una tercera parte de los CLUBES PERTENECEn A EMPRESARIOs foráneos
Dueños extranjeros que juegan en la Champions
Ésta liga ha permitido que los equipos demuestren su rentabilidad ante inversionistas millonarios del mundo.
Eduardo Hernández Castro
Sep 12, 2017 |
23:32
PSG tiene el respaldo económico del gobierno de Qatar, que a su vez es dueño de más clubes. Foto: Cortesía PSG
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

Los Hermanos Goozal fueron unos de los varios empresarios que hicieron fortuna después de la caída del régimen comunista.

Al caer la cortina de hierro, el muro de Berlín, las repúblicas soviéticas se deshicieron de las empresas estatales, así nacieron los prósperos millonarios petroleros, mineros, manufactureros y agricultores, a este último rubro pertenecen los mecenas del Qarabag de Azerbaiyán.

Abdolbari y Hassan nacieron en Irán, comenzaron su vida empresarial en Turquía y llegaron al país del Cáucaso como empresarios de alimentos. Ahí fundaron el Holding Aserzun, la empresa alimentaria más importante de Azerbaiyán.

Primero empezaron a distribuir productos de Unilever en Turquía, luego agregaron otras marcas, y, en sociedad con la compañía británica, establecieron una planta de fabricación.

La pujanza llegó con el apoyo del gobierno de Azerbaiyán, cuando comenzaron a comprar, consolidar y reestructurar las empresas azerbaiyanas creando el primer y más grande conglomerado de alimentos privado de ese país, y desde el 2001 son propietarios de Qarabag, el club que debutó en la Champions League.

Los empresarios de origen iraní son uno de los 11 conglomerados, empresarios y compañías extranjeras dueñas de equipos que participan en el torneo europeo.

Es decir, una tercera parte de los clubes de la Champions está en manos de empresarios que no son originarios del país al que representan los equipos.

Cuadros de Inglaterra, España, Escocia, Francia, Alemania, Italia y Azerbaiyán tienen propiedad o los socios mayoritarios no pertenecen a la nacionalidad que representan.

“No son millonarios que han hecho fortuna gracias a la casualidad de tener petróleo en sus tierras, sino hombres de negocios que han estudiado en las mejores universidades del mundo y que cuentan con holdings que ramifican sus inversiones en diversos sectores, siempre alertas de dónde está el negocio. Y en su afán olfateador han descubierto que determinados clubes abren las puertas de la rentabilidad”, señala Ismael Labrador, experto en negocios internacionales.

Así, aunque clubes como Manchester City y París Saint-Germain tienen el respaldo económico de los gobiernos de Emiratos Árabes Unidos y Qatar, pertenecen a conglomerados que incluyen más equipos de futbol, medios de comunicación e inversiones turísticas.

En tanto, están los casos de los empresarios estadounidenses, expertos en el ramo del entretenimiento y los deportes, como son los accionistas mayoritarios de Manchester United (Familia Glazer), Liverpool (Fenwey Sports Group) y Roma (James Pallota), quienes también poseen acciones y propiedad de equipos de baloncesto, futbol americano y beisbol.

La Premier League es el torneo de futbol que más presencia de inversores extranjeros tiene: 11 de los 20 equipos. Según dato de la UEFA, 78% de los clubes europeos tiene al menos en una proporción accionaria mínima algún dueño no nacido en el país del club.

Respecto a los casos de Mónaco, Chelsea y Celtic, son empresarios que se hicieron del control del club. Roman Abramovich pasó de un empresario petrolero al hombre que transformó al equipo inglés; la hija de otro magnate ruso funge como accionaria mayoritaria del Mónaco, luego de que su padre atravesó por un divorcio millonario.

Atlético de Madrid recibió la inyección financiera del dinero chino, lo que también se tradujo en el nombramiento del nuevo estadio del equipo español. Además, el único club alemán que es propiedad de una empresa extranjera es el RB Leipzig.



0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de