Hace agua la reforma energética
blog
Feb 5, 2017 |
22:52
Archivado en:

Las alarmas están prendidas en la Secretaría de Energía y deberán dar aviso en Los Pinos. Hay dos procesos que deberían ser éxito total y es hora de que tienen pendientes.

Uno es la Subasta Eléctrica, la primera, y es que a la hora buena de hacer los presupuestos se dejaron de lado varias cosas como pueden ser todos los costos relacionados con el proyecto y que no se tomaron en cuenta a la hora de ofertar.

Un ejemplo es el parque de 500 MW en Yucatán: muy grande y considerado de alto riesgo para posibles financiadores que además tendrían un muy pequeño margen de utilidad, por eso no pueden hacer su cierre de financiamiento. ¿Cuándo dinero necesitan? Unos 300 millones de dólares ¿Quién es el valiente?

En la subasta dejaron de lado el costo real de medir el impacto social. Este parque requiere consulta indígena y el tema es que las negociaciones se hacen entre la Secretaría de Energía (Sener) y comunidades. La empresa presenta su propuesta de inversión social y ahí empiezan los problemas: Sener quiere saber el costo del desarrollo ¿Para qué? Si se pone un número en este rubro lo que sigue es que la autoridad de la comunidad decidirá que es mejor recibir el dinero que la obra y la experiencia dice que cuando eso ocurre estos beneficios se pierden.

La Comisión Federal de Electricidad tiene experiencia en esto y sabe lo importante de dejar a las empresas negociar directamente con la comunidad, más en un proyecto donde mantener el costo del proyecto es muy importante, un error, una mala negociación y adiós. Ojo, el tema de los costos es importante, por eso la distancia entre precios de la segunda subasta frente a la primera. La razón es que en ella consideraron todos los costos, incluso el de la consulta indígena.

El otro gran foco rojo: la Ronda 1.2 y la 1.3 de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, en las que hay varias empresas en problemas. Nos cuentan que hay varios consorcios con ganas de aventar la toalla y no alcanzan a cerrar sus financiamientos. Un ejemplo sería Grupo Diarqco, de Jorge de Dios, que se dice, necesita unos 70 millones de dólares y no consigue el dinero. En los pasillos petroleros cuentan que varias empresas analizan perder sus garantías y ceder al segundo lugar sus campos. Por cierto, algo parecido pasa en la Ronda 1.2 donde no todos habrían presentado sus garantías y eso tiene nerviosos a varios.

Buzos

1.-Se va a iniciar una investigación por parte del Senado en torno al proyecto Batería Cárdenas Norte, de Pemex Exploración y Producción. Las comisiones senatoriales que estarían investigando la obra son las de Energía y la del Trabajo de la Cámara de Senadores, a cargo de Salvador Vega Casillas y Miguel Ángel Chico Herrera, respectivamente. Todo indica que el pleito entre las empresas Construcciones Tapia y Conjunto de Servicios Industriales (CSI), tiene que ver con el pago de la obra y el incumplimiento de contrato. La obra está valuada en 600 millones de pesos a CSI y el reclamo de Construcciones Tapia asciende a 258 millones de pesos, por la ejecución de trabajos para la obra.

2.-En esta semana se supone que estará listo el informe de la Auditoria Superior de la Federación de Pemex que audita el año 2015, el último en el que estuvo a cargo Emilio Lozoya Austin, antes de ser sustituido por Pepe Toño González Anaya y, pese a todos los augurios, lo que sabemos desde hoy es que ese equipo de trabajo la libró con ganas. Se van tan limpios como llegaron, a la mejor por eso andaba tan tranquilo en Davos el exdirector.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de