Devaluación en Venezuela sangrará finanzas de transnacionales

Credito:

RIPE

La devaluación del bolívar, que aplicará a partir del miércoles, se hará notar en las cuentas de distintas transnacionales que operan en Venezuela, sobre todo las del sector consumo, como las mexicanas KOF y Bimbo o la estadounidense Colgate-Palmolive Company. Otras firmas, como BBVA y Telefónica, también verán afectados sus indicadores.

El viernes pasado, el Gobierno anunció una devaluación de 31.75%, con la intención de reforzar las finanzas estatales tras un año de grandes gastos por la elección del presidente Hugo Chávez, y también para controlar una inflación galopante.

El tipo de cambio pasará de 4.30 a 6.30 bolívares este miércoles, cuando se conocerán las excepciones que se aplicarán en algunos sectores.

Para las compañías extranjeras que tienen importantes negocios en el país, eso significa que sus ganancias en bolívares ahora valdrán menos cuando se conviertan a dólares.

En Venezuela, Coca-Cola Femsa (KOF) genera 9% de su resultado operativo antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda) consolidado, por lo que la devaluación prevé un impacto negativo en sus márgenes operativos, afirmó un reporte de la casa de bolsa Acciones y Valores Banamex Casa de Bolsa (Accival).

“Existe un creciente riesgo de que las tendencias de volumen y precios posteriores a la devaluación sean más débiles de las esperadas durante bastante tiempo”, dijo Accival.

La estadounidense Colgate-Palmolive, para la que Venezuela constituye 5% de sus ventas totales, informó que tendrá pérdidas extraordinarias de 120 millones de dólares, o 25 centavos por acción, en el primer trimestre del 2013.

En un comunicado, la compañía estadounidense, que comparte mercado con Avon Products Inc, Procter & Gamble Co y Kimberly-Clark Corp, prevé que sus ganancias por acción se reduzcan de 5 a 7 centavos por trimestre en el 2013 por la conversión de los estados financieros al nuevo tipo de cambio venezolano.

La devaluación no tendrá impacto en sus resultados o en su posición financiera del 2012, dijo la compañía con sede en Nueva York.

En el caso de las españolas BBVA y Telefónica, Venezuela les reporta entre 6% y 8% de su resultado de explotación, de acuerdo con un reporte de la consultora Banesto Bolsa citado por la agencia Reuters.

“En nuestra valoración de BBVA, Venezuela representa 5.7% del valor total, así pues el impacto de una devaluación de 30% sería de 1.7%, sin tener en cuenta posibles coberturas que posea la entidad financiera”, dijo Banesto Bolsa.

En cuanto a Telefónica, además del impacto en ingresos (2,305 millones de euros en los primeros nueve meses, es decir 4.95% de sus ingresos totales), habrá que tener en cuenta que la operadora mantiene 2,000 millones de euros en caja y dividendos pendientes de repatriar, dijo Banesto Bolsa.

Para la mexicana Accival, la recomendación a sus clientes sobre las acciones de KOF es “vender”. En el caso de Femsa y Bimbo, la posición es “neutral”.

MEXICANAS EN LA ARENA

La consultora mexicana Monex Grupo Financiero apuntó que empresas como Gruma, Coca-Cola Femsa y Bimbo verían afectadas sus operaciones, aunque su impacto dependerá de la participación que tengan sus ventas en el país.

Para Paola Sotelo, analista del sector consumo de Monex, Gruma observaría en el corto plazo un castigo por parte de los inversionistas, aunque el nivel de afectación en los resultados de la empresa será menor a 5.0% a la participación en ventas de 15% que tiene en Venezuela.

“El impacto dependerá de la participación que tengan las operaciones de Venezuela en las ventas de cada empresa, del porcentaje de gastos y deuda ejercidos en moneda local (bolívar) y de la capacidad que tenga cada empresa para incrementar precios”, dijo Sotelo.

Para Accival, la devaluación del bolívar generaría que la atención de los inversionistas se centre más en la creciente debilidad del peso argentino.

OTROS DAÑOS COLATERALES

En otras compañías como las españolas Repsol o Iberdrola, el impacto podría ser menor debido a las coberturas que poseen o el hecho de que gran parte de su gasto en Venezuela es en moneda local, dijeron analistas.

El grupo empresarial Duro Felguera, que generará en el 2013 entre 30 y 40% de sus ventas consolidadas en Venezuela, afirmó que por la devaluación del bolívar no cabe esperar un impacto significativo en sus resultados presentes y futuros.

Y en el resto de las compañías españolas —Inditex, Meliá, Prisa, NH Hoteles o Indra— la presencia resulta muy limitada y el impacto en sus cuentas será marginal, según la casa de bolsa de Sabadell. (Con información de Reuters y Notimex)

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica