santander emitirá un bono
Accionistas de Popular serán compensados
Acción de fidelización, una vía para recuperar una relación dañada tras la caída del banco.
compartir

Cuando Santander compró Popular el pasado 7 de junio, el gran atractivo era su extensa cartera de pymes, seguido por los 4.6 millones de clientes que la entidad tenía repartidos por toda España.

Algunos de esos clientes, los considerados más fieles, compraron los 450 millones de euros en deuda subordinada que la entidad colocó en la red en el 2011 o acudieron a la ampliación de capital de junio del 2016, en la que se captaron 2,505 millones y se colocaron 1,000 millones a minoristas. Un año más tarde, estos clientes habían perdido toda su inversión.

Con el objetivo de mantener uno de los activos más preciados de Popular, sus clientes fieles, Santander anunció el jueves una compensación en forma de acción de fidelización, una vía para recuperar una relación dañada tras la caída del banco. “En reconocimiento a la lealtad de los clientes que invirtieron en Popular, hemos querido poner en marcha esta acción voluntaria para reforzar nuestra relación con ellos", afirmó Rodrigo Echenique, presidente de Popular y Santander España, en un comunicado.

Cómo se articula

La compensación de Santander llegará a los accionistas y bonistas de Popular a través de la emisión de un bono. Cuando en septiembre se abra el periodo para acudir a la colocación, el afectado deberá solicitar en su oficina la parte que le corresponda de los hasta 980 millones de euros que Santander prevé lanzar. Por cada 100 euros de inversión, el cliente recibirá uno de estos bonos para resarcir hasta 100,000 euros.

Grandes inversiones: A partir de los primeros 100,000 euros, la entidad establece una quita de 25% hasta los 500,000 euros, y una de 50% para las inversiones que se sitúen entre 500,000 euros y el millón. Las quitas se realizan de forma escalonada.

Bonistas: Para los tenedores de deuda subordinada se aplica la misma escala, aunque con una quita adicional por los pagos de los cupones que recibieron periódicamente desde el 2011.

Costo: Acceder a la emisión del bono no tendrá ningún costo para los clientes de Popular que compraron acciones en la última ampliación de capital, ni para los tenedores de la deuda subordinada colocada en red en el 2011.

Recuperar el dinero: Una vez que el cliente se haga con el número de bonos que le corresponda en función del volumen de su inversión, deberá esperar al menos siete años, fecha en la que Santander tiene opción de amortizar la deuda. Será entonces cuando los clientes recuperen su capital de forma líquida.

Intereses: Los particulares que decidan mantener en su cartera el bono a lo largo de los siete años que se espera que esté en circulación recibirán un interés anual de 1% a través de un cupón pagado trimestralmente. Sin embargo, Santander advierte que el pago de este cupón es discrecional, por lo que cabe la posibilidad de que, si la entidad atraviesa una situación comprometida en lo financiero, no se pague.

Amortización: Se trata de un producto perpetuo que tiene una opción de amortización anticipada a los siete años a voluntad de Santander, previa autorización del BCE.

Implicaciones legales: Aceptando la compensación que propone Santander, el cliente se compromete a no iniciar o a abandonar cualquier acción legal en curso contra el Grupo Santander.

Condiciones: Al tratarse de un plan de fidelización, el cliente que acceda a este bono se compromete a mantener la relación que tenía previamente con la entidad hasta, por lo menos, la fecha de amortización del producto, prevista siete años después de la colocación.

Quién queda fuera: Santander ha recogido algunas excepciones a la hora de compensar a los minoristas afectados con la intención de que su acción vaya dirigida a los clientes minoristas:

1. Los que hayan formado parte del consejo de administración de Banco Popular.

2. Los vinculados a estos miembros del consejo recogidos en la primera excepción.

3. Accionistas que de forma individual o colectiva hayan tenido una participación significativa en Banco Popular declarada a la CNMV.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de