Un estudio del CIDE
En cárceles del DF, presos por 700 pesos
La cuarta parte de los reos son acusados por robos menores a 5,000 pesos; mantenerlos cuesta 43,000 al año.
Ana Langner / UIEE
Abr 29, 2010 |
9:11

La falta de acceso a la justicia es poco redituable para el Estado. De acuerdo con especialistas, existe una marcada tendencia por parte de las autoridades a detener delincuentes de robos menores y quienes no tienen posibilidades de pagar una defensa.

De acuerdo con Elena Azaola, investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), este fenómeno provoca que en las cárceles se acumulen casos de poca relevancia para los administradores de la justicia, poco rédito social y deteriora al sistema penitenciario.

El estudio “Delincuencia, Marginalidad y Desempeño Institucional”, elaborado por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), da cuenta de que 55% de los internos en las penitenciarías del DF y Estado de México cumplen sentencia por robo y la mitad de éstos son por montos de 5,000 pesos o menos; mientras que otra cuarta parte corresponden a robos de menos de 700 pesos.

El documento revela que 8.6 de los detenidos lo son por delitos contra la salud y la cuarta parte de éstos comercializaban aproximadamente sólo 200 pesos. La encuesta revela que 40% de los internos está preso por robo menor o narcomenudeo.

De acuerdo con cifras del Gobierno del Distrito Federal, en los reclusorios de la ciudad de México hay cerca de 40,000 presos y su manutención es de 4 millones 800,000 pesos diariamente. Cada preso cuesta alrededor de 120 pesos diarios; al año, esto da un total de 43,800 pesos anuales; es decir, ocho veces más que el monto por el cual fueron detenidos.

“Con dinero baila el perro”

Azaola indica que la posición económica del reo es pieza fundamental durante su proceso. Por lo general, los individuos que cometen infracciones de mayor valor económico gozan de mayores garantías procesales, por ello se presume que cuentan con mayores recursos.

Explicó que la corrupción juega un papel fundamental en el perfil de los que quedan encerrados, pues gracias al soborno hay criminales que evitan la cárcel o los que llegan a estar tras las rejas pagan a las autoridades para que emitan reportes de buena conducta y con ello se reduzca su condena.

Resquebrajado, el sistema penitenciario

De acuerdo con la investigación “Delincuencia, Marginalidad y Desempeño Institucional. Resultados de la tercera encuesta a población en reclusión en el Distrito Federal y el Estado de México”, se ha incrementado más de 100% de la población penitenciaria durante la última década; en contraste, no se han construido nuevos centros penitenciarios ni incrementado los recursos, esto pone en riesgo las funciones del sistema, así como la seguridad de la población interna y la de la población en general.

alangner@eleconomista.com.mx

2132 lecturas
0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de