Zoológicos en México: crímenes 
sin castigo

Credito:

Andrés de Luna

El gran naturalista inglés Gerald Durrell (1925-1995) publicó El arca inmóvil (la edición original es de 1976, y la española de Alianza, de 1984), texto en el que aparecen las preocupaciones del fundador y director del zoológico de la isla de Jersey. Libro ejemplar que reflexiona sobre los temas esenciales dentro de la captura, cautiverio, cuidado, incluso en la parte arquitectónica de los inmuebles, los riesgos y las consideraciones en torno de la fauna en peligro de extinción.

La figura de Durrell ha permitido la lectura de una infinidad de volúmenes cuyo eje principal es el amor a los animales, de una u otra forma Murciélagos dorados y palomas rosas, Bichos y demás parientes, Atrápame ese mono, Misión de rescate en Madagascar, Filetes de lenguado o su soberbia Trilogía de Corfú, describen la experiencia autobiográfica de un conservacionista.

Su espíritu crítico lo llevó a observar el mundo animal a través de muchos zoológicos del mundo. La mayoría estaban asediados por políticas extrañas en donde las especies en cautiverio eran una suerte de prisioneros. Esto ha persistido aún en medio de las hipocresías del ecologismo actual.

Hace unos meses, en visita a Buenos Aires, quien esto escribe se percató de las deficiencias brutales del zoológico de la capital porteña, con sus osos polares de piel amarillenta y sumergidos en un descuido total, esto sin contar con otros animales exhibidos en condiciones lamentables, hecho que lo hermanaba con el de Chapultepec. Otras instituciones funcionan con mentalidad de primer mundo y son admirables, entre ellos los de Amsterdam, París, Barcelona, San Diego, Budapest, Basilea o Berlín, para mencionar sólo unos cuantos de lo apreciados por este viajero aficionado. También debe decirse que en el interior de la República la situación de los zoológicos es lamentable, uno de ellos es el de Culiacán, territorio abandonado y sin que llame la atención en medio de los acosos de la narcocultura.

En el Distrito Federal, “ciudad de vanguardia”, según los lemas propagandísticos de Marcelo Ebrard, los zoológicos permanecieron en el franco deterioro. Ya se sabe que el ecologismo es el cuento de nunca acabar y sirve para justificar presupuestos, lo demás es olvido. Ahora, con la nueva administración del apreciable doctor Mancera, las cosas deben cambiar de forma radical.

Acaba de ocurrir algo que debe ser tema de reflexión: según las aportaciones del biólogo Juan Carlos Rodríguez, quien encabeza la ONG Pro Fauna Silvestre Animalis, se asesinó, ésa es la palabra exacta para definir el hecho, a la loba Yuma, hembra en perfectas condiciones de salud a la que se sometió a una cirugía para analizar su aparato reproductivo.

El “trabajo veterinario” se realizó sin las mínimas condiciones que exigiría un ejemplar que aparece entre los que están en peligro de extinción; se calcula que quedan alrededor de 350 lobos mexicanos grises y todos, en cautiverio. Los carniceros que operaron al animal lo hicieron en la mesa de la farmacia del Zoológico de los Coyotes.

El sitio carece de un quirófano profesional y ni siquiera tiene el equipo de anestesia inhalada, tampoco posee los medicamentos de emergencia.

Las fotografías del lugar que publica Rodríguez dan cuenta de un espacio ilógico para llevar a cabo este tipo de intervenciones quirúrgicas a los animales.

Yuma despertó cinco horas después y murió desangrada por la negligencia de los cavernarios que la operaron, personajes que, tal vez, sólo los nazis hubieran aceptado en sus campos de concentración. De seguro que esos veterinarios burócratas ni siquiera han reflexionado en las consecuencias de su acto negligente.

¿Estarán al tanto del hecho la secretaria del Medio Ambiente del DF, Tania Muller García, o el mismísimo Jefe de Gobierno de semejante atropello? ¿Para qué se establece una Ley de Protección a los Animales en el DF? Si se ejerciera dicha legislación, los criminales debieran estar en la cárcel.

Para ellos fue una ejemplar más, otro de los muchos que se mueren o se matan en los zoológicos de la capital de la República.

Eso pasó el 14 de febrero y los responsables del atropello mantienen su chamba sin problema alguno. Están listos para asesinar lobos o lo que se les presente, ellos dirán: ¡Al fin y al cabo son animales¡ Lástima que una “ciudad de vanguardia” conserve el ánimo cavernícola y nadie ajuste cuentas a burócratas de la veterinaria que cobran por realizar un daño a la fauna.

Por fortuna, existen agrupaciones como la del biólogo Juan Carlos Rodríguez o veterinarios comprometidos, como Elena Castro y Sara Alvarado, que observan alarmados la impunidad con la que se cometen semejantes delitos en el DF. ¿Qué diría Durrell de semejante caos?

buaj¡¡¡ que mal reportaje...

buaj¡¡¡ que mal reportaje...

¿Mal reportaje?

Como que es una columna de opinión, no puede tildarse de mal reportaje ;)

pues como sea¡ que pesima columna de opinion¡

Deberian dar la cara e involucrarse de forma más practica y dejar de chillar, quejarse o criticar.... eso es muy facil, y CUALQUIERA lo hace... si son tan buenos, pues manos a la obra¡

aclaración sobre nota Zoológicos en México:muerte sin castigo

Con relación a la información que difunde en su texto, nos permitimos aclararle:

La Dirección General de Zoológicos y Vida Silvestre niega categóricamente los supuestos hechos presentados en su nota periodística.

· El procedimiento quirúrgico, no fue una decisión institucional, obedece a un compromiso binacional conforme al Programa de Recuperación del Lobo Mexicano entre Estados Unidos y México.

· Los médicos veterinarios que practicaron este manejo, Arturo Rivera y José Pulido, cuentan con más de 20 años de experiencia en el manejo de esta y otras especies silvestres, y son considerados a nivel nacional, expertos en el manejo clínico y reproductivo del lobo mexicano.

· El Zoológico Los Coyotes, cuenta con un quirófano que cumple con los requerimientos necesarios para llevar a cabo este tipo de procedimiento. Cabe hacer mención, que la cirugía se llevó a cabo en el área quirúrgica que tiene destinada este Zoológico.

· El procedimiento quirúrgico se realizó a través de los protocolos quirúrgicos que se efectúan en las especies de cánidos, considerando las técnicas y manejo médico durante y el proceso quirúrgico y postoperatorio. Cabe, destacar que no se presentó ninguna eventualidad o urgencia durante el proceso quirúrgico que pusiera en riesgo la vida del ejemplar el cual, se recuperó de la anestesia al terminar el procedimiento quirúrgico.

· La anestesia no tiene que ser inhalada, se llevó a cabo a través de anestésicos fijos, comúnmente utilizados en la contención química de especies silvestres e incluso con drogas que son utilizadas en los procedimientos de control reproductivo que utiliza la Secretaría de Salud en sus campañas de esterilización masiva en perros y gatos.

· Personal de la Dirección General de Zoológicos y Vida Silvestre, ha realizado exitosamente el procedimiento quirúrgico, obtención y criopreservación de ovocitos en esta especie en 6 hembras previas a este último procedimiento.

· La hembra “Yuma”, era un ejemplar adulto maduro, que por las características del Programa de Conservación de Lobo Mexicano no debía reproducirse nuevamente, por lo que la cirugía y la conservación de sus gametos a largo plazo, era necesaria conforme a las indicaciones de los expertos del Equipo de Recuperación Binacional de esta especie.

· A la necropsia, se pudo observar que el ejemplar presentaba lesiones cardiacas de endocarditis y endocardiosis, lo que sugiere la presencia de procesos patológicos previos a la cirugía.

· La Dirección General de Zoológicos y Vida Silvestre, ha contribuido de manera sustancial, en el Programa Binacional de Recuperación de la especie desde el año 1988 con el nacimiento de 136 crías en 34 partos hasta la fecha. Además, realiza procedimientos de reproducción asistida en la especie desde hace más de 15 años y cuenta con el único banco de recursos genéticos en toda la República Mexicana, donde conserva a largo plazo, ovocitos y espermatozoides de la especie de más de 26 ejemplares de lobo mexicano, procedimientos que de manera similar se efectúan en diversas instituciones zoológicas en los Estados Unidos de Norteamérica.

Respuesta a Jorge Fuentes Director de comunicación SMA

El Programa Binacional de Recuperación de el Lobo Gris Mexicano tiene por objetivo reproducir al lobo mexicano en cautiverio y reintroducir ejemplares al medio silvestre. Los datos presentados por Jorge Fuentes (coordinador de comunicación social de la SMA) corresponden a cifras calculadas considerando un promedio de 4 lobeznos producidos en las 34 camadas que el menciona. Estos datos no son reales, pues los zoológicos de la ciudad de mexico, no han tenido esa cantidad de lobos mexicanos en sus instalaciones. En cautiverio (en todos los zoológicos y criaderos que reproducen esta especie, en Estados Unidos y México) se cuenta con un total aproximado de 360 ejemplares. Las cifras presentadas no son creíbles. Ni siquiera el Wolf Haven en los Estados Unidos presenta esas cifras. ¡Imposible! ¿Cuantos lobos mexicanos se han producido desde que Jose Bernal esta al frente de los zoológicos?

¿Quien nos dice que los resultados de las necropsia de YUMA no ha sido alterada?

¿Por que los veterinarios, trabajadores y especialistas que trabajan en los zoológicos capitalinos denuncian las negligencias medicas?

La respuesta es clara, los zoológicos viven uns situación interna de descomposición.

Comentario

Sobre la aclaración de la Dirección de Zoológicos y Vida Silvestre : "A la necropsia, se pudo observar que el ejemplar presentaba lesiones cardiacas de endocarditis y endocardiosis, lo que sugiere la presencia de procesos patológicos previos a la cirugía."

Comentario: ¿Por qué tuvieron que descubrir hasta la necropsia que la hembra "Yuma" presentaba lesiones cardiacas y no lo supieron antes de operarla? ¿Tan poco control y conocimiento tienen sobre los animales que no saben que un ejemplar podría morir en la mesa de operaciones por este tipo de padecimientos "previos"?

Gracias

Loba muere por negligencia en zoologico de los coyotes

1. Curiosamente en la decisión para castrar a la loba del programa binacional del lobo mexicano están involucradas las personas de Dirección General de Zoológicos y como bien dice Jorge Fuentes, es un compromiso que se debe asumir con responsabilidad y completa conciencia del valor que tiene el lobo mexicano y por lo tanto los procedimientos deben hacerse con todos los requerimientos para hacer una cirugía de primer nivel, profesional y a la altura de los mejores veterinarios.

2. Dentro de los Médicos se les olvido mencionar a Alejandro Fernández quien tiene aproximadamente 13 años en este zoológico si hace 1 cirugía al año es mucho y las hace muy mal. tienen a un cuervo que al pretender colocar nuevamente el hueso dislocado de la pata en su lugar lo fracturo, o a un coatí que le hizo cirugía en dos ocasiones de la rodilla y la incisión la realizó por línea media cuando hasta alguien que no es médico sabe que debe ser lateral, dejándolo en recuperación por ocho meses y permanentemente cojo. no son mentiras pueden verlos en ese zoo antes de que los escondan. 13 cirugías mal realizadas de experiencia no es lo mismo que decir 13 años de experiencia.

3. Es posible realizar este tipo de cirugía hasta en una cocina, hay médicos que se valen de lo que tienen para operar a las perras, pero pensaran que hay millones de perros domésticos. La cirugía para un lobo (animal en peligro de extinción) se debe hacer con todo lo necesario para que la cirugía tenga éxito y no quede posibilidad de muerte por negligencia. La anestesia inhalada es un requerimiento para facilitar el manejo del tejido frágil en una loba que está justo entrando a su periodo de celo y su pronta recuperación.

4. Cabe aclarar que una cosa es que digan que no se presentó ninguna urgencia en el procedimiento quirúrgico y otra es que se haya presentado y tres médicos no se hayan dado cuenta de la hemorragia y hayan suturado a la loba permitiendo así que se desangrara.

5. Si prefieres correr riesgos, la anestesia no necesariamente tiene que ser inhalada, pero ¿para un ejemplar de una especie que está en peligro de extinción?.

6. Para hacer una cirugía previamente se debe checar el estado de salud del ejemplar, si fuera verdad que La loba tenía problemas de endocarditis y endocardiosis de igual forma delata la ineptitud de los médicos para detectar alguna enfermedad previamente a la planeación de la cirugía que pudiera causar problemas durante la misma. y ella definitivamente murió desangrada nada que ver con una supuesta endocarditis ni endocardiosis.

7. En poco más de tres años dirigidos por Stopen la "Direccion General" ha contribuido con 5 cachorros de Lobo Mexicano, de los cuales irónicamente 4 fueron crías precisamente de la loba a la que asesinaron. YUMA.

SECRETARIA DEL MEDIO AMBIENTE DEL DF
SI NO QUIEREN QUE SALGAN NOTAS DE CRIMENES SIN CASTIGO DEJEN DE PROTEGER A INEPTOS POR CUESTIONES POLITICAS Y ECONÓMICAS.