“Soy un enemigo de la palabra felicidad”: José Emilio Pacheco
El escritor, quien recibe homenaje en la Feria Internacional del Libro de Oaxaca, asegura que es una de sus últimas apariciones públicas.
Foto: Cortesía
compartir

Oaxaca, Oaxaca. “Soy un enemigo de la palabra y la noción de felicidad; gran parte de la infelicidad del mundo es que se persigue obsesivamente. Si bien nos va se conoce tres o cuatro veces en la vida pero no es un estado permanente”, opinó el escritor José Emilio Pacheco, quien recibe un gran homenaje en la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO).

A paso lento, con bastón en mano pero de muy buen humor por estar en Oaxaca, el poeta de inmediato bromeó: “Me siento inhibido ante la gran cantidad de grabadoras, nunca había visto tantas, pero antes de que yo suelte un rollo mejor pregúntenme”, y así comenzó una larga charla con uno de los grandes escritores mexicanos.

Y continuó hablando del concepto de felicidad: “Existen satisfacciones como tomar un vaso de agua o comer pan, pero la felicidad no se encuentra en las cosas que se pueden comprar como muchos creen”.

—¿Cómo se siente tras 50 años de carrera?

“Han cambiado muchas cosas, antes sacabas un librito y sólo lo leían tus amigos, no existía un mercado ni premios ni nada; ahora todo es diferente con el público y con la manera en la que convive la gente”, comentó José Emilio Pacheco.

Oaxaca huele y suda a Pacheco, quien desde el miércoles llegó a la ciudad después de cancelar su visita a la Feria del Libro de Guadalajara y entre una gran expectación, pues se dudaba su presencia por su estado de salud.

Y aunque prometió no hablar de política, José Emilio Pacheco no pudo evitar opinar del momento que pasa México con la violencia.

“Ojalá lo pasemos pronto y lo sobrevivamos… o que se diga que hicimos el intento. Pero, digo, cuando yo vine al mundo (1939) también había condiciones desastrosas y qué valientes fueron mis padres en traerme porque después todo se arregló”.

El poeta se mostró contrariado con lo que sucede y opinó: “Yo no puedo parar un cuerno de chivo con un soneto; pero creo que quien lee poesía difícilmente se convertirá en un sicario o torturador. Creo que debe haber una solución pero yo no la veo”, agregó Pacheco.

Pero aseguró que “antes hablaba mucho de política, pero me retiro, en parte por fracaso. El problema de la política es secundario ante la violencia desatada en el país y lo que vamos a hacer”.

Incluso, aseguró que “cuando veo la televisión es como un capítulo de una vieja serie llamada Combate: veo tanques y muertos. Es terrible”.

Por eso recomendó leer un poco de historia al presidente electo Enrique Peña Nieto para no cometer los mismos errores. “Señor, si Hitler hubiera leído Historia conocería a Napoleón y sus estrategias y no hubiera cometido sus errores… por eso hay que leer”.

José Emilio Pacheco no paró de hablar, soltó bromas, recordó el México donde podía ir al cine o tomar café con sus amigos: “Eso se ha perdido… si cruzo el parque España por la noche regreso a casa sin ropa (risas)”.

Sobre sus planes, el escritor aseguró no ser supersticioso pero prefirió guardarse sus proyectos: “Cuando lo digo, me salen mal los libros, mejor les digo que estoy por terminar”.

José Emilio Pacheco elabora Aproximaciones con textos que comenzó a escribir hace 50 años y una traducción de los Cuatro cuartetos de T. S. Eliot en la que lleva trabajando más de 25 años.

Sobre la muerte, el escritor aseguró no tenerle miedo: “No le temo porque no la conozco, pero es lo único seguro en la vida… lo que no quiero es morirme sin terminar lo que quiero escribir. Pero estoy en contra de la agonía contemporánea”.

Después, con trabajos, el poeta se levantó y junto a Cristina Pacheco avanzó a su habitación para prepararse y disfrutar de su gran homenaje en el Teatro Macedonio Alcalá en el que participaron los escritores Juan Villoro, Sergio Pitol y Margo Glantz, entre otros.

“Un incidente desdichado, lo de Guadalajara”: JEP

No lo criticó abiertamente, pero José Emilio Pacheco consideró como “un incidente desdichado” el episodio de Alfredo Bryce Echenique y la acusación de plagio. Pacheco dijo: “Hay plagios involuntarios, pero lo grave del asunto es que alguien cite la obra pero no al autor. Yo siempre, cuando tomaba textos, decía imitación. El problema del plagio es hacer pasar como propio algo ajeno”.

vgutierrez@eleconomista.com.mx

3 Comentarios
Comentarios
Anónimo de Ninguna Frontera (no verificado)
Agregado:
1 Nov 2012 |
17:02 PM

JEP nadie te podrá alcanzar. Por eso es tan útil que te dejes entrevistar y que hayan periodistas que te admiren y te desmenuzen como a un libro.

Anónimo de Ninguna Frontera (no verificado)
Agregado:
2 Nov 2012 |
18:33 PM

JEP hoy y siempre. Bravo!

Eugenia Pruneda (no verificado)
Agregado:
3 Nov 2012 |
12:27 PM

interesante espero que te agrade

Periódico El Economista es una empresa de