41.7% la considera buena en su calidad
Menos de la mitad de los fans califican bien a la Liga
Entre las calificaciones de regular, mala y pésima suman el 56.7%, pero respecto a la versión anterior, la percepción de bueno creció 17.9 puntos porcentuales.
Eduardo Hernández Castro
Mar 15, 2017 |
23:14
relacionadas
compartir

“Si jugaran permanentemente 11 mexicanos en los equipos, no tendríamos una mejor selección”, fue el argumento de Decio de María, entonces presidente de la Liga MX, para anunciar que a partir del torneo Apertura 2014 los jugadores naturalizados ya no serían considerados como extranjeros.

La medida, indicó el directivo, “busca generar un mejor espectáculo para que los jugadores se ganen en el terreno de juego quién alinea y quién no. Que se lo ganen por su trabajo futbolístico”. Desde entonces, el número de futbolistas extranjeros en el torneo mexicano aumenta cada torneo a un ritmo de 12.7% en promedio, hasta alcanzar el máximo histórico de 206 jugadores foráneos para el Clausura 2017.

Según el argumento de la cúpula del balompié mexicano, los futbolistas mexicanos se deben ganar un lugar por su trabajo en la cancha, bajo ese mismo parámetro, las decisiones que han tomado en las oficinas tiene reprobados a los dirigentes, según los resultados de la Tercera Encuesta de Calidad de la Liga MX realizada por El Economista (la metodología se puede observar en la infografía), donde 46.7% de los aficionados encuestados considera el espectáculo del torneo como regular.

Será la tercera ocasión que los fans no se sienten totalmente satisfechos por el producto que consumen; aunque es la primera ocasión que la categoría de bueno, en referencia a la calificación del espectáculo de la Liga MX, llega a niveles de 41.7% de los encuestados, esto significa 17.9 puntos porcentuales más que la encuesta realizada a finales del 2015.

Pero si sumamos los resultados de regular, malo y pésimo, la cifra alcanza 56.7 por ciento. Sigue siendo el grupo mayoritario entre las percepciones positivas y negativas.

“El futbol mexicano, como liga, es uno de los mejores del mundo, sin duda debe estar entre la 15 y la décima (...) hemos ganado siempre en nuestra Confederación, que es la que nos toca ganar”, expresa Alejandro Irarragorri, presidente del Club Santos Laguna, consultado por este diario.

Entonces, por qué si la Liga MX tomó como bandera el incremento de futbolistas extranjeros en el torneo como medida para mejorar el espectáculo; los clubes han invertido 248 millones de dólares en fichajes (no sólo de jugadores extranjeros) en los últimos cinco torneos; los niveles de asistencia a los estadios rompieron récord y los niveles de audiencia en televisión se ubican en números 23 millones de televidentes en promedio por jornada, la percepción de los aficionados ubica al torneo mexicano con calidad regular.

“Lo que es más importante es llevar a cabo una reestructuración, porque hay algo que está mal, porque no se está dando el espectáculo que se pretende”, reflexiona Rafael Lebrija, exdirigente de clubes como Toluca y Guadalajara.

Futbolistas extranjeros, virtud y defecto de la Liga MX

En el 2014, seis de cada 10 aficionados consideraban la Liga MX como regular; un año después, casi la mitad de los encuestados calificaban al torneo entre regular y malo. En la tercera edición de la Encuesta de Calidad, cuatro de cada 10 seguidores contestaron que el certamen da un buen espectáculo en sus partidos.

“Está en manos y responsabilidad de cada club el tipo de extranjeros que llegan”, advierte el directivo de Santos Laguna, sobre la calidad de jugadores foráneos que arriban a México.

En un principio, el argumento de los dirigentes, que por unanimidad aprobaron derogar el límite de extranjeros (en el 2014) para posteriormente implementar la regla 10/8 que otorga 10 plazas a jugadores no formados en nuestro país (2016) era que la llegada de jugadores extranjeros fomentaría la competitividad y elevaría la calidad del torneo.

“Dicen que el futbolista mexicano es muy caro, sí, porque no lo proyectan. Eso es producto de la falta para organizar mejor el futbol mexicano, para dar mejor espectáculo y sea más interesante”, advierte Rafael Lebrija.

Alejandro Irarragorri explica que la evolución de la regla 10/8 se pondrá en marcha el próximo torneo, con la regla 9/9, cuando el número de jugadores extranjeros y mexicanos sea el mismo para cada partido. “El origen de la regla es hacer a nuestro futbol más competitivo, dar mayor espectáculo y poder también valorar la inversión que cada club genera en temas de formación, que son inversiones muy importantes que los clubes hemos tenido que hacer”, expresó.

No obstante, el presidente de los Guerreros no descarta que en un futuro se impongan filtros para evaluar los logros y el cartel de los jugadores extranjeros.

Aunque en la evaluación de los aficionados, la categoría de buen espectáculo del torneo alcanzó su mejor registro, 16 puntos porcentuales más respecto a los resultados del 2015, para Rafael Lebrija no todos los extranjeros que llegan a México aportan calidad al certamen, incluso algunos ni siquiera tiene participación con sus clubes, lo que se contrapone a la justificación de los clubes sobre el proceso: futbolistas extranjeros - más competencia - mejor calidad.

La variable más estricta sobre la evaluación de la Liga MX proviene de la relación calidad-costo, ya que 52.8% de los encuestados considera que el precio de los boletos a los partidos es alto, respecto al nivel de espectáculo que reciben.

“En las ligas europeas se les cobra cinco o seis veces más, por un partido normal, por lo que yo creo que los precios están adecuados al espectáculo que se está brindando en México”, indica Rafael Lebrija.

Aunque en términos de asistencia a los estadios el último torneo: Apertura 2016, mostró un incremento de 23.2% respecto al Apertura 2014. De los 3.2 millones de aficionados que acudieron a los partidos de la fase regular hace cinco torneos, el torneo pasado fueron 3.9 millones.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de