten la misma cama y se tapan con la misma cobija!!

Periódico El Economista es una empresa de