el caso de the strongest
El más fuerte sufre para vivir
Es uno de los clubes más importantes de Bolivia, pero el rival de Morelia de esta noche sufre año con año por su economía; estar en fase de grupos le da 90% de su presupuesto anual.
Eduardo Hernández Castro / El Economista
Feb 9, 2015 |
20:30
Obligación. Trascender en el torneo, ayudaría a las finanzas del club. Foto: AP
compartir

Hace ya dos años que Harold Reina dejó The Strongest y los aficionados aún recuerdan sus goles. El delantero colombiano apenas jugó un año en Bolivia, salió campeón con el equipo, en gran medida por los 21 goles que marcó en el club Tigre. Sin embargo, el desencanto llegó cuando Deportivo Cali, dueño de los derechos federativos del jugador, reclamó el regreso de su futbolista o la venta de 50% de la carta.

Una comitiva del club boliviano viajó a negociar el fichaje, pero el equipo colombiano se negó a prestar otra vez al futbolista y un fichaje era imposible. El discurso de los directivos, tras no lograr la cesión, sonaba a resignación. “No se pudo arreglar la ampliación del préstamo, nos ofrecieron la venta pero es un dineral. Fue una forma diplomática de negarnos la opción”, declaró Carlos Casso, presidente de la comisión de futbol de The Strongest.

Así es la economía del rival de Monarcas Morelia en la Copa Libertadores, inmersa en una de las industrias más modestas del futbol sudamericano. El empate a un gol en el partido de ida es un resultado que además de acercarlos a la fase de grupos significa alivio para las siempre limitadas finanzas del club, pues su presupuesto no alcanza ni los dos millones de dólares por temporada.

En el 2013, cuando participó en la Copa Sudamericana, The Strongest apenas invirtió 100,000 dólares en fichajes. Según agentes internacionales de jugadores, en el mercado boliviano las transferencias oscilan entre 15,000 y 20,000 dólares, mientras que en Chile, por ejemplo, el monto mínimo es de 250,000 dólares.

Para la temporada 2014-2015 el presupuesto de la entidad de La Paz contempla 1 millón 250,000 dólares, por lo que con participar en la primera fase de la copa ya ganó la quinta parte de sus gastos (250,000). De llegar a la fase de grupos, ingresarían 900,000 dólares, con lo que cubriría 92% de su presupuesto anual.

Sin liquidez para fichar, no es raro que el plantel del equipo boliviano sea el número 34 entre los 38 clubes que participarán en la Copa Libertadores. Con un valor de 8.9 millones de dólares, según la consultora brasileña Pluri, The Strongest intentará superar a Monarcas, que vale tres veces más (28.7 millones de dólares).

Además, la actual directiva ya presenta déficit en sus finanzas, aun sin iniciar el torneo internacional, y es que Kurt Reintsch, ex presidente del equipo, pidió por adelantado a la Conmebol la compensación económica por la participación en Copa Libertadores, pero tras su renuncia en octubre del 2014, en la arcas del club apenas se contabilizan 50,000 dólares del monto total (250,000 dólares).

Así se presenta The Strongest a la vuelta de la primera fase del torneo continental ante Monarcas, por lo que trascender en el torneo es una obligación para la gestión del centenario club boliviano.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de