Para entender la economía del arte: agua al molino
En la obra que da título a esta columna, la economista Cristina Rascón Castro ha logrado condensar numerosos enfoques teóricos y algunas propuestas de análisis y de acción de política pública.
Eduardo Cruz Vázquez
Ago 11, 2011 |
15:18
compartir

Muchos meses atrás, fui invitado por Nostra Ediciones a la presentación del libro Para entender la economía del arte. Fue programada en el Museo Soumaya y semanas antes, cancelada. La cobertura de tan
importante obra ha sido escasa. Impreso en China, bello el tiraje, data de noviembre de 2009.

Primero la presento: Cristina Rascón Castro, economista, escritora, traductora literaria, promotora cultural, es licenciada en Economía por el ITESM y maestra en Política Pública por la Universidad de Osaka. Es consultora en estadística y gestión para la Agencia Internacional de Energía Atómica en Viena, Austria. Entre sus obras se encuentran los libros de cuentos El agua está helada y Puede que un sahuaro seas tú.

Segundo, recordemos que Nostra Ediciones, bajo la dirección de Mauricio Volpi, hace años es parte del mercado editorial y cuenta por ello con un amplio catálogo de títulos y autores. Creó la colección para entender "la realidad política, económica, social y cultural de México y el mundo, en donde se presentan temas relevantes de nuestra época expuestos de manera simple y comprensible por reconocidos especialistas en la materia". Entre los títulos publicados se encuentran La institución ciudadana de Ricardo Raphael y El ambientalismo de Luis Felipe Gómez Lomelí.

Inicio este llamado a la lectura de Para entender la economía del arte con el glosario que cierra el abordaje de Rascón Castro. Van tres de las 70 definiciones que nos entrega.

Economía creativa. Clasificación industrial para las actividades y producciones relacionadas con las bellas artes, el patrimonio, las industrias creativas y las manifestaciones culturales.

Economía cultural. Ciencia que aplica el análisis económico a todas las artes creativas, el patrimonio cultural y las industrias culturales, sean propias del sector público o privado.

Economía de la cultura. En este libro, sinónimo de economía cultural.

Economía del arte. Primer término que se utilizó para referirse a la economía cultural. En este libro se utiliza para englobar las definiciones explicadas de economía del arte, economía cultural, economía de la cultura y economía creativa en una sola definición.

Se integra de cuatro apartados: ¿Qué es la economía del arte?; Oferta y demanda por el arte; la economía del arte por disciplina y ¿Para qué sirve la economía del arte? De éste, resultan vitales sus cuatro subtemas: el análisis econométrico, los métodos de valoración contingente, los índices ponderados y las aplicaciones prácticas.

En dicho segmento, Cristina Rascón Castro escribe: "La principal aplicación de la economía del arte es el diseño de políticas públicas culturales, es decir, el diseño de programas de fomento y financiamiento de la cultura para corregir o atenuar los fallos del mercado del arte en un contexto cultural específico, sea a nivel nacional, estatal o municipal, así como para brindar oportunidades equitativas de acceso al arte y la cultura por parte de todos los miembros de una sociedad. Los hallazgos de la economía pueden aplicarse a su vez en los diseños de política pública educativa, comercial, científica, entre otras áreas.

"Los hallazgos de la economía del arte también son una base sólida para la toma de decisiones de los agentes del mercado, sean artistas, directores de museos, profesores, fijadores de precios, investigadores de economía y otras disciplinas, publicistas, promotores culturales o consumidores".

Y establece 10 retos, tres de los cuales transcribo. Primero, "el desarrollo de estudios económicos en el mundo del arte para países de bajo y medio desarrollo económico". Segundo, "el estudio del intercambio económico de objetos de arte entre distintos países", y tercero, "consideración de las manifestaciones artísticas y culturales como generadoras de renta, empleos y externalidades económicas positivas, y por tanto, merecedoras de esquemas de financiamiento específicos a su naturaleza, así como promoción en los mercados domésticos y de exportación".

Tome nota el lector y conecte mis alegatos. La próxima semana mis pros y contras de Para entender la economía del arte.

Esquirlas. El próximo lunes tendrá lugar una espléndida iniciativa del Secretario de las Culturas y las Artes de Oaxaca, Andrés Webster, y de la Presidenta de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, Kenia López. Más de una veintena de quienes conforman la comisión sesionarán en la capital del estado. Al saber que el periodo por iniciar es la última llamada para sacar adelante algunas reformas, que será el último PEF de la actual legislatura y de cara a la convocatoria a presentar proyectos para los recursos "etiquetados" o "concursables", cobra relevancia este ejercicio entre poderes.

asesoresencultura@yahoo.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de