casi un tercio del presupuesto de conade
El deporte no justifica qué pasó con 1,051 mdp
La auditoría superior de la federación detalla que Conade, institutos del deporte y federaciones no han comprobado o justificado sus gastos realizados en el 2015.
Ivan Pérez
Feb 16, 2017 |
22:20
Alfredo Castillo, titular de Conade, tendrá que responder sobre el rubro de “Atención al deporte”. Foto: Archivo EE
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

-Alfredo Castillo, director de Conade, 5 de mayo del 2015:

“Tenemos que ser muy cuidadosos con el ejercicio del gasto. Tenemos sobre todo problemas de viáticos de tiempo atrás que no han sido comprobados y que al final de cuentas son fondos federales que deben ser acreditados y en ese sentido será el Órgano Interno de Control el que diga si hay responsabilidades”.

-Informe de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2015 (dado a conocer hace dos días):

“Conade no dispuso de la evidencia para acreditar que se efectuaron los procesos de solicitud de los bienes y servicios por parte de las unidades administrativas, de adquisición y ministración de los mismos, así como de haber aplicado los mecanismos de control interno. Tampoco acreditó el ejercicio de los 791.3 millones de pesos reportados en la Cuenta Pública ni demostró que los titulares de las unidades administrativas hubieran supervisado la aplicación de los recursos...”

¿Todo mundo toma dinero del deporte?

El informe de la Cuenta Pública, realizado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), dado a conocer el pasado 15 de febrero, realizó dos informes con respecto a Conade, uno de ellos destinado al rubro “Atención al deporte” y otro más al “Impulso de la Cultura Física y Deporte, Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento”. En resumen, ambos documentos detallan que “no se acreditaron”, “no hubo evidencia documental” o “retrasos de comprobación de recursos federales” de al menos 1,051 millones de pesos, lo que significa que 29.1% del presupuesto que tuvo Conade en ese año (3,605 mdp) carecen de un proceso de comprobación. El Economista buscó la versión de Conade pero no tuvo respuesta.

Aquella “declaración de guerra” a las Federaciones y Asociaciones deportivas hecha por el titular de Conade, Alfredo Castillo, en mayo el 2015 no está respaldada por los hechos propios dentro de la entidad que él gobierna, no al menos de acuerdo con el informe de la Cuenta Pública que se presentó hace unos días, que decidió tomar el rubro “Atención al deporte” (que se refiere a la instrumentación de los sistemas, programas y estrategias en materia de cultura física y deporte e impartición de justicia en materia deportiva) para fiscalizarlo.

De entrada, el documento detalla que se tuvieron “limitantes para aplicar algunos de los procedimientos establecidos debido a que no en todos los casos los datos proporcionados por los entes fiscalizados fueron suficientes, de calidad, confiables y consistentes”, aclaró.

No sólo eso: la Conade y el CAAD (Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte) desconocieron su contribución en fortalecer la práctica de actividades físicas y deportivas. “La Conade no dispuso de evidencia documental (es decir, que no justificó o comprobó) para acreditar las áreas que solicitaron ni los bienes y servicios adquiridos y suministrados con los 791.3 millones de pesos ejercidos debido a la falta de un sistema de información para su seguimiento”.

El dictamen que presenta el informe de la ASF afectaría considerablemente el programa Atención al Deporte, ya que “se recomendó a la SEP determinar la pertinencia de suspender el programa en tanto no se resuelva la acreditación de los recursos e implemente los mecanismos de control interno para garantizar el cumplimiento de los objetivos del programa”.

Además, la ASF pidió la intervención del Órgano Interno de Control (el mismo que en mayo del 2015 Alfredo Castillo pedía que entrara en acción para fiscalizar a las federaciones) para que investigue y finiquite las responsabilidades, imponga las sanciones respectivas a los servidores públicos que realizaron los actos, omisiones o irregularidades.

Pero no sólo la falta de comprobación de recursos está dentro de Conade, sino también a las instituciones a que destina dinero.

En el rubro “Impulso de la Cultura Física y Deporte, Desarrollo de Talentos Deportivo y Alto Rendimiento” no se comprobaron, de acuerdo con el informe, 259.7 millones de pesos.

“Atraso de la comprobación de recursos federales de los beneficiarios del Fideicomiso para el Desarrollo del Deporte (FIDEIMSS), Instituto del Deporte del Distrito Federal, el Comité Olímpico Mexicano y las federaciones mexicanas de Natación y Taekwondo”.

Pero, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, la falta de comprobación no sólo recae en la responsabilidad en las instituciones que no han reportado qué paso con ese dinero, sino que además “se debe principalmente a la falta de supervisión y seguimiento por parte de la Conade, del ejercicio y comprobación de los recursos federales transferidos” ... pero, ¿qué no era eso lo que decía Alfredo Castillo es una de sus prioridades?

En agosto del 2016—posterior a los Juegos Olímpicos de Río—Castillo compareció en la Cámara de Diputados, donde volvió a achacar a las federaciones la escasa comprobación del dinero que les otorga Conade. El 14 de noviembre del año pasado, meses después de su indignación, la ASF pasó el reporte de la auditoría que realizó y para febrero del 2017 resulta que la dependencia tampoco es clara en el manejo de sus programas. Así las cosas.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de