Interviene Banxico en mercado cambiario tras especulación directa contra México
blog
Ene 5, 2017 |
11:53
Archivado en:
A la cuenta de tres
Yolanda Morales
Reportera de Finanzas Globales de El Economista
MÁS DEL AUTOR

¡Qué inicio del año! Presiones inflacionarias por el llamado gasolina y los aumentos en cadena que ha provocado, el descontento social, el Dólar por los cielos, y nuestro peso mexicano en el punto más profundo de depreciación desde la crisis de 1994.

¿Cómo no iba a darse la intervención en el mercado cambiario? Era cuestión de tiempo. Ayer nada menos, el tipo de cambio Fix, cerró en 21.37 pesos por dólar; acumulando una depreciación de 41% desde mediados del 2013.

Así que esta mañana, mucho antes de que abriera el mercado, tipo las 7.00 horas, el Banco de México realizó una primera intervención directa, que algunos participantes de mesas de dinero estiman fue de 1,000 millones de dolares, lo que favoreció a liberar de presión la apertura de la cotización.

Como sucede en este mecanismo, es la Comisión de Cambios, integrada por Banxico y Hacienda, es quien determina el monto y oportunidad de la intervención. Mecanismo que se mantuvo en stand by, desde el 17 de febrero del año pasado, cuando sorpresivamente, la entidad decidió cancelar las subastas diarias de dolares, que estuvieron vigentes por seis meses y generaron una sangría de 27,000 millones de dólares a la histórica reserva internacional del banco central.

Pero dada la volatilidad del mercado, la cancelación de la subasta diaria tuvo que ser sustituida por la intervención discrecional, directa, que constituye una subasta directa de dólares entre bancos. En aquel momento, 17 de febrero de 2016, la intervención fue de 2,000 millones de dolares.

Lo que me interesa conversar con ustedes es, qué empujo a la Comisión de Cambios a detonar esta nueva intervención. Qué vio en la depreciación cambiaría de ayer, 4 de enero, de 2.5%, que disparó al mecanismo, y que obviamente no motivó intervención alguna cuando ganó Donald Trump las elecciones presidenciales de EU, o los sísmicos movimientos cambiarios generados por los anuncios de Carrier y Ford de llevar sus inversiones productivas programadas para México hacia su país de origen, Estados Unidos.

Instrumentos importantes que cuestan
En diciembre pasado, al cumplir el programa Voces en Directo que conduzco para el periódico, tres años, tuvimos la oportunidad de entrevistar al Secretario de Hacienda, José Antonio Meade. Conversación por relevos en la que participamos el Director del periódico, Luis Miguel González, la reportera de la fuente, mi compañera Elizabeth Albarrán y yo.

En mi turno, pregunté al funcionario por qué no había intervenido la Comisión de Cambios tras el triunfo de Trump a la Presidencia. Esto fue lo que me respondió “letra por letra”:

“El Acuerdo vigente permite intervenciones discrecionales de venta de reserva y la disposición conceptual de acercarnos a la Linea de Crédito Flexible, pero cada intervención tiene un costo”. “No podemos, cada vez que hay un episodio de incertidumbre, voltear a ver los instrumentos y utilizarlos. Ahí están, para usarlos cuando necesitemos”.

“Lo que pasó es que cuando vemos fenómenos globales, como en ese momento, los mercados anticipando una política fiscal agresiva en EU, previeron un incremento importante de tasas ahí, en EU; lo que desplazo todas las curvas de tasas de los emergentes, y motivó un cambio de recursos de los emergentes hacia EU”.

Y aquí me gustaría resaltar esta explicación que es una joya, pienso yo, sobre cómo toman decisiones en la Comisión de Cambios. Regreso al letra por letra de su respuesta:

En un tema que no es México, sino los emergentes, el objeto de estos movimientos de cartera, una intervención local habría provocado un bajo impacto y perder libertad para utilizarlos hacia adelante”

“Ahi están los instrumentos, la posibilidad de uso en momento y forma que tengan mejor impacto. Pero, cuando son movimientos que afectan a todos los emergentes, no es pertinente ni oportuno utilizarlos. Los instrumentos que tenemos son importantes pero cuesta utilizarlos”.

Y claro que lo saben bien en la Comisión, pues como dije al principio, la subasta diaria de dólares que se activó en agosto del 2015 para mitigar la presión generada por la incertidumbre de un aterrizaje duro de la economía china, y tuvo seis meses de vigencia, costó 27,000 millones de dólares a la reserva internacional.

Claro, entonces tenía Banxico un acervo en dólares de 190,000 millones. Que jamás han regresado a ese nivel.
Y esto apenas comienza. El presidente electo de EU toma posesión el 20 de enero. Creo que la volatilidad, será el sinónimo de esta gestión, mientras México no genere una estrategia macro para encarar los cambios políticos del vecino de norte.

De mis Apuntes
Les debo muchas actualizaciones de mi blog. Me quede con las ganas de un letra por letra a la entrevista última que concedió Manuel Sánchez, Subgobernador saliente de Banxico. Y me he quedado sin palabras ante las subidas de precios de gasolina, gas domestico, luz, transporte y las que se acumulen. (Más bien si tengo palabras, pero la molestia me impide estructurar un post objetivo).

En fin, creo que el Secretario Meade conoce muy bien el timming de intervenciones cambiarias. Y qué decir de la Junta de Gobierno de Banxico. Ahora nos queda esperar, pues me da la impresión que en este tipo de decisiones, las del mercado cambiario, sí son muy oportunos.
Quedo a sus órdenes para seguir esta conversación en mi cuenta de twitter @morales_yoly

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de