Operación Cónclave, nuevo escándalo de corrupción en Brasil
La Policía Federal (PF) dio inicio a las investigaciones del fraude en la adquisición de acciones del Banco Pan (antiguo Panamericano) por la CaixaPar, empresa de inversiones de la Caixa Econômica Federal.
Valor Económico / Brasil
Abr 19, 2017 |
20:12
compartir
Widgets Magazine

La Policía Federal (PF) dio inicio a la Operación Cónclave, para investigar el fraude en la adquisición de acciones del Banco Pan (antiguo Panamericano) por la CaixaPar, empresa de inversiones de la Caixa Econômica Federal. La Décima Cámara Federal de Brasilia decretó el bloqueo de bienes de personas físicas y jurídicas investigadas, por un valor de 1,500 millones de reales (476 millones de dólares).

La compraventa de las acciones es investigada por haber potencialmente causado “perjuicios al erario federal”, según la PF. A finales del 2009, Caixa adquirió una participación de 36% en el Pan, que en la época en que era controlado por el Grupo Silvio Santos, por 740 millones de reales (235 millones de dólares). Menos de un año después, salieron a la luz indicios de fraudes contables en el banco, que apuntaron a un faltante de más de 4,000 millones de reales (1,269 millones de dólares).

La PF cumplió 46 mandatos de búsqueda y aprensión en Brasilia, São Paulo y ciudades de otros estados. Los policías estuvieron por la mañana en la oficina del BTG Pactual en Río de Janeiro, en las casas del banquero André Esteves en Río y en la capital paulista y en las oficinas del Fundo Garantidor de Créditos (FGC). En el 2011, el BTG adquirió por 450 millones de reales la participación del Grupo Silvio Santos, entonces controlador del Pan, y se hizo socio de la Caixa en el negocio. El FGC financió esa operación. La inversión no resultó rentable para BTG y Caixa.

Agentes de la policía también estuvieron en la sede del Banco Central (BC) para solicitar información, que fue “rápidamente repasada”, según la autoridad reguladora del sector financiero. El BC no es investigado.

La Policía Federal afirmó que, durante las investigaciones, fueron identificados tres supuestos núcleos criminales: el de funcionarios públicos, directamente responsables de la firma de contratos o de los documentos para la compra y venta de acciones de Panamericano por Caixapar, con la posterior compraventa y venta de acciones significativas del Banco Panamericano por el BTG; el de los consultores contratados para emitir opiniones que legitimaran las operaciones realizadas; y el de los empresarios que, con la situación de sus empresas y la necesidad de dar la apariencia de legitimidad a los negocios, contribuyeron a los crímenes.

Los investigados responderán, en función de su participación en el esquema, para gestión imprudente o fraudulenta. El nombre de la operación hace alusión al ritual que ocurre, a puertas cerradas, en el que se reúnen los cardenales en la Capilla Sixtina, en la ciudad de Vaticano, para elección del nuevo papa de la Iglesia Católica.

En un comunicado a los mercados, el Pan informó que colabora con las investigaciones y que la Policía Federal ha determinado que "no tiene relación con la gestión actual o sus operaciones". CaixaPar dijo que está en contacto permanente con las autoridades, proporcionando una "cooperación sin restricciones a las investigaciones". BTG afirmó que no tuvo implicación alguna en la compraventa de la participación en el Pan por Caixapar en el 2009. El FGC declaró que, “en el ejercicio de su misión de contribuir a la estabilidad del sistema financiero, concluyó en el 2010 operación de apoyo al entonces accionista controlador del banco, entonces Panamericano, en la época en que pasaba por dificultades”.

La compraventa de las acciones del Pan por la Caixa envuelve una polémica que se arrastra hace años. La transacción fue aprobada por el BC en julio del 2010 y, algunas semanas más tarde, salieron a la luz los indicios de irregularidades en la institución financiera.

A inicios del año pasado, el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) reabrió investigación para saber si el BC ya sabía de los problemas en el Panamericano cuando dio señal verde a la venta de las acciones a la Caixapar.

En octubre, el Ministerio Público Federal (MPF) de São Paulo pidió la condena de nueve ex directores de la institución, acusados de gestión fraudulenta y otros crímenes. Entre ellos están Luiz Sandoval, ex presidente del Consejo de Administración, y Rafael Paladino, ex director superintendente.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de