el nuevo sistema entrará en vigor en el 2026
Con 48 selecciones, aparecen las dudas
El nuevo formato, que correrá a partir del 2026, podría confabular a selecciones para pactar un resultado si les conviene.
Redacción
Ene 10, 2017 |
22:00
Gianni Infantino explicó que se esperarían hasta el 2024 para definir las reglas del torneo. Foto: Reuters

La FIFA aceptó un Mundial con 48 selecciones nacionales. Habrá grupos de tres equipos en lugar de los grupos habituales de cuatro para crear un progreso sencillo a una fase eliminatoria. Sin embargo, el nuevo sistema —que entrará en vigor en el 2026— deja a un equipo descansar mientras se celebra el último partido de un grupo, con la posibilidad de que las dos selecciones activas se confabulen para beneficiarse.

La FIFA dijo que podría tomar medidas contra el arreglo de partidos introduciendo rondas de penales tras partidos de grupos que terminen en empate. Infantino indicó que podrían esperar hasta el 2024 para decidir las reglas del torneo.

A pesar de los 16 países adicionales a las 32 naciones actuales, la FIFA cree que bastarán los 12 estadios empleados en Brasil y en el próximo Mundial en Rusia. Sin embargo, la demanda mayor de centros de concentración y hoteles significa que los países desarrollados serán los mejor preparados para futuros certámenes.

América del Norte (con la posible candidatura conjunta entre México, Estados Unidos y Canadá) sigue siendo la región favorita para el 2026 porque en los países europeos y asiáticos rige una norma que excluye a continentes que fueron sede de los dos torneos anteriores. Las próximas sedes serán Rusia en el 2018 y Catar en el 2022.

Sudamérica está concentrada en un torneo centenario con Argentina y Uruguay, este último sede del primer Mundial en 1930, y se considera que los países africanos carecen de capacidad y de los miles de millones de dólares para invertir en la infraestructura necesaria.

El Mundial más concurrido entre todos los deportes

Gianni Infantino es un hombre que cumple lo que promete. Para que votaran por él, debió vender al torneo más importante del mundo para ganar votos y lo consiguió. En nueve años veremos al Mundial como la competencia menos demandante del planeta; ¿el más inclusivo?, puede ser, ¿el más competitivo?, claro que no, ¿el más dramático?, nunca más.

De los nueve campeonatos mundiales entre los deportes más importantes de conjunto, ninguno tiene tantas facilidades para asistir como participante como el futbol. Algunos, incluso, como el de criquet, planea reducir el número de asistentes para mejorar el espectáculo y la calidad, otros, como el del balompié, le dará cabida a muchas naciones que algunos quizás ni siquiera sabían que existían.

Para empezar, el Mundial de Futbol aceptará a 22.7% de todos sus agremiados, la cifra más alta de participantes de una Copa del Mundo entre los torneos más importantes de nueve disciplinas. Ni el rugby, basquetbol, hockey sobre hielo, hockey sobre pasto, balonmano, voleibol, criquet o el waterpolo le permiten a tantas naciones ser parte de la justa más importante que tienen.

Por ejemplo, casi dos de cada 10 países en Concacaf —nuestra confederación— podrá asistir al torneo ahora. De los nueve mundiales analizados, únicamente el de futbol y el de hockey sobre hielo superan 20% de sus países agremiados que disputan su certamen más representativo. De ahí en fuera todos reducen, incluso el criquet buscará que más allá del 2020 el número sea de 10 cuando hace una década eran 24.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de