tipo de cambio no regresará a niveles del 2015
Bárcena: sustituir importaciones, remedio ante la depreciación
Alicia Bárcena, secretaria general del organismo, aclaró que no se está proponiendo una política pública de proteccionismo en el país.
En México, dice Bárcena, se nos pasó la mano en la compra de bienes y servicios de Estados Unidos. Foto EE: Araceli López
relacionadas
compartir

Davos, Sui. Con el nuevo escenario del tipo de cambio, la secretaria de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) tiene una recomendación: “sustituir importaciones, eso es lo que más le conviene a empresas y consumidores”.

Alicia Bárcena Ibarra explica: “No sabemos a cuánto va a quedar (la cotización del peso frente al dólar), pero sí podemos decir que estamos ante una nueva etapa que durará algún tiempo. Comenzó con la decisión de la Reserva Federal de subir las tasas”.

Dicho con otras palabras: el movimiento del tipo de cambio en estos días está asociado a la volatilidad, pero no habrá un regreso a los niveles de principios del 2015, cuando termine la turbulencia en los mercados.

La secretaria Bárcena no hace pronósticos, más bien se concentra en el nuevo escenario: “El movimiento de capitales en respuesta al cambio de política monetaria en Estados Unidos es un fenómeno de gran importancia, que está relacionado con un cambio de ciclo. Todavía no terminamos de comprender todas sus implicaciones”.

Una cosa es clara para ella: el cambio de escenario traerá cambios en la vida cotidiana de las familias y las empresas mexicanas. “Hay algunas cosas que tienen precio vinculado al dólar: son insumos para las empresas o bienes de consumo final. Muchas de ellas pueden ser sustituidas por bienes o servicios que tienen precio relacionado con el peso. Allá hay una oportunidad de sustituir importaciones”, refiere.

Bárcena es mexicana, radicada en Santiago de Chile. Bióloga de formación, con posgrado en administración pública y amplia experiencia en temas económicos, es una de las voces más autorizadas para analizar la realidad de América Latina.

Su posición es heterodoxa, pero llena de sentido común. “No es exagerado decir que en México se nos pasó la mano un poco en el consumo de bienes y servicios importados de Estados Unidos. Con el dólar relativamente barato, era una decisión racional. El nuevo tipo de cambio es una señal de mercado. Indica que debe revisar lo que se consume y sustituir lo que se pueda”.

Estamos en un restaurante de Davos, a unos pasos del Centro de Congresos que es la sede del Foro Económico Mundial. Alicia Bárcena no quiere malentendidos cuando habla de sustitución de importaciones. Después de todo, estamos en el 2016 y la sustitución de importaciones ya vivió un largo capítulo en México, en el siglo pasado.

“No estoy hablando de una política pública de proteccionismo. Creo que en México hay condiciones para hacer una sustitución inteligente de importaciones. Esto implica no sacrificar calidad, entre otras cosas, por el grado de apertura comercial que tiene y por el nivel de desarrollo industrial. Está el reto de aumentar la productividad, pero el tipo de cambio ofrece un incentivo muy poderoso”.

La región

Lo que es válido para el caso de México podría aplicar para América Latina como región, sostiene la secretaria de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe. “La depreciación de todas las monedas genera condiciones para incrementar el comercio intrarregional. Los productos hechos en la región se volvieron más baratos, relativamente para los latinoamericanos”.

Se parte de una situación en la que el intercambio comercial de nuestros países es bajo, comparado con otras regiones y con su potencial. “El movimiento del tipo de cambio podría ayudar, pero hay muchos temas en los que debemos avanzar: infraestructura, logística y reglamentos, por mencionar sólo algunos”, dice en la charla.

Uno de los temas en los que el rezago en la integración regional preocupa más a Alicia Bárcena es el de la economía digital. “Es un asunto estratégico que puede costarnos muy caro si no lo resolvemos bien, hay que ver lo que está haciendo Europa, Asia y, sobre todo, si vemos lo que está ocurriendo en asuntos como el comercio electrónico”.

Precisamente, sobre el mercado digital latinoamericano fue una de las reuniones a las que asistió en Davos la secretaria de la Cepal. Aquí, su interlocutor fue César Alierta, el presidente de Telefónica, la segunda mayor empresa de telecomunicaciones de la región.

valores@eleconomista.com.mx

1 Comentarios
Comentarios
J. J. Pérez Lucio (no verificado)
Agregado:
26 Ene 2016 |
17:33 PM

Por un lado, la visión coyuntural que ofrece la Cepal a través de Alicia Bárcena no se distancia del análisis realizado hasta ahora por otras instituciones y particulares. Eso no necesariamente es un punto de conflicto, aunque hubiera esperado una opinión con carácter más estructural respecto de la situación macroeconómica.

Por otro lado, considero que las recomendaciones planteadas no son realmente innovadoras, y han sido propuestas planteadas en varias ocasiones. Y, si bien son recomendaciones clásicas desde el análisis académico, me parece que la pragmática de su aplicación ha demostrado en varias ocasiones ser endeble para satisfacer los objetivos. Ya específicamente, soy de la opinión de que un viro como el que propone respecto de la sustitución de importaciones, en caso de lograrse y superar las trabas políticas que representaría, no ayudaría en el corto plazo, por lo que puede ser una solución para las economías como la mexicana, pero no respecto del problema inmediato que intenta solucionar.

Periódico El Economista es una empresa de