Cultura, el camino a la democracia
El antropólogo y sociólogo Roger Bartra explicó que “no sólo de reformas viven los mexicanos”, que hay otra dimensión importante y no legislable.
Elizabeth Ruiz Jaimes / El Economista
Dic 11, 2013 |
21:48
Foto: Cuartoscuro

No sólo de reformas viven los mexicanos. Además de las modificaciones a la Constitución y a la reglamentación de instituciones, hay otra dimensión que muy difícilmente se puede legislar: la cultura, que con todos sus esplendores y sus miserias, permea todos los poros de la sociedad y tiñe los ámbitos de ricos y pobres, poderosos y débiles, ganadores y perdedores, dijo en su discurso Roger Bartra Muriá, quien habló a nombre de los galardonados con el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2013.

“Debe prestarse especial atención a este aspecto medular, el cultivo de una cultura democrática, moderna, es algo que no se logra sólo con cambios legislativos. Los hábitos culturales se decantan a un paso mucho más lento que los ritmos de la política y siguen caminos imprevistos”, precisó.

En el Palacio Nacional, el antropólogo y sociólogo afirmó que la libertad y la independencia del trabajo intelectual son bienes a los que no se puede renunciar, “son valores que deben guiar también a los políticos y especialmente a los que no forman parte de las estructuras gubernamentales y que luchan desde la oposición para cambiar el curso de las circunstancias que los rodean”.

En respuesta, el presidente Enrique Peña Nieto, quien momentos antes había hecho referencia a las reformas que ha emprendido como la energética, aseguró que el compromiso de su gobierno con el avance de la ciencia y la cultura se expresa “en las inversiones crecientes que hemos venido alentando y promoviendo. Para el 2014 el monto destinado al rubro de cultura será de más de 18,300 millones de pesos, es decir, 600 millones adicionales a los de este año”.

“Igualmente, se ratificó el compromiso del Estado de aumentar la inversión destinada a ciencia y tecnología encaminada a alcanzar 1% del PIB hacia el 2018. Por eso, en el 2014 se destinarán más de 81,860 millones de pesos para el eje transversal en CTI (Ciencia, Tecnología e Innovación); esto representa un incremento de 11,400 millones de pesos con respecto a lo ejercido en el 2013”, destacó.

Por otro lado, Bartra reconoció que los honores que recibió Nelson Mandela son una muestra de cuánto ha cambiado el mundo y México, desde aquel lejano 1962 en que el líder negro fue encarcelado. Pero no vivimos en un mundo idílico, la injusticia, la explotación y la desigualdad siguen siendo un gran problema en nuestro país, “aún es significativo el peso del autoritarismo y la corrupción, la violencia homicida sigue tiñendo de sangre nuestro territorio (...) Esto es un recordatorio del largo camino que nos falta por recorrer”.

Refiriéndose a los 11 galardonados, expresó: “No quiero decir que sólo con poesía, ensayos lexicográficos e históricos, obras de arte, composiciones musicales, con estudios sobre el cerebro, propiedades de los fluidos complejos, provocaremos un salto en el desarrollo económico, pero desde estas expresiones intelectuales podemos medir la sensibilidad de las élites políticas ante la cultura, anticipar la importancia que se le da a las artes y la investigación, podemos observar si hay fluidez o anquilosamiento en los vínculos entre la política y la cultura”.

Por último, agregó que hay que invertir mucho más en ciencia y educación, no para politizar a la cultura o para encarcelarla en un circuito estrecho de intereses oficiales; por el contrario, “espero que las esferas de la política se empapen de literatura, arte y ciencia y que habrán su puerta a la imaginación audaz y a la búsqueda arriesgada de nuevas alternativas (...) Estoy convencido de que debemos esforzarnos por mantener abiertos los canales que comunican el mundo de la investigación y la creación con el del poder y la gestión gubernamental”.

En este sentido, Peña Nieto sostuvo que “una sociedad con ciencia y cultura siempre tendrá mayor capacidad para entender su origen y realidad, siempre estará mejor preparada para identificar sus oportunidades de desarrollo y poder aprovecharlas al máximo”.

Los galardonados

El Premio Nacional de Ciencias y Artes 2013 consistió en una medalla, una roseta y dos cheques y fue otorgado a 11 mexicanos en las áreas de ciencias físico matemáticas y naturales, Federico Bermúdez Rattoni y Magdaleno Medina Noyola, respectivamente.

En el campo de tecnología, innovación y diseño, Martín Ramón Aluja Schuneman Hofer; en el campo de artes tradicionales populares, Narciso Lico Carrillo; en Lingüística y literatura, Hugo Jesús Gutiérrez y Vega y Luis Fernando Lara Ramos; en Bellas artes, Javier Álvarez Fuentes, Susana Angélica Gurría Davó y Paul Leduc Rosenzweig; en Historia, ciencias sociales y filosofía, Roger Bartra Muriá y Carlos Roberto Martínez Assad.

elizabeth.ruiz@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de