aproximadamente 90% de la población, al 2013, no pagaba el impuesto: BID
AL y el Caribe no explotan potencial del ISR
Las tasas efectivas pagadas por el decil más rico son más bajas que las mínimas legales del tributo.
Yael Córdova
May 23, 2017 |
22:48
El ISR se ha convertido en el instrumento elegido por muchos países para aumentar sus ingresos. Foto EE: Miguel Blancarte
compartir
Widgets Magazine

América Latina (AL) y el Caribe no están aprovechando todo el potencial que tienen en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) para promover el desarrollo de la economía de cada país, aseguró el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

De acuerdo con el BID para el 2013, cerca de 90% de la población en la región no pagaba este tributo. En promedio, el decil más rico tributa cerca de 83% del impuesto a la renta personal. Sin embargo, las tasas efectivas pagadas por el decil más rico son más bajas (9.2%) que las tasas mínimas legales del impuesto (10.2 por ciento).

“Así, el impuesto a la renta es muy progresivo en la región, pero genera pocos ingresos y, por tanto, tiene poca capacidad redistributiva”, destacó el BID en uno de sus análisis.

En los últimos 65 años, el ISR de las personas físicas se ha convertido en el instrumento elegido por muchos países (principalmente los más desarrollados) para aumentar sus ingresos y mejorar la distribución de la riqueza.

El BID destacó que a nivel regional los bajos ingresos generados por el ISR en América Latina y el Caribe, además de su tendencia a un menor crecimiento que los demás ingresos fiscales pueden ser explicado por cuatro principales factores: altas exenciones fiscales (deducciones personales e ingresos exentos), altas desgravaciones fiscales, tratamientos preferenciales a rentas del capital y altos niveles de evasión.

De acuerdo con sus datos, aunque los ingresos fiscales promedio aumentaron en la región de 14.6% del PIB en 1990 a 22.8% del PIB en el 2015, la recaudación correspondiente a la renta personal alcanzó únicamente 2% del PIB para ese último año; un porcentaje muy bajo comparado con 8.5% del PIB, recaudado por los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico.

En este sentido, dijo que uno de los principales retos es la aplicación de políticas que permitan a los países aprovechar la capacidad de recaudación del ISR para personas físicas, que minimice las distorsiones en el sistema tributario y que optimice la progresividad, evitando así la concentración de la riqueza.

“La generosidad de las deducciones a la base tributaria, ingresos no gravados y los altos umbrales impositivos (mínimos no imponibles) que, en promedio, eximen de sus obligaciones tributarias a 90% de la población y a 62% de los ingresos obtenidos por los contribuyentes del décimo decil contribuyen a la escasa capacidad de recaudación tributaria en la región”, afirmó el BID.

No obstante, el BID aún ve opciones con las que los diferentes países de la región podrían potencializar la recaudación del ISR.

Entre éstas está examinar la relación entre el impuesto a la renta y la riqueza, basándose en las iniciativas del Foro de Transparencia Global, se habla del levantamiento del secreto bancario, el intercambio de información fiscal entre las administraciones tributarias y el registro público de la propiedad hasta el último beneficiario.

“Esto podría no sólo mejorar la recaudación, sino también asegurar una transición hacia un diseño del impuesto más integral, equitativo y progresivo. Esto también reforzaría el control tributario, que debe mejorarse con carácter urgente, dado que la evasión promedio en la región según estudios de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe supera 52% del recaudo potencial”, comentó.

Otra solución que considera viable para potencializar la recaudación del ISR es reconsiderar las bajas tasas efectivas que enfrentan los contribuyentes, pues la estructura general de rangos y tasas está limitada por un enorme número de deducciones y mínimos no imponibles.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de