El SME y la reforma energética

Todos los comentarios, protestas, manifiestos redundan de una u otra manera en el sector petrolero que sin duda es muy importante para México, de mucha influencia y que representa entre otras tantas cosas, riqueza, solvencia y credibilidad.

Pero qué pasa con la energía eléctrica, la que consumimos todos los días, las 24 horas y que por supuesto pagamos. Un servicio público inscrito clara y llanamente en la Constitución, su cómo, su cuándo, su dónde y su por qué.

Un servicio público en el que se empeñaron, se empecinó CFE, sus funcionarios en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón, en reconvertirlo mal, de manera desproporcionada y fuera de la Constitución a ser un “producto” comercial proporcionado por una empresa, también transformada a “Clase Mundial”, así de ser usuario pasamos a ser clientes, como en muchas otras cosas más.

Así como la CFE pasó de ser generador de energía hoy es revendedora, una de las tantas circunstancia por las que decretaron el cierre de Luz y Fuerza del Centro (LyFC). Van a cerrar entonces CFE dado a que está en las mismas, o incluso peor, situación, circunstancias y condiciones. Está en una inviabilidad financiera, incapacidad técnica y sus pasivos laborales son monumentales, que dicho sea, por marcar diferencias, éstos si van cargados a 100% en los recibos de luz que pagamos como usuarios, tanto de la inmensa nómina de empleados de confianza, los funcionarios de CFE, IIE, FIDE, CONAE, CRE, etcétera. En el caso de los de LyFC, sus trabajadores y empleados de confianza sí aportaban a sus distintos fondos.

Hoy la energía eléctrica se ha convertido en una fuente más recaudatoria que dé servicio público, con un manejo de tarifas que poco o nada tienen que ver con la corriente eléctrica que gastamos, pero si con el “tipo” de gasto, algo incomprensible dicho como es, en el entendido de una lógica de cubrir la necesidad de ser productivos, competitivos y lo que genera en empleos.

A esto le sumamos el horario de menor y mayor generación de las distintas plantas de generación, sus distintas tecnologías y sus dueños, lo suman y finalmente nos cobran, unos al bimestre y otros al mes, circunstancia que sin duda también en sus cálculos, contribuye a que paguemos caro este servicio que dejó de ser público por medio de leyes secundarias como la del Servicio “Público” de Energía, en la que se escudó Sener y de las que se valieron CFE y todos sus asociados.

Este carácter de la CFE es una auténtica vileza y abuso de confianza, una traición a los usuarios.

La luz, a diferencia del petróleo y sus derivados, es un recurso que consumimos todos y es irremplazable, además no hay dos o más tipos de energía eléctrica, como pudiera ser la gasolina, los aceites y otros derivados del petróleo que sin duda son productos comerciales.

La CFE a través de las leyes secundarias puso en marcha un programa de “autogeneración” que sin duda demuestra su incapacidad técnica y financiera, un auténtico fracaso, mucho peor que LyFC.

El general Lázaro Cárdenas y don Adolfo López Mateos deben estar arrepentidos de confiar esta tarea a CFE, a sus hoy funcionarios faltos de idea política, de servicio público y solidaridad a los usuarios.

La figura de “autogeneración” a distintas empresas y consorcios les autoriza, por increíble que se lea, de la manera más “inocente”, con el argumento de que sean productivas, competitivas, generadora de empleos y que sus productos reflejen económicamente esta “figura”, ajusten sus precios, es decir, compren más barato ya que no pagan recibos de energía y el excedente, o sea lo que no consumen se los compra sin “chistar” CFE o ahora, en una nueva reforma a esta versátil y flexible “ley”, se puede vender directamente a las colonias, ejidos o a los consumidores por eso se ha convertido en un muy buen negocio, más a los que ya tienen asegurado su pago.

Por eso hoy todos están muy preocupados, más que puestos por la “energía verde”.

Las reformas pretendidas a este sector deben ser muy bien vistas y revisadas, porque nos pegan al minuto en resultados, en respuestas y en reacciones. No es posible una desproporción en la aplicación de leyes que sólo merman, deforman, enconan y comprometen a quienes garantizamos el círculo virtuoso de los factores de la producción, la calidad y convivencia social y garantía de seguridad y soberanía nacional. No repita lo de los presidentes Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón.

La energía no es sólo peligrosa en su manipulación, y una vez que sale no es posible pararla, si no la vemos así, si no la conceptualizamos así, en el uso y aplicación, puede ser igual o peor de peligrosa.

No hay que cometer el error de algunos “especialistas e ilustres”, el gobierno, en este tema, debe acercarse a los que saben, a los que durante muchos años atendieron el Sector.

Jorge Sánchez

MAS MENTIRAS DE MARTIN ESTRANZA

QUE CONVENIENTE QUE A CASI A 2 DIAS DE QUE SE CUMPLAN 4 AÑOS DE LA EXTINCION DE LYF, SALGA EL LIDER CHARRO DE MACUARRIN ESTRANZA Y EN COMPAÑIA DE SU FIEL SIMIO MONTES DE COCA , QUE SE TIENEN QUE LIQUIDAR PRIMERO, Y LUEGO VAN A VER SI LES TOCA , PERO SON PURAS MAMADAS LO QUE LES DICE EL MIERDIN, A MARTIN EL GOBIERNO LE DA UN CHEQUE MENSUAL CON VARIOS 0000, PARA QUE SIGA MANTENIENDO A SUS AGREMIADOS DE FALSAS ESPERANZAS Y RESOLUTIVOS, ( DESPUES DE ESTE 11 DE COTUBRE HABER CUANDO LES CUMPLEN CON SU JUBILACION Y SU REINSERCION LABORAL ASNOS)

LE FALTO AL SR. JORGE SANCHEZ CARLOS SALINAS EN SU RECUENTO

BREVE COMENTARIO, AL C.JORGE SANCHEZ, SUPONGO EXSECRETARIO GENERAL DEL SME, CORRÍJAME POR FAVOR SI ES USTED UN HOMONIMO.
MI COMENTARIO ES SIMPLEMENTE QUE EN SU RECUENTO DE TROPELIAS MENCIONA A ZEDILLO,FOX Y CALDERON, CON LO QUE ESTOY DE ACUERDO, SÓLO QUE SE OLVIDA USTED DEL ARTIFICE DE LOS CAMBIOS NEOLIBERALES AL REGIMEN NORMATIVO ENERGÉTICO, QUE INICIARON CON CARLOS SALINAS EN 1992, CUANDO EL SUYO ERA EL IMPORTANTE COMPROMISO SOCIAL DE SER LIDER DEL SME. LASTIMA QUE NO HICIERA USTED ALGO AL RESPECTO CUANDO TUVO OPORTUNIDAD PORQUE LA APERTURA DE PUERTAS A LOS PRODUCTORES PARTICULARES INDEPENDIENTES PARA LA GENERACIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA, FUE EN SU TIEMPO C.SANCHEZ. SALINAS FUE QUIEN INTRODUJO LA PELIGROSA NOVEDAD (PARAFRASEANDOLO A USTED) DE LO QUE "NO ERA SERVICIO PÚBLICO".
ES CUANTO, MTRA. IRISELA SANCHEZ, USUARIA POR CONVICCIÓN, NO "CLIENTA" DEL SERVICIO PÚBLICO DE ENERGIA ELÉCTRICA