El cigarrillo electrónico, un problema de forma
Por ley, la Cofepris no puede autorizar su venta, pese a
que son menos perjudiciales que los cigarrillos de tabaco.
Elizabeth Ruiz Jaimes / El Economista
Jul 18, 2013 |
22:41

Para tomar la decisión de usar el cigarrillo electrónico y “vapear” hay que tomar en cuenta la prohibición de ley en el país, los intereses económicos y estudios científicos.

En México, cada nueve minutos se produce una muerte por el consumo de tabaco, son 65,000 al año. Además, el país registra un déficit público de 40,000 millones de pesos para atender los cuatro padecimientos más frecuentes que provoca el consumo del tabaco: enfermedad pulmonar obstructiva crónica, infarto al miocardio, diversos tipos de cáncer y accidentes cerebro-vasculares, según el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la ciudad de México.

Ante este contexto, los adictos a la nicotina tienen como alternativas para satisfacer su necesidad: fumarla, absorberla de un parche, tomársela en pastillas, mascar un chicle que la contenga o “vapear” con el popularmente conocido cigarro electrónico. Pero la venta de este último está prohibida en México por la Ley General para el Control del Tabaco (publicada en 2008), para algunos, como Valeria, vendedora de este aparato esto obedece a que “los impuestos por el cigarro son muchos y con el vapeador no podrían obtenerlos”.

En estas páginas, Carlos Humberto Suárez, director de asuntos corporativos de British American Tobacco (BAT) -productora de Camel, Montana, Raleigh-, afirmó que 70% del valor de la cajetilla representa un impuesto en México.

EL PROBLEMA ES LA SEMEJANZA

La Ley General para el Control del Tabaco dice en su artículo 16, fracción VI, que se prohíbe: “Comerciar, vender, distribuir, exhibir, promocionar o producir cualquier objeto que no sea un producto del tabaco, que contenga alguno de los elementos de la marca o cualquier tipo de diseño o señal auditiva que lo identifique con productos del tabaco”.

“Se prohibe que un producto que no siendo derivado del tabaco, se parezca al tabaco o asemeje ser un producto del tabaco, se comercialice, distribuya y etcétera. Sí quiero ser muy enfático en esto, es una prohibición que la Cámara de Diputados y la de Senadores discutieron en su oportunidad y al hacer esto un mandato legal, obliga a cualquier ciudadano a respetarlo y a nosotros como autoridad a hacer cumplir esta ley”, dice Álvaro Pérez Vega, comisionado de Operación Sanitaria en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

¿Y si el producto no tuviera la palabra cigarrillo? “Un cigarrillo electrónico es un pitillo, es una forma de cigarro, independientemente del contenido o si hace bien o hace mal… parece un cigarrillo y en ese momento ya está prohibido”, sostiene Pérez Vega.

NO ES DAÑINO

En entrevista, Konstantinos E. Farsalinos, investigador en el Centro de Cirugía Cardiaca Onassis de Grecia, refutó esa argumentación pues “los cigarrillos electrónicos son mucho menos perjudiciales en comparación con los cigarrillos normales. Esta no es mi opinión personal, es la conclusión de toda la investigación realizada hasta ahora”.

De acuerdo con el científico, quien publicó sus datos en Informa Healthcare en mayo de este año, los cigarrillos electrónicos son un producto de consumo. Por lo tanto, solo debe haber algún tipo de regulación y control de su calidad.

Además señaló: “Cualquiera que sea la regulación que se imponga, debe velar para que los cigarrillos electrónicos estén disponibles para los fumadores. La restricción de las ventas sin duda es un gran error, con graves consecuencias para la salud de los fumadores que han conseguido reducir o dejar de fumar mediante el uso de ellos”. Es más, para Farsalinos es un “delito ético el no darles la oportunidad de mejorar su salud, ofreciéndoles un producto menos nocivo como el cigarrillo electrónico”.

Estos dispositivos abordan los dos aspectos de la adicción de un fumador: “La ventaja más importante del dispositivo es que se asemeja a fumar. Sí, esto es una ventaja porque sabemos que fumar no sólo es una adicción a la nicotina, es todo el comportamiento, sostener algo en sus manos, el movimiento de llevar la mano a la boca, ver el humo que sale”.

El investigador determinó que mientras un cigarrillo de tabaco condujo a una alteración en la tensión arterial y la frecuencia cardiaca, los cigarrillos electrónicos no tuvieron efectos adversos agudos.

La prohibición de las ventas, asegura Farsalinos, sólo se traducirá en el desarrollo del mercado negro, con productos de baja calidad y alto precio. Por otra parte, aquellas personas que reducen o dejan de fumar podrían volver a los cigarrillos de tabaco.

  • La Ley General para el Control del Tabaco en su artículo 16, fracción VI prohíbe “comerciar, vender, distribuir, exhibir, promocionar o producir cualquier objeto que no sea un producto del tabaco, que contenga alguno de los elementos de la marca o cualquier tipo de diseño o señal auditiva que lo identifique con productos del tabaco”

Armando y Lucía, vapeadores

Armando es fotógrafo, hace seis meses usa el vaporizador, se lo compró su esposa, él dice que mejoró su relación con ella, con su hijo de cuatro años y hasta su vida laboral.

“Tengo claro que no quiero dejar de fumar, pero tampoco quiero perder a la gente que quiero, ni tener problemas en el trabajo… por eso ocupo el cigarro electrónico y no sufro la ansiedad por salir corriendo a fumar…hasta me siento mejor y no huelo a humo”.

Lucía tiene 44 años, 20 de ellos ha fumado cigarrillos normales y desde hace seis meses es vapeadora: “Yo ocupo el vaporizador porque deseo dejar de fumar, yo fumaba de cuatro a seis cigarros diarios…probé chicles y me daban asco, luego parches y nada, pero con el cigarro electrónico me quito la idea y la ansiedad del cigarro”.

En términos de salud no sintió ningún cambio, sólo mejoró su olfato, pero su economía sí que lo sintió, pues ahorra 330 pesos mensuales. Un bote de recarga de nicotina, que le dura un mes, cuesta 70 pesos; contra 400 pesos que gastaba en cajetillas en el mismo lapso.

“Yo creo que con esa prohibición Cofepris se está dejando llevar por las tabacaleras… además, me hace más daño respirar -en el Distrito Federal-…por eso creo que esto es decisión de uno”, manifestó Lucía, pues para ella “el fin justifica los medios”.

Dinero 
que se hace 
(o no) humo

  • En los decomisos realizados hasta la fecha, según cifras de la Cofepris, se han retirado 2,481 piezas de cigarrillos electrónicos y accesorios y 780 piezas de material publicitario, se ha suspendido a 10 establecimientos y las multas suman más de 1 millón de pesos. Esto, en entidades como Puebla, Tabasco, Jalisco, Guanajuato, Sinaloa y Distrito Federal.
  • De acuerdo con la Fundación Interamericana del Corazón en México, con datos de la SHCP, durante el 2012, el gobierno mexicano recaudó 33,426 millones de pesos por concepto de cigarrillos, 15% más en términos reales que lo recaudado por el mismo concepto en el 2010.
  • El pasado 11 de junio, la tabaquera estadounidense Altria, que fabrica marcas como Marlboro, anunció el lanzamiento de su primer cigarrillo electrónico para agosto, llamado MarkTen, con el que busca entrar de lleno en este creciente mercado.
  • Reynolds American, la segunda mayor tabaquera de EU, lanzará una versión renovada de su cigarrillo electrónico Vuse, con miras a expandirlo en ese país, donde sí está permitida su distribución, venta y uso.
  • Entre los adultos (18-65 años) en México 21.7% (17.3 millones de personas) son fumadores, 8.9% califican como fumadores diarios y 12.8% como ocasionales. Se consumen, en promedio por persona, 6.5 cigarrillos al día.
  • Un trabajador estadounidense adicto al cigarrillo le cuesta a su empleador un promedio anual de 6,000 dólares más que uno que no fuma, según una investigación publicada en la revista Tobacco Control. La empresa pierde esta cantidad de dinero por las pausas para fumar, el ausentismo y los gastos extras de salud de los adictos.

elizabeth.ruiz@eleconomista.mx

4 Comentarios
Comentarios
Albertooubina (no verificado)
Agregado:
17 Ago 2013 |
18:53 PM

visita http://www.dejardefumarparasiempreweb.com/ ahi podras encontrar completa informacion que te va a ayudar a dejar de fumar para siempre

Forever Diving (no verificado)
Agregado:
16 Feb 2014 |
00:56 AM

Está sobradamente demostrado que el vaporisador o "cigarrillo electrónico" causa imperceptibles daños a la salud del usuario y ninguno al vecino o "fumador pasivo". Al mismo tiempo, la experiencia de su uso es lo suficientemente parecida al artículo real que permite que el adicto gradualmente se desintoxique y reduzca su consumo de nicotina a cero, aunque dicho sea de paso, la nicotina per-se no es considerada dañina al organismo en dosis moderadas como las que proporcionan los vaporizadores y sí más bien benéfica en muchos casos.

En todos los paises civilizados no solo se permiten sino que se promueven.

Considero una indiscutible estupidez la decisión de las cámaras de diputados y senadores y la displicencia ignorante de la COFEPRIS, pero ¿que más se puede esperar de ellos? Todos son unos idiotas y corruptos independientemente de su "fiiación política" (que la única que tienen realmente es al dinero).

Desgraciadamente regresamos a las épocas de cierre arbitrario de fronteras que lo único que hace es fomentar el contrabando.

Cigarrillos electronicos (no verificado)
Agregado:
21 Mar 2014 |
16:32 PM

Un gran articulo y efectivamente un tema con muchas preguntas. Se enfrentan dos tipos de problemas en general. Las grandes tabacaleras y productores de tabaco convencional y las nuevas tecnologías demandadas por el consumidor. El peligro de las primeras ya esta conocido o sea se conocen las consecuencias de fumar , la consecuencias del vapeo de los cigarrillos electrónicos aun esta por conocerlo.

Un saludo

Silversun (no verificado)
Agregado:
2 Jul 2014 |
05:03 AM

Hola amigos me parece una verdadera tontería esta postura de la cofepris y de nuestros gobernantes que no sirven para nada.... Yo VAPEO desde hace más de 3 años,,,hace 2 meses empeze a usar E liquis sin nicotina solo GV y saborizantes., ya hago Mis propias mezclas :). ,,me da pena el nivel de conocimiento tan bajo de nuestros pseudo gobernantes, eso pasa por seguir pegados de la TV observando programas engaña-pendejos,,,,,
No usen sólo el internet para bajar musica ,peliculas ,Facebook o porno..,,
Dejen de ver a Laura ,Rocío o el chavo y las putas novelas,,,
Salu2 a la banda vapeadora, que a veces tenemos que hacer maravillas para conseguir nuestros productos....

Periódico El Economista una empresa de