Giro de Italia, una carrera psicológica
Para el campeón de montaña en el 2002, cualquiera puede ser campeón esta edición.
Cristina Sánchez Reyes / El Economista
Jun 10, 2013 |
11:06
Foto: AP

Todavía se agolpan los recuerdos en la mente como si fuese ayer. Ahí, en esa misma carretera que lleva a Pordoi en el Giro de Italia 2001, Julio Alberto Pérez Cuapio puede ver casi fotográficamente el dorso del italiano Gilberto Simoni. Las últimas pedaleadas aún cuestan, duelen.

Había escalado ya las cumbres como el Paso de Rolle, Fedaia. Era el momento de atacar. Y lo hizo, a pedaleadas extenuantes, rebasó a Simoni, quien resultó campeón ese año, para ganar la etapa considerada reina de la competencia. México estaba en la gloria. Al año siguiente, fue el ganador del malliot verde que lo acreditó como el líder de montaña de la misma justa.

“El Giro de Italia fue en mi carrera más importante, ya que fue mi competencia más significativa a nivel mundial”, asegura Pérez Cuapio en entrevista para El Economista.
En ese Giro, Julio vivió también uno de los momentos más tristes de su carrera, pues en la cuarta etapa estuvo a punto de vencer, pero no pudo por una rotura de la cadena, que le provocó una caída y perder dos dientes.

“Son diferentes los momentos a recordar, ya sea de las victorias, los momentos climáticos, los de lluvia, de demasiado calor, momentos de crisis ya muy cerca de la meta y que me llevaron a perder la competencia, pero son muy buenas experiencias y son las que más recuerda uno”, asegura el tlaxcaltelca.

Giro de Italia 2013

DAR CLIC PARA AMPLIAR IMAGEN

EL GIRO DE ITALIA 2013, UNA CARRERA ABIERTA

“Este año podemos ver una competencia muy abierta”, asegura Pérez Cuapio. “No da ventaja a nadie, puede ser ganada por los diferentes especialistas: un esprínter, un escalador, un contrarrelojista, todo depende de las características de cada uno”, explica el exciclista.

La clave, asegura el mexicano, es más a nivel psicológico, “es un entrenamiento que se lleva para soportar el esfuerzo, la disciplina y eso es lo que lleva a un gran resultado”.
Sin embargo, también destaca que los ciclistas deben buscar sus momentos para sobresalir, “es dependiendo de las cualidades. En mi caso, yo, siendo un escalador puro, las etapas más duras eran las que me favorecían, pero cuando me tocaban las de contrarrelojista no me iba muy bien. Los peores momentos eran las etapas de contrarreloj, de terreno plano, porque las sufría mucho”, explicó el atleta.

Por último, para esta edición del Giro de Italia, Pérez Cuapio asegura que, tal como lo ha dicho Bradley Wiggins, el británico podría llevarse la competencia al ser el principal favorito. “Tiene unas cualidades físicas impresionantes, es un gran deportista y su ambición por llevarse el Giro y el Tour este año lo convierten, sin duda, en el mayor rival a vencer”, concluyó el hombre al que el Giro de Italia le dio la gloria deportiva.

Wiggins, candidato a la gloria; Basso se retira

El ciclista británico Bradley Wiggins se presenta como uno de los grandes favoritos del Giro de Italia de 2013, que comienza este sábado en Nápoles y donde intentará iniciar con buen pie su búsqueda del doblete Giro-Tour.

Wiggins, de 33 años, sólo cuenta con una gran vuelta por etapas en su palmarés, pero consiguió su triunfo a lo grande, el año pasado en el Tour de Francia, lo que hace que irremediablemente sea uno de los grandes nombres del pelotón en este Giro.

En tanto, el ciclista italiano Ivan Basso sorprendió con el anuncio de su baja del Giro de Italia debido a un quiste perineal, por lo que el equipo Cannondale pierde a su líder, quien buscaría su tercer título del certamen este año.

cristina.sanchez@eleconomista.mx

rgs

3220 lecturas
0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de