Se disipa esperanza de recuperación de zona euro
Con Italia de nuevo en recesión y una economía alemana presa de la desaceleración, la esperanza de que la economía de la zona euro levantara vuelo en el segundo trimestre se ha disipado.
Foto EE: Archivo

Con Italia de nuevo en recesión y una economía alemana presa de la desaceleración, la esperanza de que la economía de la zona euro levantara vuelo en el segundo trimestre se ha disipado, un año después de salir de la recesión.

En el verano de 2013 la zona euro dejó atrás seis trimestres consecutivos de contracción de su Producto Interno Bruto (PIB).

Un año más tarde, las perspectivas son sombrías: la economía de la región es "débil, frágil y desigual", opina el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, que reconoció a principios de agosto la existencia de una "desaceleración en la dinámica del crecimiento".

Aunque el desempleo ha iniciado una ligera caída, se mantiene en niveles insoportables pues afecta a 18.4 millones de personas, de ellos 3.3 millones de jóvenes en la región.

Asimismo, el espectro de la deflación podría gripar un poco más la maquinaria económica de la eurozona.

Este jueves a las 09:00 GMT está prevista la publicación de los datos trimestrales de crecimiento en la zona euro, tras la publicación de los correspondientes a Alemania y Francia, las dos principales economías de la zona euro.

Los analistas prevén, como mucho, un crecimiento del 0.2%, como a principios de año, pero algunos no excluyen que esa previsión sea demasiado optimista.

Las primeras señales no son favorables: Italia cayó en recesión en el segundo trimestre, con una contracción del 0.2% del PIB, Bélgica creció sólo un 0.1% y España 0.6 por ciento.

Son datos que dejan entrever que la recuperación "quizá ha tocado techo, antes de que realmente haya comenzado", estimaba recientemente Michael Pearce de Capital Economics.

Las dos principales economías de la región envían también señales negativas. La economía de Alemania, tradicional locomotora de la región, podría contraerse en un 0.1% tras crecer un 0.8% en el primer trimestre ya que la industria muestra señales de debilidad.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ya advirtió el lunes que Berlín se enfrenta a una "inflexión negativa" del crecimiento.

En el caso de la francesa, la mayoría de los analistas apuestan a un modesto crecimiento del 0.1% en el segundo trimestre.

Los datos sobre producción industrial en zona euro explican en parte estos datos sombríos. Eurostat, la oficina europea de estadísticas, anunció este miércoles una contracción del 0.3% en junio en el espacio del euro, que se suma a la caída del 1.1% del mes anterior.

RIESGOS GEOPOLÍTICOS

El horizonte parece que no se va a despejar a corto plazo, debido a los riesgos geopolíticos que "han aumentado en todo el mundo", según Draghi.

"Un riesgo es que las consecuencias económicas de la crisis ucraniana se conviertan en la gota que haga desbordarse el vaso para la recuperación europea", comentaba a finales de julio Peter Vanden Houte del banco ING a raíz de la adopción de sanciones económicas europeas contra Rusia, acusada de apoyar a los separatistas de Ucrania.

En respuesta, Moscú acaba de decretar un embargo de un año a las importaciones de alimentos procedentes de Europa, un mercado de unos 11,000 millones de euros anuales.

La UE está analizando las consecuencias a nivel económico, pero no excluye crear un fondo de solidaridad de 400 millones de euros para los sectores más afectados.

Peor aún, la crisis ucraniana puede repercutir también en la confianza de los consumidores y los industriales europeos, socavando el crecimiento para el resto del año, como ya lo ha demostrado el empresariado alemán, cuya confianza en la coyuntura del país se desmoronó en agosto.

erp

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de